Qué es la enfermedad de Sever

La enfermedad de Sever afecta a muchos niños de entre 7 y 15 años en fase de crecimiento. Se caracteriza por un intenso dolor en la zona del talón.

La enfermedad de Sever, también llamada epífisis del calcáneo es una enfermedad que suele aparecer en niños de entre 7 y 15 años, durante su fase de crecimiento, especialmente en niños que practican mucho deporte.

La enfermedad de Sever: que es y por qué se produce

Esta enfermedad se caracteriza por un intenso dolor en el talón de los niños que la padecen. La aparición de este dolor se debe a una tracción continua en el cartílago en crecimiento  del talón.

El cartílago de crecimiento del talón o placa epifisaria es una estructura localizada en el extremo del hueso en crecimiento. Este tejido cartilaginoso es el encargado de expandirse, crecer y finalmente convertirse en tejido óseo, de esta forma crecen los huesos.

El problema radica en que la placa epifisaria es una estructura muy débil y frágil y está continuamente sometida a fuerzas de tracción por parte del tendón de Aquiles, que se inserta precisamente en el hueso del talón: el calcáneo.

El tendón de Aquiles es un tendón extremadamente fuerte que conecta los músculos de los gemelos con el hueso del talón.

Cuando un niño está creciendo, sus huesos de los talones se están expandiendo y este crecimiento debe estar acoplado al crecimiento de los tendones que salen de dichos músculos.

Pero en ocasiones, el crecimiento de los huesos es más rápido que el del resto de estructuras a su alrededor, entre ellas, los tendones.

Esto ocasiona continuos microtraumas y tensiones en una estructura delicada, como es el cartílago del hueso en crecimiento, causando así la inflamación del mismo y la aparición de dolor.

Lee también: Cómo aliviar el dolor en el talón con 6 remedios naturales

¿Quiénes padecen la enfermedad de Sever?

Quiénes padecen la enfermedad de Sever

Esta enfermedad aparece tanto en niños como en niñas en edad de crecimiento, en las etapas previas a la adolescencia, durante el proceso coloquialmente denominado como “dar el estirón”.

La enfermedad de Sever no suele darse en niños de más de 15 años, pues a partir de esta edad el cartílago de crecimiento ya se ha expandido y endurecido, los huesos del talón se han fusionado y han dado lugar a huesos maduros.

La enfermedad además, es especialmente común en niños deportistas. Los niños que practican deportes como fútbol o baloncesto y que se encuentran continuamente aplicando fuerza y tensión sobre los talones son especialmente susceptibles a la aparición de la enfermedad.

Sin embargo, otras causas del desarrollo de la enfermedad de Sever podrían ser la obesidad, tener pies planos o pronados (pies que se tuercen hacia dentro al caminar) o asimetría en la longitud de las piernas.

Síntomas de la enfermedad de Sever

  • Dolor en el extremo de uno o ambos talones
  • Talón ligeramente inflamado y caliente
  • Dolor especialmente acentuado tras practicar deporte
  • Dolor al palpar la zona

Diagnóstico de la enfermedad de Sever

Diagnóstico de la enfermedad de Sever

Para diagnosticar la enfermedad, los médicos podrían preguntar acerca de la cantidad de deporte que practica el niño y de los síntomas que padece. Además, podrían llevar a cabo un examen en mayor profundidad, palpando los talones para localizar el dolor o haciendo caminar al niño de puntillas para determinar en qué posturas le duele.

Para el diagnóstico de la enfermedad de Sever no se suele recurrir a las radiografías, ya que con el estudio de la sintomatología, la edad y los hábitos del niño se puede diagnosticar correctamente la enfermedad.

Por otra parte, los análisis de imagen no suelen aportar mucha información en este caso, pues lo que se observaría en ellas es una zona blanquecina correspondiente al cartílago en crecimiento.

No obstante, puede que el médico si ordene la realización de alguna de estas pruebas si sospecha la presencia de otro tipo de anomalías, a fin de confirmarlas o descartarlas.

Visita este artículo: ¿Sientes dolor en el talón? Trata la fascitis plantar practicando estos ejercicios

Tratamiento

Aprender a nadar

En primer lugar, moderar la actividad física, a fin de no forzar tanto la zona en crecimiento. Una opción es cambiar los deportes que practicaba el niño por otros que fuercen menos el talón, como nadar o andar en bicicleta.

  • Llevar un calzado adecuado. Especialmente un calzado que amortigüe las fuerzas ejercidas sobre talón.
  • Mantener los pies en alto y aplicar hielo alrededor de talón, a fin de reducir la inflamación.
  • Practicar estiramientos del tendón de Aquiles, para promover su crecimiento y aliviar la tensión que ejerce sobre el calcáneo.
  • Tomar medicamentos para aliviar el dolor, como ibuprofeno.