¿Qué es la microbiota normal?

22 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La microbiota normal del cuerpo humano es inabarcable en lo que a complejidad se refiere. Algunas bacterias son esenciales y permanecen para siempre, mientras que otras están en el organismo de manera transitoria.

Las bacterias son unos microorganismos que, a pesar de su pequeño tamaño, juegan un papel esencial en el funcionamiento de nuestro mundo. Se estima que suponen el 50 % de la biomasa total del planeta. Los seres humanos también mostramos relaciones indispensables con ellos a través de la microbiota normal.

A continuación vamos a mostrarte qué es y de qué se compone esta microbiota normal de nuestro cuerpo, también llamada microbioma.

¿Qué es la microbiota normal?

La microbiota normal o microbioma se define como el conjunto de microorganismos que se encuentran de forma habitual en nuestro cuerpo en individuos sanos, repartidos en las diferentes partes del organismo.

Esta interacción es una relación de simbiosis entre el hospedador y la bacteria, pues ambos componentes obtienen beneficios de ella. Algunos de estos son los siguientes:

  • Las bacterias ayudan a la digestión de alimentos que no podrían ser asimilados por el ser humano de otra forma.
  • Producen vitaminas y compuestos que no se obtienen de otras fuentes.
  • Protegen nuestro cuerpo de la colonización de otros microorganismos que pueden ser patógenos, algo conocido como antagonismo microbiano.

La microbiota normal es esencial en el correcto funcionamiento de nuestros sistemas fisiológicos. Fuentes como la Universidad Nacional Autónoma de México estiman que tenemos alrededor de 100 billones de microorganismos en el cuerpo. Esto pone en evidencia que no podemos concebir nuestra existencia tal y como es a día de hoy sin el microbioma.

microbiota obesidad

Para saber más: El ser humano como superorganismo

Categorías de microbiota humana

El término flora se utiliza de forma errónea si analizamos el uso de la palabra, ya que se ha establecido que las bacterias no tienen ningún tipo de parentesco con los vegetales. Por ello, es mejor referirse a las distintas poblaciones bacterianas agrupadas por sus funciones como ecosistemas microbianos.

El conjunto de todas estas poblaciones dan lugar a la microbiota normal, que se divide en dos categorías:

  • Microbiota autóctona: son los microorganismos que viven en nuestro cuerpo durante un tiempo indefinido o prolongado. Participan en procesos fisiológicos cuantificables y han evolucionado junto a nuestra especie gracias a que se han adaptado al medio que les ofrecemos.
  • Microbiota alóctona: estos microorganismos se pueden encontrar en cualquier hábitat y pueden presentarse en nuestro cuerpo de forma accidental o transitoria. No participan en procesos fisiológicos, pues su relación con el ser humano se basa en encuentros casuales.

Este término general también puede matizarse según el tiempo de permanencia de los organismos:

  • Microbiota latente: es el conjunto de organismos que el hospedador presenta durante todo su ciclo vital. En este caso, el hospedador somos nosotros. Las poblaciones no suelen fluctuar de manera significativa, se mantienen constantes y la relación de simbiosis es total.
  • Microbiota transitoria: es aquella que presenta fluctuaciones continuas en su población y no suele ser indispensable para la supervivencia del hospedador. Factores tales como la época del año, la edad o los fármacos pueden causar variaciones en ella.

Así pues, las bacterias de nuestro tracto intestinal serían un ejemplo de microbiota autóctona y latente. Son necesarias para el correcto funcionamiento del sistema digestivo y permanecen con nosotros durante toda la vida.

Para saber más: Las diferencias entre virus y bacterias.

¿De qué se compone la microbiota normal?

Microbiota intestinal y fibromialgia

En un ser vivo sano, tejidos internos como la sangre o el cerebro se encuentran libres de bacterias. Por contraposición, los externos y rodeados de mucosas, como pueden ser el intestino, la piel o la faringe, presentan abundantes microorganismos simbióticos.

Se estima que la microbiota intestinal está compuesta por más de 400 especies de bacterias. Vamos más allá: por cada célula humana se estima que existen 10 microbios en nuestro cuerpo.

Abarcar todas las especies significativas presentes en la microbiota normal es prácticamente imposible. Por eso, existen listas con las especies más comunes por región corporal, según su presencia común, ocasional, rara o como posible patógeno. La microbiota tiene una representación muy clara en ciertas regiones tales como:

  • La piel, dominada por bacterias gram-positivas.
  • El intestino, donde la microbiota puede pesar alrededor de 1,5 kilogramos.
  • La vagina, donde el género primordial es el Lactobacillus (96 % de todos los microbios de la zona).
  • La boca, que tiene una de las microbiotas mas complejas y heterogéneas del cuerpo.

Un mundo microscópico esencial

Como hemos podido ver de manera general, la microbiota normal del cuerpo humano es inabarcable en lo que a complejidad se refiere. Ciertas ideas han de quedarnos claras: algunas bacterias son esenciales y permanecen siempre en el cuerpo, mientras que otras están en nuestro organismo de manera transitoria.

Estas poblaciones bacterianas varían según la región y el individuo, pero el conjunto de todas ellas conforman la microbiota normal del ser humano.

  • Microbiota normal, wikipedia. Recogido a 19 de mayo en  https://es.wikipedia.org/wiki/Microbiota_normal
  • Bolívar, A. K., & Cátedra, D. A. MICROBIOTA ENDÓGENA DEL CUERPO HUMANO.
  • López Valencia, L. (2017). Avances en el conocimiento del microbioma humano.