¿Qué es la celiaquía? ¿Por qué los celíacos no pueden consumir gluten?

Paula Aroca · 20 julio, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 20 diciembre, 2018
Aunque en muchas ocasiones tiene un factor hereditario, la intolerancia al gluten también puede estar latente y manifestarse después de años consumiendo todo tipo de productos sin restricciones

Hoy en día vemos el calificativo «sin gluten» o «sin TACC» (sin trigo, avena, cebada, centeno) por todas partes. Aparece en los envases de productos alimenticios en el supermercado y hasta en los menús de los restaurantes. Pero… ¿Sabemos exactamente qué significa? ¿Tenemos claro qué es la celiaquía? 

La celiaquía es una afección que proviene de una reacción a la ingestión de gluten. El gluten es una sustancia que se encuentra en productos como el trigo, la cebada, el centeno e incluso en la avena. También aparece en alimentos elaborados con estos ingredientes.

La intolerancia al gluten actualmente es muy frecuente; por lo que es importante entender en qué consiste este trastorno, por qué se produce y cuáles son sus síntomas. A continuación lo desarrollamos.

¿En qué consiste esta afección?

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune que afecta al intestino delgado al reaccionar negativamente al gluten como ingrediente en los alimentos. La reacción alérgica se produce al consumir alimentos que contienen gluten; como el trigo, la avena, la cebada y el centeno.

La insuficiencia del cuerpo para tomar determinados tipos de nutrientes puede aumentar las probabilidades de sufrir ciertas enfermedades. En concreto, las personas jóvenes pueden necesitar tomar suplementos para no sufrir problemas relacionados con el crecimiento.

Esto se debe al hecho de que para mantenerse sano y desarrollarse de una forma adecuada físicamente, es muy importante contar con una dieta equilibrada y buena. Las personas celíacas pueden tener problemas a la hora de encontrar sustitutos de productos que contengan gluten y formen parte del día a día alimentario.

Para ello, es muy recomendable contar con el apoyo de un especialista que indique qué alimentos tomar, como realizar una dieta completa y qué suplementos pueden ser los mejores en cada caso.

Te puede interesar: Recetas sin gluten repletas de hidratos para celiacos

Hamburguesa

¿Por qué se desarrolla la celiaquía?

Con el avance de las tecnologías y la medicina, se ha averiguado que el revestimiento de los intestinos tiene pequeñas proyecciones que a su vez contienen zonas llamadas vellosidades. Estas se proyectan al exterior en la abertura del intestino y son las que ayudan a absorber los nutrientes en el organismo.

Cuando las personas celíacas consumen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona dañando las vellosidades intestinales. De este modo, las vellosidades no pueden absorber el hierro, las vitaminas y los nutrientes de los alimentos. Esto es lo que provoca que se presenten diversos síntomas y problemas de salud en los celíacos.

A día de hoy, aún se desconoce qué es lo que provoca que determinadas personas desarrollen la celiaquía y otras no. La enfermedad se puede manifestar en cualquier momento de la vida, desde la lactancia hasta la adultez avanzada y, del mismo modo, se presenta tanto en mujeres como hombres indistintamente. Aunque las mujeres tienden a resultar afectadas con mayor frecuencia que los hombres.

En investigaciones recientes, se ha observado que puede influir el factor hereditario, por lo que las personas con familiares que padecen celiaquía tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Los científicos han explicado cómo entre un 10 y un 30 % de los familiares de primer grado de un celiaco presentan predisposición genética compatible con la celiaquía. Sin embargo, esto sólo significa que pueden llegar a desarrollar la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de celiaquía pueden llegar a ser engañosos. Esto se debe a que generalmente, se presentan de forma diferente de una persona a otra. Este hecho, en muchas ocasiones, puede dificultar el proceso de diagnóstico. Sin embargo, de forma habitual los síntomas  suelen estar relacionados con problemas gastrointestinales.

Tal como explican los profesionales de la FACE, (Federación de Asociaciones de Celíacos de España), los síntomas suelen ser los siguientes:

  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Heces fétidas.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Dolor abdominal, gases o indigestión.
  • Estreñimiento o disminución del apetito (aunque en otros casos puede aumentar el apetito).

Además, pueden desarrollarse otros síntomas en relación con los problemas de absorción de nutrientes. Por ejemplo, pérdida del cabello, fatiga, hematomas, calambres musculares e incluso depresión.

Lo más recomendable es acudir al médico en todo caso, ya que es un profesional de la salud quien puede elaborar un diagnóstico preciso.

¿Se puede curar?

Desafortunadamente, se trata de una enfermedad que no tiene cura. No obstante, los síntomas pueden ser eliminados por completo, siempre y cuando se siga una dieta estricta libre de gluten. Eso significa excluir de las comidas los alimentos que contienen gluten, como son la pasta, el pan o los productos de panadería.

Las personas celíacas deben poner especial cuidado al leer las etiquetas de los alimentos y medicamentos con el objetivo de identificar ingredientes que puedan incluir estos granos. Cumplir con una dieta libre de gluten puede ser difícil dado que los granos de trigo y cebada son comunes en la alimentación estadounidense.

Con el tiempo, la mayoría de las personas son capaces de adaptarse y mejorar. En ningún caso se debe iniciar una dieta libre de gluten sin que se haya realizado un diagnóstico médico.

Descubre: ¡Cuidado, puedes ser celíaco y no saberlo!

¿Puede la celiaquía afectar negativamente mi vida?

Evitar el pan

Lógicamente, algunas personas tienen problemas para adaptarse a una dieta estricta. Sin embargo, si se deja de consumir gluten, los síntomas se mantienen a raya y todavía se puede disfrutar de otras muchas comidas que no tienen gluten.

Afortunadamente, cada vez hay más toma de consciencia sobre esta enfermedad y es más sencillo encontrar alimentos sin gluten en las tiendas de alimentos y en los supermercados.

Sin duda, esta alergia obliga a quien la sufre a estar muy pendiente de su alimentación. Sin embargo, con información adecuada, buenas recetas y un buen seguimiento médico, la celiaquía no tiene por qué afectar seriamente la vida de las personas.

  • Martín, L., & Glauser, R. (2000). Tratamiento naturista de la enfermedad celíaca: Una aproximación dietética y fitoterápica a la celiaquia. Natura Medicatrix: Revista Médica Para El Estudio y Difusión de Las Medicinas Alternativas.
  • Nehra, V., Marietta, E. V., & Murray, J. A. (2012). Celiac Disease. In Encyclopedia of Human Nutrition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-375083-9.00046-5
  • Rubio-Tapia, A., Hill, I. D., Kelly, C. P., Calderwood, A. H., & Murray, J. A. (2013). ACG clinical guidelines: Diagnosis and management of celiac disease. American Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.1038/ajg.2013.79