¿Qué es la citronella?

La citronella es una planta muy versátil que se puede utilizar como repelente natural para ahuyentar a los mosquitos y también para aliviar la pesadez de estómago, ya que tiene propiedades diuréticas.

La citronella es una gramínea que alcanza hasta el metro y medio de altura.

Es una hierba con fragancia dulce y suave, que desprende un aceite cuando está en contacto directo con el sol.

Esta esencia es imperceptible para las personas, pero sí para los insectos (como el mosquito), por ello se utiliza como repelente natural.

¿Qué es la citronella y para qué se utiliza?

la citronella

Existen ochos subespecies de esta planta, de la cuál se usa el aceite, con fines medicinales.

Además de repelente puede usarse para aliviar la pesadez en el estómago.

En el ámbito de la aromaterapia es un tónico con propiedades diuréticas y estimulantes.

Su componente principal es el citronelol, el cuál es fungicida, antiséptico, antibacteriano, insecticida y herbicida.

Además forma parte de algunos productos de perfumería y cosmética.

También está formada por geraniol y cariofileno, ambas para repeler insectos en el jardín durante el verano, sobre todo los mosquitos.

Para poder utilizar la citronella y extraer su aceite es preciso cortar una parte de la planta y dejarla secar al sol.

Contraindicaciones de la citronella

Si bien es un repelente “ecológico” y natural y no causa daños a la salud, no se recomienda frotar en la piel cuando está irritada.

Puede causar manchas, hinchazón o picazón.

Por su parte, la citronella está contraindicada para mujeres embarazadas y en los casos de personas con intolerancia a productos para la piel, que presentan dermatitis o inflamaciones periódicas.

Lee más sobre: 5 remedios caseros para tratar la dermatitis de contacto

Cómo cultivar citronella

Citronella

Si quieres un repelente natural para que los mosquitos no te molesten puedes directamente plantar la citronella en tu jardín.

Además, la podrás emplear en la cocina para condimentar algunos platos, como sopas, carnes o infusiones.

Si el suelo es rico y fértil, su crecimiento será inmediato, necesita de sol directo todo el día y riego regular.

Es resistente a los climas fríos y a las heladas, pero prolifera a temperaturas cálidas.

Ten cuidado porque puede expandirse si no se le presta atención. Lo mejor es controlar su crecimiento con podas cada algunas semanas.

Es muy ornamental y queda hermosa en el parque.