¿Qué es la técnica de liberación emocional?

Mediante esta práctica podemos deshacernos de los sentimientos que nos tienen bloqueados y que no nos permiten avanzar a la vez que nos causan desasosiego interno

La Técnica de Liberación Emocional o EFT, (en sus siglas en inglés, Emotional Freedom Techniques) es una práctica alternativa de sanación al alcance de todos.

Cuando el ser humano afronta una situación, desde su punto de vista, negativa, las emociones afloran y el sistema nervioso sufre un desequilibrio. Esta emoción deja grabado el camino que recorre desde el cerebro al sistema de órganos que componen nuestro cuerpo. Por ello si hacemos una asimilación y compresión equivocada, la reiteración de esta emoción podrá causarnos daños a nivel emocional y físico.

La Técnica de Liberación Emocional es similar a la acupuntura, salvo que en lugar de agujas utilizaremos el Tapping (suaves golpecitos en los puntos de acupuntura) y lograremos el equilibrio energético y liberar esa emoción que nos bloquea.

La premisa es probar la técnica con las todas las emociones negativas que nos tengan atrapados y desbloquearlas. En algunos casos, tratándose de aspectos emocionales, podemos notar la mejoría en pocos minutos. La Técnica de Liberación Emocional creará otros pasajes que unirán las conexiones de nuestro cerebro.

Lo que antes sólo tenía un camino, y era el equivocado, ahora verá liberadas otras alternativas o dejará de tener la importancia sobredimensionada que le dábamos. El flujo de energía se restablecerá por nuestro cuerpo y por aquellas zonas bloqueadas que limitaban nuestra calidad de vida.

A menudo, las personas solemos ponernos lastres a nosotros mismos, convirtiendo nuestra vida en un pasaje limitado, sombrío y estresante. Con esta técnica modificaremos nuestra manera de pensar y de actuar. Perderemos el miedo.

¿Cómo práctico la Técnica de Liberación Emocional o EFT?

  • La Técnica de Liberación Emocional es sencilla de aprender, incluso los más pequeños pueden realizarla y verán recompensado ahora y en el futuro la práctica de esta herramienta.
  • Pensemos en el asunto a trabajar. Es importante que comencemos por las emociones según su prioridad, y localicemos concretamente el problema que nos angustia.
  • Pongámosle un nombre. No un nombre cualquiera, la base del problema. En pocas palabras. Por ejemplo, “Me siento sola”.
  • Ahora formulemos las palabras mágicas: “AUNQUE me sienta sola, ME ACEPTO COMPLETA Y PROFUNDAMENTE”.
  • Acompañaremos a la frase (en voz alta y visualizando el problema) de unos toquecitos sobre la parte baja del dedo meñique de la mano izquierda. Tres repeticiones, frase y golpecitos leves a la vez.
  • Ahora repetiremos el pensamiento inicial sobre los puntos de acupuntura, por este orden: en la ceja izquierda, rabillo del ojo, parte baja del ojo, frenillo, parte baja del labio, clavícula y costillas. Todo en el lateral derecho. Cada zona la acompañaremos de una repetición, esta vez sin la frase mágica, solo el problema en cuestión: ME SIENTO SOLA.
  • Respiramos e inspiramos profundamente, sintiendo los cambios. Podemos ir a por la siguiente emoción.

Nuestra intuición nos llevará al aspecto urgente que nos apremia corregir y mejorar. Debemos tener paciencia, cuando una emoción está muy arraigada es más complejo marcar el camino alternativo, por lo que tendremos que dedicarle más tiempo. La práctica de esta técnica puede hacerse siempre que queramos. Yo recomiendo diez minutos al día, localizando las emociones que nos tengan bloqueados.

Podemos cambiar, podemos modificar los aspectos de nosotros mismos que nos complican la vida. Podemos ser personas más equilibradas y positivas.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar