Qué es la adenomiosis: síntomas y tratamiento

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 20 junio, 2019
La administración de los antiinflamatorios para controlar los cólicos y el uso de la píldora anticonceptiva suelen ayudar a aliviar los síntomas.

La adenomiosis es una enfermedad que transcurre con un engrosamiento dentro de las paredes del útero. Como consecuencia, la mujer sentirá dolor, sangrado y cólicos fuertes, entre otros síntomas que veremos más adelante.

Esta enfermedad se produce cuando el tejido que normalmente recubre el útero, que es el tejido endometrial, se desarrolla en la pared muscular del útero. El tejido desplazado sigue funcionando con normalidad, se engrosa, se degrada y produce sangrado durante el ciclo menstrual.

La adenomiosis es un trastorno benigno y común en mujeres que han dado a luz entre las edades de 35 y 50 años de edad. Además, esta afección se puede presentar de dos formas, teniendo en cuenta la cantidad de tejido invadido:

  • Adenomiosis difusa: en este caso, gran parte del útero o en su totalidad se ve afectado.
  • Adenomiosis focal: también se conoce como adenomioma. Consiste en una masa localizada dentro el miometrio.

Causas de la adenomiosis

Hoy en día no se conocen las causas exactas que desencadenan esta enfermedad en el útero. Algunas de las explicaciones científicas son:

  • Traumas en el útero como antecedentes de cirugía uterina o ginecológica: así como más de un embarazo a lo largo de la vida o un parto por cesárea.
  • Crecimiento de tejido invasivo: se cree que puede ser el resultado de la invasión directa de las células endometriales del revestimiento del útero hacia el músculo que forma la pared uterina.
  • Orígenes del desarrollo: se piensa que se puede originar dentro del músculo uterino a partir del tejido endometrial que se deposita allí cuando el útero se formó inicialmente en el feto.
  • Orígenes de las células madre: otra teoría, aunque más reciente, sugiere que las células madre de la médula ósea podría invadir el músculo uterino y causar la adenomiosis.

No obstante, hay que tener en cuenta que cualquiera que sea su causa, el crecimiento va a depender totalmente de la concentración de estrógenos que haya en la mujer.

Síntomas

Aproximadamente un tercio de las mujeres que presentan esta enfermedad no presentan ningún síntoma. La otra proporción sí padecen síntomas, siendo el principal el flujo menstrual intenso y cólicos muy dolorosos.

Además, cuando la mujer tiene relaciones sexuales, puede sangrar fuera del periodo de la menstruación.

Quizás también te interese leer: Conoce la razón por la que la menstruación cambia las emociones de las mujeres

Otros síntomas comunes de la adenomiosis son:

  • Dolor pélvico.
  • Calambres intensos.
  • Anemia provocada por el sangrado abundante: sería una complicación de esta enfermedad. Aparece cuando los sangrados son prolongados. Como consecuencia, la mujer se sentirá cansada y puede presentar otros problemas de salud.
  • Problemas de infertilidad.

A pesar de no ser una enfermedad dañina, el dolor y el sangrado excesivo pueden alterar el estilo de vida de estos pacientes. Es frecuentes que traten de evitar realizar actividades que antes disfrutaban por el intenso dolor o por la preocupación de empezar a sangrar.

Diagnóstico

Adenomiosis

El útero se puede visualizar mediante técnicas de ultrasonido o por resonancia magnética. La primera técnica es la más efectiva y la que tiene más disponibilidad por los médicos hoy en día.

Gracias a los ultrasonidos, se puede observar la textura uterina de manera heterogénea sin las masas focales bien definida que caracterizan trastornos como los miomas.

En cuanto a la segunda técnica, la resonancia magnética provee una mejor capacidad diagnóstica porque tienen una mejor resolución y contrasta mejor las imágenes, especialmente en la diferenciación entre una adenomiosis y un mioma fibrótico.

Por otra parte, en las mujeres sin síntomas y sin aumento de volumen uterino, se puede hacer un diagnóstico con absoluta certeza solamente a través de la evaluación del útero después de una histerectomía.

Tratamiento de la adenomiosis

El único tratamiento eficaz para la adenomiosis es la extirpación quirúrgica del útero o histerectomía. Como los síntomas tienen a empeorar después de los 40-45 años de edad y desparecen después de la menopausia, la mayoría de las mujeres termina sin necesidad de recurrir a un tratamiento radical.

La administración de los antiinflamatorios para controlar los cólicos y el uso de la píldora anticonceptiva para controlar la liberación de las hormonas durante el ciclo menstrual suelen ayudar a aliviar los síntomas.

Sin embargo, en el caso en el que la mujer esté lejos de la menopausia, ya tiene hijos y no quiere tener más y no es capaz de reducir los síntomas de la enfermedad, la cirugía se debe considerar.