¿Qué es realmente el amor a primera vista?

Raquel Lemos Rodríguez·
01 Julio, 2020
El amor a primera vista no suele ir más allá de una ilusión por alguien que no conocemos y al que idealizamos. Pero, ¿qué es lo que se siente exactamente? Te lo contamos.

¿Notas ese nerviosismo que recorre tu cuerpo? No puedes controlarlo: sin saber por qué, empiezas a transpirar. Incluso parece que revolotean mariposas en tu estómago. ¡Has experimentado el amor a primera vista!

Algunos lo denominan flechazo y no podría haber definición más acertada. Este tipo de enamoramiento surge de forma instantánea y de manera inesperada.

No conoces de nada a la persona que te está provocando todas estas sensaciones. Sin embargo, te hace sentir cosas muy profundas. ¿Existe el amor a primera vista o es solo una ilusión?

El flechazo romántico

flechazo o amor a primera vista

Se puede considerar el amor a primera vista como un amor platónico. Y es que este surge de forma espontánea con un simple cruce de miradas o un roce en un lugar lleno de gente.

En cualquier momento puede suceder este flechazo romántico que te deje prendado. Sin saber por qué, desearás conocer y acercarte a la persona que te ha hecho sentir tantas cosas a la vez.

Hay personas que creen que esta es una mera atracción física, y así es. Sin embargo, también existe una gran conexión, mucho más profunda, que se produce sin que uno entienda muy bien el porqué.

No obstante, tampoco debemos confundir el amor a primera vista con el amor maduro o auténtico. Este último solo puede producirse cuando conectas con la otra persona y la conoces no solo a nivel físico, sino también emocional.

Descubre: 7 elementos que toda pareja necesita además del amor

¿Qué se siente ante el amor a primera vista?

Que-se-siente-frenta-al-amor-a-primera-vista

1. Sudor y nerviosismo

Si estás ante un flechazo romántico, tu temperatura corporal empezará a aumentar fruto de un nerviosismo que se incrementa cuanto menor sea la distancia con la persona deseada.

Te sentirás muy inseguro e incluso sobrepasado por la situación. De repente, estarás muy torpe y, si eres de los que se ruborizan, tu cara pasará a tornarse del color de un tomate.

No serás capaz de actuar de forma natural ni tampoco de hablar como lo haces normalmente. Quizás tu tono de voz sea más agudo o digas cosas sin sentido.

2. Te abordan pensamientos de todo tipo

pensamientos-sobre-amor

En el momento en el que todas las sensaciones anteriores te aborden, empezarás a pensar en esa persona: en cuál es su nombre, su edad, si tendrá pareja, si se habrá también fijado en ti, si le estará pasando lo mismo…

En el caso de que no hayáis podido acercaros ni entablar conversación alguna, te irás a casa pensando en si la volverás a ver e incluso te lanzarás a imaginar un posible encuentro donde inventarás cientos de conversaciones aleatorias entre vosotros.

No te pierdas: El amor y su importancia para la salud

3. No podrás dejar de pensar en esa persona

atraccion o amor a primera vista

Pasarán varios días y seguirás recreando en tu mente ese momento en el que te lo volverás a encontrar o en el que volváis a coincidir casualmente. De repente, verás que te quedas ensimismado mientras estás entre tu grupo de amistades o que sonríes sin motivo alguno.

Cuando te des cuenta, te sentirás un poco “tonto”. Al final, llegarás a la conclusión de que fue una tontería obsesionarte y ocupar tus pensamientos con esa persona a la que no conoces de absolutamente nada.

Claro que eso será hasta que te la encuentres de nuevo y entonces todo empiece otra vez.

El amor de verdad no es un flechazo

Hay que tener en cuenta que el amor a primera vista no puede considerarse “amor” como tal. Para que este surja hacen falta otro tipo de cosas, principalmente, porque para enamorarse de verdad uno tiene que conocer realmente a la otra persona. 

Al tratarse de un flechazo, la idealización es la principal causa de todos estos vaivenes emocionales, por lo que puede que, si decides finalmente entablar una conversación real con el objeto de tu deseo, estos sentimientos pasionales desaparezcan.

Puede que al hablar en persona con él o ella descubras que no se parece en nada al chico o la chica con el que fantaseas. Quizás sea una persona antipática, superficial o con la que no tengas nada en común. Entonces, te sentirás decepcionado, puesto que tu mente había creído erróneamente que la conocía.

Por lo tanto, sé coherente. No pierdes nada por intentar conocerla, pero no te quedes paralizado en tus ensoñaciones. La vida real es mucho mejor.

  • Langeslag, S. J., Olivier, J. R., Köhlen, M. E., Nijs, I. M., & Van Strien, J. W. (2014). Increased attention and memory for beloved-related information during infatuation: behavioral and electrophysiological data. Social cognitive and affective neuroscience, 10(1), 136-44. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4994849/