¿Qué es la dieta Dukan?

La dieta Dukan se divide en fases durante las cuales se deben restringir el consumo de algunos alimentos con la intención de primar la ingesta de proteínas y favorecer la pérdida de peso

Una dieta equilibrada es la base de una buena salud. Por lo general, cuando decidimos apegarnos a un nuevo estilo de alimentación con el objetivo de controlar nuestro peso buscamos consejos de diferentes fuentes. De esta manera podremos seleccionar la dieta acorde a nuestros intereses. Sin embargo, el no consultar con un especialista reconocido, puede llevarnos a tomar decisiones erróneas. En el día de hoy te contaremos acerca de la Dieta Duncan

¿Qué es la Dieta Duncan?

Hoy en día, existen muchísimas opciones alimentarias para hacernos perder peso. Un plan previamente elaborado por un nutricionista nos da sensación de seguridad y facilita el proceso de adaptación hacia una nueva forma de alimentarnos. Entre las dietas más conocidas, podemos mencionar la dieta de los puntos, la dieta de la Clínica Mayo y la dieta Dukan.

La dieta Duncan ofrece al paciente la oportunidad de perder peso rápidamente basándose en una alimentación rica en proteínas y baja en carbohidratos. Se divide en 4 fases, las cuales se enfocan en bajar de peso y, posteriormente, conservar la meta alcanzada.

Fue creada por el nutricionista francés Pierre Dukan quien se hizo famoso en el año 2000 cuando publicó su primer libro sobre pérdida de peso titulado No consigo adelgazar. Su método de adelgazamiento se popularizó rápidamente sin embargo fue acogido con bastante escepticismo por la comunidad médica. En 2011, la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas rechazó contundentemente la eficacia de dicha dieta, considerándola fraudulenta y sin bases científicas.

Pero…¿por qué la dieta Duncan es considerada un fraude?

La pérdida de peso en un individuo, de manera inadecuada, puede implicar la pérdida de masa muscular. La Dieta Duncan es un régimen hiperproteico que aumenta el aporte de proteínas por encima de los requerimientos del organismo (aproximadamente 90g/día). Al mismo tiempo reduce el consumo de otros nutrientes como los carbohidratos. Los hidratos de carbono son necesarios para nuestro metabolismo, por su parte el exceso de proteínas puede sobrecargar el metabolismo renal.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) esta dieta puede hacer perder masa muscular, generar estreñimiento, fatiga, calambres y problemas en el hígado y los riñones.

Fases de la dieta Dukan

La dieta se divide en dos fases, las cuales se enfocan en bajar de peso y estabilizar luego las metas obtenidas.

  • Fase de ataque

Durante esta etapa, se recomienda al paciente consumir alimentos ricos en proteínas animales, mientras que carbohidratos como dulces, cereales y pastas están prohibidos. Para lograr el resultado deseado, es importante acompañar la alimentación de mucha agua que actuará como elemento depurador. Dukan establece que la duración de esta primera fase dependerá de la cantidad de peso que se quiera perder (1-7 días).

  • Fase de crucero

Durante esta etapa, continuaremos con una alimentación rica en proteína animal, pero podremos incluir vegetales y hortalizas crudos o cocidos en agua con sal. Debemos comenzar introduciendo las hortalizas en días alternos, para que los efectos no sean tan bruscos para el organismo. Se recomienda incluir 30 minutos diarios de ejercicios físicos. Su duración es de 7 días por kilogramo a perder..

  • Fase de consolidación

Es el momento de comenzar a introducir frutas y carbohidratos en la dieta. Tendremos un día de celebración, también conocido como comida trampa para comer lo que deseemos. En esta etapa de la dieta se recomienda incluir dos porciones de frutas, pan integral, queso y otros productos lácteos cada día. Se dedica un día a la semana a comer solo proteínas para evitar el efecto rebote. Dura 10 días por kilo perdido.

  • Fase de estabilización

La cuarta y última fase de la Dieta Dukan constituye el regreso a nuestros hábitos alimentarios normales. Tres reglas deben mantenerse de por vida para no recuperar el peso: Ingerir 3 cucharadas diarias de salvado de avena, andar 20 minutos diarios y olvidarse de los ascensores y mantener el jueves de proteínas puras. Según el autor esto ayudará a que el organismo se relaje sin necesidad de retomar los hábitos dañinos del pasado. A estas alturas, el ejercicio debe ser parte crucial de la rutina del individuo. Cada persona debe pasar al menos una hora diaria realizando ejercicios de alto y mediano impacto.

Conclusiones

La dieta Duncan, a pesar de su popularidad no es adecuada para bajar de peso, debido a la inestabilidad en nutrientes que causa. Antes de tomar cualquier decisión respecto a tu alimentación te recomendamos siempre la supervisión de un buen especialista.