¿Qué es la fototerapia y para qué sirve?

28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
La fototerapia es una variante terapéutica para diferentes patologías de la piel. Permite tratar lesiones benignas y malignas al exponerlas a una lámpara que emite rayos UV. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus riesgos?
 

La fototerapia, también conocida como «terapia de luz», utiliza luz ultravioleta (UV) para disminuir el desarrollo de células de la piel y, de este modo, tratar la inflamación subyacente. Puede emplearse de manera conjunta con otros tratamientos tópicos.

En cualquier caso, es un procedimiento que se aplica de manera individualizada, ya que tiene en cuenta las expectativas, necesidades y características de cada persona. ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son sus posibles riesgos? A continuación lo detallamos.

¿Qué es la fototerapia y cómo se clasifica?

En dermatología, la fototerapia es una intervención que contribuye a mejorar la sintomatología de varias afecciones cutáneas. Emplea una lámpara que emite luz ultravioleta cuyo principal beneficio es un efecto antiinflamatorio. En particular, se clasifica en dos tipos.

1. Ultravioleta B (UVB)

En este tipo de fototerapia existen 2 variantes que difieren de la longitud de onda de luz UV que utilizan, denominadas UVB de banda ancha y UVB de banda estrecha (NB – UVB). Una revisión publicada por Dermatologic Clinics concluye que es una de las terapias más rentables para la psoriasis generalizada.

2. Psoraleno UVA (PUVA)

Por su parte, la fototerapia PUVA emplea luz UVA y una medicación por vía oral que sensibiliza la piel (psoraleno). Los fotosensibilizantes colaboran a que el efecto sea más potente, debido a que las radiaciones UVA llegan más profundo, pero más débiles también.

En aquellas patologías con manifestaciones extensas, se administran 2 horas antes de la exposición; entre tanto, en las formas focales, se utiliza en presentación de crema 15 minutos antes.

 
¿Qué es la fototerapia y cómo se clasifica?
La fototerapia emplea luz ultravioleta para tratar varios trastornos cutáneos. Debe hacerse de la mano de un dermatólogo.

¿En qué casos está indicada la fototerapia?

En caso de que más del 5 % de la superficie cutánea este afectada, se aconseja administrar la fototerapia en todo el cuerpo, no sobre una zona específica. La intervención se realiza ante trastornos cutáneos como los mencionados a continuación: 

  • Psoriasis.
  • Vitiligo.
  • Eccema.
  • Liquen plano.
  • Linfoma cutáneo de linfocitos T.
  • Prurito en la piel.
  • Dermatitis atópica.
  • Trastorno de estado de ánimo o depresión.

A menudo, se indica cuando la terapia tópica no actuó de manera eficiente en aquellas formas extensas. De todos modos, como lo expone una publicación de Journal of the American Academy of Dermatology, los dermatólogos son el único grupo de médicos capacitados y calificados para comprender las indicaciones médicas de la fototerapia.

Quizás te interese: Psoriasis en gota (guttata): causas y tratamientos

Inconvenientes y ventajas de la fototerapia

Una de las principales problemáticas que tiene la fototerapia es la infraestructura necesaria para poder realizarla, que no se encuentra disponible en todas las consultas de dermatología. Esto, a su vez, limita la disponibilidad de la persona para poder concurrir. 

 

Un ciclo de tratamiento conlleva de 2 a 3 sesiones semanales, y en la mayoría de los casos con horarios limitados de mañana. En consecuencia, es difícil congeniar los horarios entre los equipos y quienes desean acceder a ello.

Un artículo de la Academia Española de Dermatología y Venereología concluye que la enorme ventaja de la fototerapia es su perfil riesgo-beneficio y la versatilidad para complementarse con varios tratamientos.

A su vez, brinda selectividad en el procedimiento, ya que actúa solo sobre las células alteradas o tumorales, que capta el producto fotosensibilizante.

¿Existen riesgos con la fototerapia?

Por lo general, la fototerapia es un tratamiento seguro y rápido, pues cada sesión dura alrededor de 20 minutos. En caso de presentarse efectos secundarios, suelen ser leves y de corta duración. Coincidiendo con información de American Academy Dermatology, estas reacciones incluyen lo siguiente:

  • Reacción similar a una quemadura (piel roja o sensible).
  • Prurito o ardor leve. 
  • Manchas oscuras en la piel. 
  • Ampollas (en raros casos). 
  • Quemadura (en raros casos).

A largo plazo, se pueden dar otros efectos adversos como las pecas, el envejecimiento prematuro o un mayor riesgo de cáncer de piel. Sin embargo, cabe aclarar que, con los debidos cuidados y vigilancia del dermatólogo, las probabilidades de padecer estas reacciones son mínimas.

¿Existen riesgos con la fototerapia?
Las reacciones secundarias más comunes tras la fototerapia incluyen enrojecimiento y prurito. Sin embargo, suelen ser leves y de duración corta.
 

Lee también:Tumores benignos en la piel: ¿cómo se manifiestan?

Cuidados posteriores a la sesión

Es posible que, al terminar la sesión de fototerapia, la piel quede eritematosa (enrojecida), con prurito y una leve sensación de ardor. Estos son efectos secundarios habituales posteriores a la terapia lumínica.

La piel puede evidenciarse deshidratada, por lo que se recomienda el uso de cremas humectantes sin fragancias, al menos una vez por día. Las mejoras no se observan al cabo de la primer sesión, se aconseja esperar hasta la octava.

¿Qué hay que recordar de la fototerapia?

La fototerapia es la tecnología más utilizada para el tratamiento dermatológico y estético de las lesiones cutáneas; durante la sesión se deben proteger los ojos y la zona genital (en los hombres).

Es un procedimiento que debe ser controlado por dermatólogos certificados para evitar complicaciones. Por fortuna, es indoloro y bien tolerado por la mayoría de las personas, inclusive niños pequeños.

 
  • Totonchy MB, Chiu MW. UV-based therapy. Dermatol Clin. 2014;32(3):399-x. doi:10.1016/j.det.2014.03.003
  • Rev Asoc Colomb Dermatol, Phototherapy  in combination with other therapies in psoriasis, 2016
  • Abel EA. Phototherapy. Dermatol Clin. 1995;13(4):841-849.
  • Lim HW, Silpa-archa N, Amadi U, Menter A, Van Voorhees AS, Lebwohl M. Phototherapy in dermatology: A call for action. J Am Acad Dermatol. 2015;72(6):1078-1080. doi:10.1016/j.jaad.2015.03.017
  • https://www.aad.org/public/diseases/psoriasis/treatment/medications/phototherapy
  • Legat F. J. (2018). The Antipruritic Effect of Phototherapy. Frontiers in medicine5, 333. https://doi.org/10.3389/fmed.2018.00333
  • Carrascosa JM, Gardeazábal J, Pérez-Ferriols A, et al. Documento de consenso sobre fototerapia: terapias PUVA y UVB de banda estrecha [Consensus document on phototherapy: PUVA therapy and narrow-band UVB therapy]. Actas Dermosifiliogr. 2005;96(10):635-658. doi:10.1016/s0001-7310(05)73153-7