¿Qué es la tendinopatía glútea?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 10 marzo, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 11 abril, 2019
Cuando se inflaman los tendones de los glúteos debido a una lesión a esto se le conoce como tendinopatía glútea. ¿Por qué se produce y cómo podemos resolver esto?

La tendinopatía glútea, también conocida como bursitis trocantérea, es una de las causas del dolor de cadera. Esto se produce debido a una inflamación en los tendones de la zona, lo que puede darse debido a diferentes razones. ¿Por qué surge, en realidad, este tipo de bursitis? ¿Cómo podemos solucionarla?

Como bien señala el artículo Bursitis Trocantérea, la tendinopatía glútea suele estar causada por microtraumatismos de repetición. Por ese motivo, muchos deportistas, como los corredores de maratón, suelen sufrir esta afección.

El roce constante de la zona provoca que esta se resienta y que las bolsas serosas (bursa) se inflamen. No obstante, no hay que ser deportistas para padecer bursitis trocantérea. Existen algunos factores que pueden predisponernos a manifestarla.

¿Puedo sufrir tendinopatía glútea?

Bursitis trocantérea
Este tipo de tendinopatía es más frecuente entre quienes practican algunos deportes, en especial por los movimientos repetitivos sobre la cadera.

Ser deportista corriendo maratones o jugando al fútbol nos puede predisponer a sufrir bursitis trocantérea. Sin embargo, existen otros factores que pueden hacer que seamos susceptibles de padecerla. Veamos algunos de ellos que, con un adecuado tratamiento, pueden evitar que esta afección haga acto de presencia.

  • Obesidad: la presión en la zona debido al exceso de grasa puede hacer que la bursitis aparezca con mayor facilidad.
  • Fibromialgia: la rigidez muscular que se manifiesta en esta enfermedad puede hacer que el roce de la zona cause una tendinopatía glútea.
  • Artritis de cadera: sin duda, este problema que causa inflamación de las articulaciones de la zona puede favorecer la aparición de la bursitis trocantérea.
  • Gonartrosis: la degeneración del cartílago puede provocar la aparición de este tipo de tendinopatía.

Si nos hemos sentido identificados con alguno de estos factores que nos pueden predisponer a sufrir tendinopatía glútea, tenemos muchas posibilidades de padecerla, aunque esto no significa que la vayamos a manifestar. No obstante, es necesario que sepamos cuáles son los síntomas que nos alertan de su aparición.

Quizá te interese: Fractura por estrés: dónde ocurren principalmente

Síntomas de la bursitis trocantérea

Tendinopatía glútea
El dolor y las molestias es el síntomas más frecuente, incluyendo, en ocasiones, dificultad para caminar.

Cuando sufrimos tendinopatía glútea aparecen una serie de síntomas que, quizás, puede que confundamos con otro tipo de problemas.

Por eso, a pesar de que en un principio la molestia puede no ser muy grave, recomendamos siempre acudir a un profesional de la salud. De esta manera, podremos evitar sufrir y que el malestar se vaya incrementando con el tiempo. Pero, además, podremos iniciar un tratamiento lo antes posible para que esta circunstancia no se agrave.

  • Dolor que se extiende hasta la parte anterior del muslo.
  • Dificultad para caminar sin notar molestias.
  • Sensación de dolor que llega hasta la zona interior del muslo.
  • Rigidez en las articulaciones de la zona.
  • Chasquido y dolor en la zona.
  • Dolor cercano a la tuberosidad isquiática que se extiende hasta el glúteo.

Como nos hemos podido dar cuenta, el dolor en la zona es el síntoma que se presentará, a veces, acompañado de un chasquido.

El hecho de que se extienda hacia la parte anterior, posterior o interior del muslo y, en ocasiones, incluso hasta la rodilla dependerá de aquello que hacemos que favorece el roce y la inflamación de las bolsas serosas.

Por ejemplo, los pacientes que suelen presentar el dolor inguinal que se extiende hasta la parte anterior del muslo lo manifiestan cuando hiperextienden la cadera. Asimismo, quienes pasan mucho tiempo sentados suelen sufrir el último de los síntomas que hemos presentado anteriormente.

Quizá te interese: ¿Qué es la tendinitis patelar? ¿Por qué causa dolor de rodilla?

Tratamientos disponibles

Mujer con una pastilla en una mano y un vaso de agua en la otra
El médico indicará medicamentos antiinflamatorios y analgésicos para reducir el dolor.

Cuando un paciente es diagnosticado con tendinopatía glútea (mediante una radiografía, ecografía, grammagrafía, tomografía o resonancia magnética) se le puede recomendar bajar de peso si esta es la causa de la bursitis. Sin embargo, también se pueden recetar analgésicos para aliviar el dolor y la inflamación.

También, se recomienda realizar ejercicios específicos que fortalezcan la zona de los glúteos y las caderas. Asimismo, se incide sobre la importancia de no dormir del lado en el que se está sufriendo la tendinopatía, ya que esto solo la empeora.

En algunos casos, la extracción de líquido de las bolsas serosas o la inyección de una mezcla de anestésico y corticoide puede dar buenos resultados en el tratamiento. Esperamos que ahora que conoces un poco mejor lo que es la tendinopatía glútea, ante cualquier síntoma mencionado no dudes en acudir al médico.

Este te realizará las pruebas pertinentes para que puedas evitar sentir dolor y malestar, ya que esta afección es fácilmente tratable. ¿Alguna vez te han diagnosticado bursitis trocantérea o de cadera?

  • García, M. F., Pérez, C. E., & De Paz, M. P. (2003). Programas de ejercicios en tendinopatías. Rehabilitación37(6), 354-362.
  • Medrano San Ildefonso, M., Mauri Llerda, J. A., & Bruscas Izu, C.. (2007). Tendinopatías por fluoroquinolonas. Anales de Medicina Interna24(5), 227-230. Recuperado en 28 de febrero de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992007000500005&lng=es&tlng=es.
  • Pruvost, J. (2012). Tendinopatías del deportista. EMC-Podología14(2), 1-10.
  • Schvartzman, P., Salgado, D., Buteler, J., Alonso, P., Ríos, A., & Mondello, E.. (2016). Utilidad de la resonancia magnética en el diagnóstico de lesiones musculares de localización atípica. Revista argentina de radiología80(1), 27-38. Recuperado en 27 de febrero de 2019, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-99922016000100005&lng=es&tlng=es.