¿Qué es la poliuria?

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
La poliuria es el aumento de la producción de orina en el organismo. A veces, sus causas son benignas y, a veces, es un aviso de la presencia de alguna enfermedad crónica que debe tratarse. En este artículo te contamos cuáles son estas posibles causas.

Poliuria es un término médico para referirse al aumento en la producción de orina. Para que se pueda hablar de poliuria, el organismo debería producir más de tres litros diarios de orina en un adulto, y más de dos litros y medio en veinticuatro horas en un niño.

Hay otros términos parecidos, pero que no significan lo mismo. Por ejemplo, polaquiuria es orinar varias veces en el día, aunque con una cantidad de líquido normal en el total. Por otro lado, tenemos la nicturia, que es orinar de noche interrumpiendo el sueño para hacerlo.

Puede existir poliuria con nicturia, o poliuria con polaquiuria, pero no es lo mismo. Así como también puede presentarse un aumento del volumen orinado sin otro signo acompañante. En cualquier caso, estamos ante un síntoma y no ante unaa enfermedad en sí. Para conocer la enfermedad que está de fondo, hay que llegar al diagnóstico.

La cantidad de orina que se produce en veinticuatro horas depende de tres factores:

  • Lo ingerido: cuánto líquido ingresamos a nuestro cuerpo.
  • Las sustancias que deben eliminarse: la orina es un mecanismo del cuerpo humano para sacar fuera elementos que no tienen utilidad. La cantidad que haya que excretar será un factor más.
  • El funcionamiento renal: la orina se produce en los riñones y depende de la capacidad de estos órganos de trabajar.

Causas generales de poliuria

Vamos a nombrar primero las causas generales de poliuria para explicar luego, en detenimiento, algunas enfermedades que son las más frecuentemente causantes del síntoma. Entre estas causas generales, tenemos algunas asociadas a hechos cotidianos y pasajeros y otras más persistentes:

  • Mayor ingestión de líquidos: obviamente, si aumenta el líquido que tomamos en un día, el cuerpo necesitará eliminarlo. En este caso, estaremos ante una poliuria pasajera y benigna.
  • Aumento del consumo de sal: la sal es una sustancia capaz de arrastrar agua, es decir, de asociarse al agua del organismo y llevarla al riñón para sacarla del cuerpo. Cuando se han ingerido alimentos muy salados, es esperable un aumento del volumen de orina. También es una poliuria momentánea.
  • Bebidas estimulantes de la orina: ciertos líquidos tienen la capacidad de aumentar el volumen urinario, como la cerveza, algunos tés y la cafeína.
  • Frío ambiental: cuando hace frío en el ambiente y el cuerpo lo registra, se produce vasoconstricción, es decir, disminuye el calibre de las arterias del organismo. Al estrecharse las arterias, hay menos lugar para la sangre que contienen, y la forma de deshacerse de ese líquido sobrante es aumentando la orina.
  • Uso de diuréticos: para algunas patologías, los médicos indican medicamentos conocidos como diuréticos (furoseminda o hidroclorotiazida, por ejemplo). Estos fármacos aumentan el volumen de orina produciendo poliuria. Puede ser un efecto esperable del tratamiento o un efecto adverso.
poliuria

Sigue leyendo: Azúcar o sal, cuál es peor en exceso

Enfermedades específicas que causan poliuria

Como adelantamos, tras describir las causas generales, vamos ahora a nombrar cuatro enfermedades que tienen como síntoma la poliuria. En estas enfermedades es muy importante el control médico, ya que la poliuria puede ser un gran problema.

Si bien la poliuria es un síntoma más en el contexto de estas patologías, cuando se vuelve incontrolable acarrea problemas agregados. Aún así, el objetivo siempre será resolver la enfermedad de base.

Diabetes

Se considera, dentro de las enfermedades, la causa más común de poliuria. Clásicamente se ha descrito que la tríada de poliuria, polidipsia –aumento de la sed- y polifagia –aumento del apetito- es el aviso inicial de la patología.

En la diabetes, la poliuria responde a la necesidad del cuerpo de deshacerse de la glucosa sobrante. Al haber tanta azúcar circulando en la sangre, la única vía de escape es excretarla con la orina, aumentando su producción. De ahí la poliuria clásica de estos pacientes.

Insuficiencia cardiaca

En la insuficiencia cardiaca, el corazón está imposibilitado de empujar la cantidad necesaria de sangre a todo el cuerpo. Se vuelve un órgano insuficiente porque no posee la fuerza suficiente para realizar su trabajo de contracción.

Es común que los pacientes con insuficiencia cardiaca tengan poliuria debido a que este fallo en la circulación produce acumulación de líquidos. El cuerpo elimina ese líquido sobrante a través de la orina; muchas veces, aumentando el volumen nocturno.

dolor en el corazón por insuficiencia cardiaca

Sigue descubriendo: Insuficiencia cardiaca

Hipertensión arterial

Los hipertensos manifiestan aumento de la cantidad de orina cuando no están medicados, o cuando el control de su enfermedad no es bueno. A veces, ante una enfermedad silenciosa, como la hipertensión arterial, el único signo es la poliuria.

Los valores elevados de tensión arterial afectan el funcionamiento del riñón, cambiando su manera de filtrar la sangre y de producir orina. Por ello, se incrementa la producción. Además, también se involucran mecanismos parecidos a los de la insuficiencia cardiaca.

Insuficiencia renal

En proporción, no hay muchas personas con insuficiencia renal, pero la patología es muy grave. En estos casos, los riñones son insuficientes porque no son capaces de filtrar adecuadamente la sangre para la producción correcta de orina. Ante esta mala filtración, se pierden no solo sustancias que deben eliminarse del cuerpo, sino también sustancias útiles y agua.

La insuficiencia renal puede ser una etapa final y complicada de otras patologías, como la diabetes, o una entidad en sí misma producida por infecciones mal resueltas, ataques autoinmunes del organismo o tumores malignos.

Conclusión sobre la poliuria

La poliuria es un síntoma al que hay que prestarle atención. Si sabemos que hemos comido salado o hemos pasado frío, podemos quedarnos tranquilos y esperar a que el signo desaparezca por sí solo. Sin embargo, si se ha vuelto persistente, debemos consultar.

Los profesionales médicos sabrán solicitarnos los estudios necesarios para llegar al diagnóstico de las causas de fondo de nuestra poliuria. Una vez encontrado el origen, se instaura el tratamiento correspondiente.

  • Grimaldi, A. "Polidipsia-poliuria." EMC-Tratado de Medicina 16.2 (2012): 1-2.
  • Biagetti, B., I. Vinagre, and S. M. Webb. "Protocolo diagnóstico del síndrome de poliuria y polidipsia." Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 10.13 (2008): 883-885.
  • Guinea, M. Torres, and Gabriel de Arriba de la Fuente. "Protocolo diagnóstico de la poliuria." Medicine: Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 10.80 (2011): 5435-5437.