¿Qué es el síndrome del comedor nocturno?

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 28 abril, 2019
Las personas con síndrome del comedor nocturno no comen nada o casi nada a los largo del día, ya que la hora de apetito a estas horas es muy baja.

¿Alguna vez te has dado un atracón de comida? Las personas que padecen el síndrome del comedor nocturno se levantan a mitad de la noche con un deseo irrefrenable de ingerir alimentos.

Sin embargo, estos atracones solo se los pegan por la noche, ya que durante el día tienen la sensación de inapetencia o intentan dar una imagen manteniendo una dieta saludable.

El perfil de comedor nocturno no es nada extraño. Presenta una prevalencia bastante elevada: 1 de cada 100 personas padecen el síndrome del comedor nocturno.

¿Qué son los atracones?

Un atracón es un problema serio que se caracteriza por dos hechos:

  • Se come una cantidad de alimentos que es claramente superior a los que la mayoría de personas comería en circunstancias parecidas.
  • Hay una sensación de falta de control. No se puede dejar de comer o controlar la cantidad o lo que se come.

¿Cómo son los comedores nocturnos?

Mujer comiendo en el suelo de la cocina
Los comedores nocturnos suelen responder a problemas de ansiedad, estrés o trastornos alimenticios.

Hoy en día los trastornos alimenticios más conocidos son la anorexia y la bulimina. Sin embargo, hay más personas afectadas por este síndrome que por los dos mencionados.

Las personas afectadas suelen tener ciertos problemas para controlar sus emociones y es frecuente que también sufran otros problemas como:

  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Baja autoestima.

Además, según la psicóloga Montse Bascuas, las personas que suelen padecer el síndrome del comedor nocturno son personas con obesidad. Estos pacientes concentran en la cena el mayor porcentaje del aporte energético.

De hecho, el 20 % de las personas obesas admite que tiene una gran sensación de ganas de comer por la noche y más de un 75 % se levanta a comer. No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque sea más frecuente en personas obsesas, no significa que no se de en personas con un peso normal.

Quizás también te interese leer: 4 recomendaciones para fortalecer el control del apetito

¿Cuáles son los síntomas asociados al síndrome del comedor nocturno?

Los síntomas y las pautas son claras y se suelen repetir entre las distintas personas con el trastorno. En primer lugar y tal como hemos comentado, las personas con síndrome del comedor nocturno no comen nada o casi nada a lo largo del día, ya que la hora de apetito a estas horas es muy baja.

Suelen presentar un estado de ánimo más alto por la mañana, pero a lo largo del día éste va disminuyendo. Además, es muy común que estos pacientes tengan problemas de sueño.

Por otra parte, los alimentos más consumidos suelen ser ricos en hidratos de carbono. Entre ellos se encuentran:

  • Dulces
  • Bollería
  • Pan
  • Arroz y pasta
  • Otros

Finalmente, mencionar que estas personas suelen ser conscientes de su problema y por ello, tienen un estado de ánimo bajo y sentimientos de culpa. El problema se agrava en las situaciones de estrés.

Consejos para evitar el síndrome del comedor nocturno

Mujer en terapia
La terapia permitirá conocer y tratar la causa de los atracones nocturnos.

Aunque todavía se siguen investigando las causas del síndrome del comedor nocturno y su tratamiento, lo que sí se sabe es que inicialmente no conviene abordar el problema de sobrepeso, en el caso en el que sean pacientes bajo esta condición.

Esto se debe a que a diferencia de otros trastornos alimentarios, este desorden no está relacionado con la preocupación por el peso o la propia imagen corporal. Los pacientes no se sienten necesariamente insatisfechos con su cuerpo.

Es por esta razón por lo que lo prioritario es entender de dónde viene esa ansiedad que siente el paciente y por qué intenta aplacarla con la comida. Por lo tanto, la solución suele necesitar una intervención multidisciplinar en donde intervengan expertos en psicología, psiquiatría y nutrición.

Por esta razón, los consejos que a continuación se ofrecen se imparten desde dos puntos de vista diferentes:

Desde el punto de vista nutricional

Lo mejor que se puede hacer es seguir la regla de las 4D’s:

  • Dieta: es importante que el paciente siga una dieta adecuada y adaptada a su condición personal.
  • Deporte: practicar ejercicio físico al menos 30 minutos diarios.
  • Descanso: un buen descanso es primordial para la salud, tanto en cantidad como en calidad.
  • Diversión: reducir el estrés dedicando el tiempo a aquellas cosas, aficiones o personas es fundamental para mejorar la salud.

Desde el punto de vista psicológico

El enfoque psicológico sería cognitivo conductual para poder ayudar a la persona a entender su comportamiento, a la par que vamos ayudando a ordenar ciertos pensamientos y manejo del estrés y ansiedad relacionados con la patología del paciente.

Lee también: Trastornos alimenticios más frecuentes

Conclusión

El síndrome del comedor nocturno es un trastorno mucho más habitual que los popularmente conocidos, como la anorexia o la bulimia.

Además, es importante establecer un abordaje multidisciplinar para poder solucionarlo, centrándose primero en el tratamiento de la ansiedad que desencadena los atracones de comida.

No dudes en ponerte en contacto con un especialista en el caso de padecer algún trastorno alimenticio o tengas un elevado grado de ansiedad.

  • Errandonea, I. (2012). Obesidad y Trastornos de Alimentación. Revista Médica Clínica Las Condes. https://doi.org/10.1016/S0716-8640(12)70294-8
  • Ellenberg, C., Verdi, B., Ayala, L., Ferri, C., Marcano, Y., & Vivas de Vega, J. (2006). Síndrome de comedor nocturno: un nuevo trastorno de la conducta alimentaria TT - The night eating syndrome: a new eating disorden. An. Venez. Nutr.
  • Silva, F. (2010). Trastornos del Ritmo Circadiano del Sueño: fisiopatología, clasificación y tratamientos. Universidad Católica de Chile.