¿Qué es el vitiligo y cómo se trata?

15 diciembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Si bien en la actualidad no existe una cura definitiva para el vitíligo sí se pueden tratar sus síntomas para mejorar su apariencia, así como la calidad de vida de los afectados

El vitiligo es una enfermedad de la piel cuya etiología no está clara del todo aún, y, por ende, no tiene cura. Sin embargo, tiene tratamiento. Para poder recibirlo, es fundamental acudir a un médico dermatólogo.

Esta enfermedad causa una despigmentación de la piel, con lo cual, se aprecian manchas de color más claro (y de diferentes tamaños y formas) en distintas áreas del cuerpo.

Se considera que esta enfermedad puede estar causada tanto por factores genéticos como autoinmunitarios.

Tratar el vitiligo es complejo. Es una alteración en la pigmentación de la piel producida por la destrucción de las células que controlan la producción de melanina.

Por otra pare, las manchas blanquecinas características del vitiligo pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso en las retinas o en el interior de la boca. Sin embargo, son más frecuentes en las zonas que están más expuestas al sol.

El vitiligo suele manifestarse antes de los 40 años de edad. Se trata de una enfermedad benigna, pero es crónica y puede llegar a causar serios problemas psicológicos y sociales a quien la padece, puesto que supone un problema estético.

¿Cuáles pueden ser las causas del vitiligo?

Manos con vitíligo

Hasta el momento se desconocen las causas exactas por las que aparece el vitiligo. Hay ciertas teorías que señalan que se puede tratar de un problema en el sistema inmunitario que provoca que algunos anticuerpos ataquen las células pigmentarias.

Sin embargo, la gran mayoría de los expertos coinciden en afirmar que esta enfermedad tiene un origen hereditario. Pueden existir ciertos genes que hacen que algunas personas sean susceptibles de desarrollar condición.

Por otra parte, no es un trastorno poco frecuente. Se calcula que un 2 % de la población mundial padece esta enfermedad. No tiene cura, pero sí se pueden tratar los síntomas para tratar de mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Descubre: Principales enfermedades de la piel

Diagnóstico

Es fundamental acudir al especialista. Será él quien realice las pruebas pertinentes para determinar si se padece o no la enfermedad, en qué grado se encuentra y cuál es el mejor procedimiento para tratar el vitiligo en cada paciente.

Un diagnóstico debe pasar por la realización de diferentes pruebas. Es importante realizar una biopsia. También un análisis de sangre para detectar la posible existencia de una enfermedad de carácter autoinmune no diagnosticada previamente.

Tratamiento del vitiligo

De acuerdo con el Manual MSD, los tratamientos más comunes para esta enfermedad incluyen:

  • Medicamentos corticosteroides tópicos (combinados con calcipotriol).
  • Inhinhibidores de la calcineurina (tacrolimús y pimecrolimús).
  • Luz ultravioleta (UV) B de banda estrecha o psoraleno más luz UVA.

Y aclara que «la enfermedad generalizada puede responder a los tratamientos con UVB de banda estrecha. Para la pérdida de pigmento generalizada grave, se puede hacer despigmentación permanente de los parches residuales de piel normal (blanqueamiento) con éter monobencilo de hidroquinona».

Otra opción es el uso de fototerapia para estimular los melanocitos o incluso micropigmentación en las zonas afectadas. Pero también es posible aplicar un tratamiento de despigmentación para intentar igualar los tonos de la piel. En casos muy puntuales se puede optar por la cirugía.

Crema para tratar el vitiligo

Descubre: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Otras consideraciones sobre el vitiligo

El paciente con vitiligo debe procurar seguir todas las indicaciones de su médico y hacer énfasis en el uso de protección solar a diario, para evitar que el problema se agrave más.

Además de aplicarse protector solar, es recomendable que el paciente evite exponerse a la luz solar en horas de alta radiación y que procure utilizar prendas de ropa que cubran las áreas más extensas de su cuerpo.

Asimismo, hay que recordar que las personas que tienen vitiligo deben seguir una dieta balanceada y saludable.