¿Qué es el Soft Lift?

22 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
Soft Lift es un novedoso procedimiento de rejuvenecimiento facial que combina toxina botulínica más ácido hialurónico. ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus ventajas? Aquí lo detallamos.
 

Soft Lift, desde hoy, ya es un nuevo aliado para la belleza. Nuestro rostro es la carta de presentación que damos al exterior; por eso, no está mal que queramos mantenerlo siempre joven y natural.

Por fortuna, al comenzar con los tratamientos estéticos no invasivos desde épocas tempranas, tenemos la ventaja de enfrentar el paso de los años sin demasiados cambios y sin necesidad de recurrir a cirugías.

¿Qué es el Soft Lift?

Soft Lift es una técnica indicada para cualquier sexo o edad, que ofrece resultados naturales al restablecer la armonía del rostro y la expresión facial. No tiene contraindicaciones y es apto para todos los que quieran recuperar el aspecto fresco del rostro. 

Se realiza en un consultorio médico, y luego de una sola sesión se pueden retomar con normalidad las actividades habituales. Los resultados que brinda son muy interesantes, pues la imagen empieza a verse renovada de forma notoria. Además, sus efectos tienen una duración de unos 4 meses. 

 

El procedimiento es mínimamente invasivo, pero lo debe hacer un médico habilitado y especializado. Una consulta previa con el profesional podrá ayudar a establecer si es conveniente o no recurrir a esta técnica.

¿En qué consiste el Soft Lift?
El Soft Lift es una técnica antienvejecimiento no invasiva que ofrece resultados interesantes. En general, ayuda a mantener la piel joven y con un aspecto sano.

El cronoenvejecimiento natural

El envejecimiento del rostro queda evidenciado por varios cambios, como las arrugas dinámicas, las arrugas estáticas y la pérdida de colágeno y ácido hialurónico. Esto se puede observar a través de los signos propios de la flacidez de la piel. Dentro de los signos de envejecimiento facial también encontramos:

  • La pérdida del contorno del rostro por efecto de la gravedad.
  • La falta de firmeza.
  • La pérdida de volumen.
  • Alteraciones de la textura y color de la piel.

Todos estos cambios que la piel sufre con el pasar del tiempo, hacen que nuestro rostro tenga una apariencia envejecida y cansada. Sin embargo, métodos como el Soft Lift ayudan a mitigarlo.

 

Lee también: Fotoenvejecimiento: ¿a qué se debe?

¿En que consiste el procedimiento de Soft Lift?

En la técnica de Soft Lift se emplean dos productos, que son los siguientes:

  • La toxina botulínica tipo A, indicada para el tratamiento de las arrugas dinámicas, aquellas formadas por el movimiento de los músculos faciales (en la gesticulación).
  • El ácido hialurónico, que rellena las arrugas estáticas, las que son permanentes. A menudo, estas últimas son más profundas y visibles con el rostro en reposo. Esta sustancia también se indica para la armonización del contorno facial y los labios, o en la reposición de volumen de zonas del rostro que se hayan modificado por el envejecimiento.

Como lo expone  un estudio publicado en el International Journal of Biological Macromolecules, el ácido hialurónico, tiene efectos importantísimos en la mejora de la apariencia de la piel.

¿En que consiste el procedimiento de Soft Lift?
Para realizar el Soft Lift se emplean sustancias como la toxina botulínica tipo A y el ácido hialurónico.
 

Cambios al salir de la sesión

Soft Lift es un procedimiento no invasivo y no quirúrgico que interviene en las señales del envejecimiento de la piel. El resultado que se consigue es una apariencia más natural, rejuvenecida y agradable, sin pasar por los riesgos o el periodo de reposo que conlleva una cirugía estética.

Soft Lifting es una técnica médica avanzada que, a partir de el uso de tratamientos de vanguardia de antienvejecimiento (rellenos con ácidos hialurónicos y aplicaciones de toxina botulínica tipo A), ayuda a conseguir un rejuvenecimiento facial total.

¿Qué zonas podemos tratar?

Este sistema se puede utilizar en cualquier sector de el rostro donde se considere que hay que corregir signos de envejecimiento. Estos incluyen los siguientes:

  • Región nasal (rinomodelación y bunny lines).
  • Región frontal (elevación de cejas y arrugas frontales).
  • Surcos nasogenianos, arrugas de comisura ocular (patas de gallo).
  • Reposición de volumen en mejillas.
  • Definición de contorno facial.
 
  • Labios (voluminización y perfilado labial, arrugas labiales).

Las tendencias más nuevas en rejuvenecimiento facial avalan el hecho de buscar, de manera constante, resultados naturales y armónicos que lleven a embellecer el rostro de una forma integral.

¿Qué zonas podemos tratar?
A través del Soft Lift es posible mejorar casi cualquier zona del rostro. Sus resultados son notorios desde la primera sesión.

Podría gustarte: 7 hábitos que aceleran el proceso de envejecimiento de la piel

Las 3R’s del rejuvenecimiento

La gran diferencia que radica en las técnicas de rejuvenecimiento convencionales se encuentra en el enfoque bidimensional que se utiliza para evaluar el rostro. Antes, solo se tenía en cuenta el tratamiento de una arruga o una línea puntual.

Este método llega a evolucionar esa forma de tratamiento. Analiza el rostro desde un punto de vista tridimensional. Trata en el rostro todas las señales de envejecimiento que se encuentren dentro de las 3R’s del rejuvenecimiento facial, provocando lo siguiente:

 
  • Relajación muscular: disminuye las arrugas dinámicas (toxina botulínica).
  • Redefinición de el contorno de la cara: ayuda en el tratamiento de las arrugas estáticas (ácido hialurónico + toxina botulínica).
  • Reposición de volumen: brinda reposicionamiento en zonas donde hace falta, ya sea porque se perdió o nunca estuvo armonizado (ácido hialurónico).

Por todo esto, se dice que Soft Lift es un tratamiento innovador que combina las técnicas ya consagradas como líderes en rejuvenecimiento facial.

 
  • Small, R. (2014). Botulinum Toxin Injection for Facial Wrinkles. American Family Physician90(3), 168–175.
  • Sulamanidze M, Sulamanidze G. Facial lifting with Aptos Methods. J Cutan Aesthet Surg. 2008;1(1):7‐11. doi:10.4103/0974-2077.41149
  • Floyd, E. M., Sukato, D. C., & Perkins, S. W. (2019, May 1). Advances in Face-lift Techniques, 2013-2018: A Systematic Review. JAMA Facial Plastic Surgery. American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jamafacial.2018.1472
  • Nigam, P., & Nigam, A. (2010, January 1). Botulinum toxin. Indian Journal of Dermatology. https://doi.org/10.4103/0019-5154.60343
  • Jankovic, J. (2010). Botulinum Toxin. In Encyclopedia of Movement Disorders (pp. 144–150). Elsevier Inc. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374105-9.00098-8