Qué es la quimioterapia anticancerosa

Edith Sánchez · 31 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 12 noviembre, 2018
Aunque la quimioterapia se emplea desde 1940, solo en las últimas décadas ha conseguido resultados significativos. Hay alrededor de 100 fármacos que se emplean en este tipo de tratamiento.

La quimioterapia anticancerosa es, básicamente, el uso de fármacos para destruir las células cancerígenas. Aunque en sentido genérico corresponde a todo procedimiento que emplee medicamentos con fines terapéuticos, en el uso habitual se aplica solo al tratamiento de cáncer.

Los médicos la utilizan, en diversos momentos y para diversos fines, durante el plan de tratamiento del cáncer. Comenzó a implementarse en 1940, con el uso de la mostaza nitrogenada. Hoy en día ha alcanzado un importante desarrollo.

Actualmente se emplean alrededor de 100 fármacos para tratar el cáncer mediante quimioterapia. Así mismo, son incontables los medicamentos con los mismos fines que se encuentran en fase de investigación y desarrollo en todo el mundo.

¿Qué es la quimioterapia?

Brazo de un paciente con tubos.
La quimiterapia anticancerosa es una de las terapias más utilizadas en la lucha contra el cáncer.

La quimioterapia anticancerosa es un tratamiento médico que consiste en emplear fármacos para destruir las células cancerígenas y reducir o eliminar la enfermedad. Las medicinas que se utilizan reciben el nombre de antineoplásicos o quimioterápicos.

El objetivo es eliminar las células mientras se encuentran en proceso de división. Recordemos que las células malignas están alteradas y se dividen descontroladamente, invadiendo y afectando a otros órganos.

La quimioterapia detiene el ciclo de vida de las células, en sus diferentes fases. Genera un efecto citotóxico, que para la replicación celular y lleva a la muerte de la célula. O un efecto citostático, que inhibe el crecimiento celular.

Descubre: Avances científicos impulsan vacuna contra tumores cancerígenos

Tipos de quimioterapia anticancerosa

Paciente con cáncer
Según el tipo de cáncer puede combinarse la quimioterapia con otras técnicas.

Por lo general, la quimioterapia anticancerosa se acompaña de otros procedimientos como cirugías y radioterapia. Todo ello permite abordar el cáncer con mayor eficacia.

Hay diferentes tipos de quimioterapia anticancerosa. Se clasifican según el objetivo, el modo, la vía y el mecanismo de acción. La quimioterapia, según el objetivo, se subdivide en:

  • Adyuvante. Se realiza después de otro tratamiento considerado principal.
  • Neoadyuvante. Se aplica antes del tratamiento principal.
  • De inducción o conversión. Se administra antes de cualquier otro tratamiento con el objetivo de reducir el tumor.
  • Radioquimioterapia concomitante. Se emplea paralelamente con la radioterapia.
  • Paliativa. Busca reducir los efectos de la patología cuando no se puede hacer nada más.

Quizá te interese: Efectos de la quimioterapia en el organismo

Según el modo de administración, la quimioterapia se divide en:

  • Monoterapia. Un solo fármaco.
  • Poliquimioterapia. Varios fármacos simultáneamente.
  • Poliquimioterapia combinada. Dos fármacos.
  • Poliquimioterapia secuencial. Por fases continuas.

Según la vía de administración, se clasifica en intracavitaria (en una cavidad del cuerpo) e intraarterial (en una arteria). Y, según el mecanismo de acción, se subdivide en citotóxicos (que tienen efecto tóxico) y citostáticos (que inhiben el desarrollo celular).

Protocolos y administración

Los fármacos de la quimioterapia anticancerosa tienen diferentes presentaciones. Esto da lugar a múltiples maneras de administrar los fármacos.

  • Medicamentos por vía oral. En forma de pastillas, comprimidos, cápsulas y líquido. Algunos se toman normalmente y otros son sublinguales.
  • Inyección subcutánea. La aguja se inserta entre la piel y el músculo, sin penetrar en este último. Reducen el riesgo de hemorragia.
  • Inyección intramuscular. Se introduce en el tejido muscular. La mayoría de los fármacos de quimioterapia no se pueden administrar por esta vía.
  • Tratamiento intravenoso. Es el método más común porque permite una rápida absorción a través del torrente sanguíneo. Se aplica mediante angiocatéter, PICC, catéteres tunelizados y no tunelizados, y Port-a-Cath.
  • Tratamiento intraventricular o intratecal. Se emplea cuando el fármaco debe llegar al líquido cefalorraquídeo. La vía intraventricular utiliza como medio el cuero cabelludo. La vía intratecal, la punción lumbar.
  • Intraperitoneal. Se administran directamente en la cavidad abdominal mediante un catéter.
  • Intraarterial. Se aplican en la arteria que lleva sangre al tumor. Se emplea un catéter externo temporal o una bomba implantada.
  • Intravesicular. Se aplican en la vejiga mediante un catéter urinario.
  • Intrapleural. Se administra en la cavidad pleural. Permite controlar las efusiones pleurales malignas. Se realiza mediante una sonda pleural o torácica.
  • Quimioterapia implantable. Tiene que ver con implantar una lámina Gliadel® en la cavidad que queda tras la extirpación quirúrgica.
  • Tópica. Cremas o ungüentos indicados para algunos tipos de cáncer de piel.

El tratamiento se suele realizar por ciclos. En general, el proceso dura entre 4 y 6 meses. Algunos organismos presentan resistencia a la quimioterapia, lo que usualmente conduce a un cambio de fármacos.