¿Qué es la tetralogía de Fallot?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Sara Viruega el 11 junio, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 17 junio, 2019
La tetralogía de Fallot es una cardiopatía congénita que requiere de una corrección temprana. Veamos en profundidad qué síntomas y problemas presenta esta enfermedad.

La tetralogía de Fallot es una cardiopatía congénita bastante común que necesita una intervención temprana para que no afecte a la vida del paciente. A lo largo de este artículo descubriremos qué sintomatología presenta, complicaciones y posibilidades de tratamiento.

Como bien señala el artículo Tetralogía de Fallot en el paciente adulto. A propósito de un caso, esta enfermedad constituye el 10% de todas las cardiopatía congénitas. Su intervención temprana es necesaria ya que puede causar graves complicaciones y afectar a la calidad de vida de los pacientes.

La tetralogía de Fallot

La tetralogía de Fallot se caracteriza por presentar estenosis infundibular de la arteria pulmonar, como señala Tetralogía de Fallot: reporte de un caso y revisión de la literatura. Esto es: el músculo que está debajo de la válvula es más grueso y provoca un estrechamiento en la salida del ventrículo derecho.

Asimismo, esta cardiopatía congénita también puede presentar un cabalgamiento aórtico. Esto significa que la aorta se apoya sobre la comunicación interventricular e impide su correcto funcionamiento.

Tetralogía de Fallot

Igualmente, otra característica de la tetralogía de Fallot es que puede manifestar una hipertrofia del ventrículo derecho. El músculo cardíaco aumenta su grosor y esto provoca que tenga que esforzarse más al contraerse debido al estrechamiento de la salida del ventrículo.

Sintomatología

La razón por la que la tetralogía de Fallot debe intervenirse quirúrgicamente lo antes posible es debido a que su sintomatología es grave. De hecho, vamos a ver algunos puntos que nos permitirán conocer un poco mejor cómo afecta a la calidad de vida de los pacientes más jóvenes:

  • Cianosis: la piel y las mucosas presentan una coloración azulada que indica que hay una oxigenación deficiente de la sangre. Pueden aparecer en la cara, manos o cualquier otro lugar del cuerpo, y también en la boca (cianosis peribucal).
  • Diaforesis: sudoración que se produce cuando el bebé es amamantado, debido a que le supone un gran esfuerzo y le cuesta respirar (disnea).
  • Acrocianosis: los dedos de las manos y los pies se caracterizan por estar la gran mayoría del tiempo fríos. Presentan cianosis y diaforesis.

Los niños también pueden presentar soplo cardíaco. Asimismo, el retraso en su desarrollo, la presencia de cansancio ante la mínima realización de ejercicio físico e, incluso, los desmayos pueden alertar de la presencia de esta cardiopatía congénita.

Quizá te interese: Clasificación de los soplos cardíacos

Complicaciones

Recién nacido

Es necesario concienciar sobre la importancia de tratar la tetralogía de Fallot cuanto antes. De hecho, todos los niños con esta cardiopatía deben someterse a una cirugía correctiva.

Sin tratamiento, esta cardiopatía puede llevar a la muerte en edades tempranas. Asimismo, también puede provocar discapacidades en la edad adulta. También, el hecho de no tratar esta cardiopatía congénita puede derivar en infecciones. Por ejemplo, la inflamación de una válvula cardíaca debido a una infección bacteriana.

Leer también: Detección de anomalías congénitas en el recién nacido

Vivir con tetralogía de Fallot

Una persona que es sometida a una cirugía de forma temprana para tratar la tetralogía de Fallot puede llevar una vida normal. Sin embargo, es necesario que se realice un seguimiento médico a lo largo de toda la vida debido a determinados riesgos.

Las personas que han sido tratadas de esta cardiopatía congénita corren el riesgo de sufrir muerte súbita a partir de los 35 años, aunque su porcentaje es muy bajo. Asimismo, las arritmias pueden incrementarse con el paso de los años.

Las mujeres embarazadas con esta patología deben someterse a determinadas pruebas que valoren cómo están de salud, las arritmias que tienen y las medidas que deben adoptar (reposo absoluto, nada de hábitos nocivos como fumar, peso saludable…).

Como hemos podido ver, nacer con tetralogía de Fallot puede condicionar el resto de nuestra vida. Sin embargo, con una cirugía correctiva temprana y un seguimiento médico se puede tener una calidad de vida completamente normal.

Esperamos que este artículo te haya permitido conocer un tipo de cardiopatía de la que puede que hasta el momento no hubieses escuchado hablar. Esto te ayudará a tomar las medidas necesarias si alguien de tu entorno la llega a padecer en algún momento.

  • Alva Espinosa, Carlos. (2013). Tetralogía de Fallot: Actualización del diagnóstico y tratamiento. Revista mexicana de cardiología24(2), 87-93. Recuperado en 31 de marzo de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-21982013000200004&lng=es&tlng=es.
  • Herranz Jordán, B.. (2009). Control de los niños con cardiopatía congénita en Atención Primaria. Pediatría Atención Primaria11(44), 639-655. Recuperado en 31 de marzo de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322009000500011&lng=es&tlng=es.
  • Pinzón, A. (2016). Central and peripheral cianosis. Acta Medica Colombiana41(4), 274-274.