Qué es la hiperreflexia autónoma

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 19 enero, 2019
La hiperreflexia autónoma es un trastorno que si no se trata bien puede llegar a producir la muerte. Las lesiones en la médula ósea son las causas más comunes de su aparición.

La hiperreflexia autónoma es una un complicación que aparece en los pacientes que presentan una lesión de la médula espinal en fase crónica. Tiene lugar en el 85 % de los pacientes que tienen una lesión grave de la médula espinal por encima de la séptima vértebra torácica, la T7.

Es una reacción anormal y exagerada del sistema nervioso involuntario o autónomo a la estimulación. La hiperreflexia autónoma puede incluir cambios en la frecuencia cardíaca, sudoración excesiva e hipertensión arterial entre otros síntomas que veremos con más detalle a lo largo del artículo.

¿Cuáles son las causa de la hiperreflexia autónoma?

recreación digital de columna vertebral en hiperreflexia autónoma.
La hiperreflexia autónoma produce una estimulación anormal del sistema nervisoso sobre las funciones básicas involuntarias.

La causa más frecuente es la lesión de la médula espinal como mencionamos al principio del artículo. Un paciente que está bajo esta condición tiene una respuesta excesiva a los tipos de estimulación que no molestan a las personas sanas. Sin embargo, existen otras causas que pueden producir la enfermedad. Por ejemplo el Síndrome de Guillain-Barre. Se trata de un trastorno en el cual el sistema inmunitario de nuestro organismo ataca, de manera errónea, a parte del sistema nervioso.

Algunos efectos adversos de ciertos medicamentos así como un traumatismo craneal grave y otras lesiones del cerebro como una hemorragia subaracnoidea, pueden ser también algunas causas que lleguen a desarrollar esta situación. Por último, el consumo de sustancias estimulantes ilícitas como la cocaína y las anfetaminas es otra de las causas responsables de la hiperreflexia autónoma.

Este artículo también te va a interesar: Atrofia muscular espinal: todo lo que debes saber

Síntomas

Piel de gallina
Se activan reflejos involuntarios como el músculo pilomotor o “piel de gallina”.

En la zona corporal que se encuentra debajo de la lesión medular se produce palidez en la piel y contracciones musculares involuntarias. Por el contrario, en las regiones que se encuentran situadas por encima de la lesión se puede observar enrojecimiento, sudoración importante y dilatación de la pupila o midriasis.

El paciente también suele experimentar dolor de cabeza, sensación de falta de aire, visión borrosa, ansiedad y dolor torácico. Además, pueden aparecer complicaciones como pérdida de consciencia, convulsiones y hemorragias cerebrales. En estos casos, la hiperreflexia autónoma se considera un trastorno de urgencia médica.

Además de los mencionados, pueden aparecer otros síntomas como:

A pesar de los numerosos síntomas descritos, hay situaciones en los que esta enfermedad no cursa con síntomas e incluso cuando se da una elevación peligrosa de la presión arterial.

Lee: Luxación de rótula: causas, síntomas y tratamiento

¿Cómo la podemos prevenir?

Para prevenir esta situación, se debe evitar el uso de fármacos que por sus efectos adversos pueden causarla o empeorarla. Las personas que ya tienen una lesión en la médula ósea deben seguir una serie de consejos con el fin de prevenir la hiperreflexia autónoma lo mejor posible. En primer lugar, deben evitar que la vejiga se les llene demasiado, por lo que es bueno miccionar con frecuencia.

Además, deben prestar especial atención a mantener la sensación de dolor bajo control. Por otra parte, es importante que eviten la retención fecal. También cuidar la piel adecuadamente con el fin de evitar úlceras e infecciones cutáneas.

Pronóstico y posibles complicaciones

El pronóstico de esta enfermedad dependerá de la causa responsable. Si la hiperreflexia es debida a los efectos de algún tratamiento farmacológico, los pacientes, por normal general, se suelen recuperar al suprimir la administración de los medicamentos responsables.

Sin embargo, si son otras las causas, la recuperación va a depender de qué tan bien se puede tratar la enfermedad. En cuanto a las posibles complicaciones, pueden presentarse por causa a los efectos secundarios de los medicamentos usados. La hipertensión grave y prolongada puede provocar:

  • Convulsiones.
  • Sangrado en los ojos.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Muerte.

Tratamiento

Mano con pastillas.
Al suprimir los fármacos desencadenantes suele recuperarse la función normal.

Esta enfermedad es potencialmente mortal. Por lo que es de suma importancia identificar y tratar el problema rápidamente. El tratamiento va a depender de la causa desencadenante. Al igual que para prevenirla, si la hiperreflexia está causada por fármacos, éstos deben retirarse.

En el caso en el que la frecuencia cardíaca esté causando los síntomas, se pueden usar fármacos anticolinérgicos como atropina. Por otra parte, es necesario tratar la presión arterial muy alta de forma rápida. Pero debe realizarse con cuidado, ya que ésta puede disminuir bruscamente. Por último, si el ritmo cardíaco es inestable, el paciente puede requerir el uso de un marcapasos.

  • Cheshire WP. Autonomic disorders and their management. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 418.
  • Cowan H. Autonomic dysreflexia in spinal cord injury. Nurs Times. 2015;111(44):22-24. PMID: 26665385 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26665385.
  • McDonagh DL, Barden CB. Autonomic dysreflexia. In: Fleisher LA, Rosenbaum SH, eds. Complications in Anesthesia. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 131.