¿Qué es un colirio?

Un colirio es un medicamento con formulación líquida que se puede emplear para molestias oculares leves o patologías más graves como las infecciones.

El uso excesivo de las nuevas tecnologías y los efectos que produce la contaminación sobre la salud ocular son los motivos por los que ha incrementado el uso de colirio. Se trata de una medida farmacéutica presentada en forma líquida cuyo objetivo es humectar los ojos o combatir algunos tipos de infecciones.

El colirio viene en pequeños goteros que facilitan su dosificación de acuerdo a la patología que se quiera tratar.  Además, tanto su etiqueta como sus tapones siguen un código de colores que permiten identificar el tipo de fármaco con más facilidad.

En la actualidad se pueden adquirir en diferentes presentaciones para cada necesidad. Sin embargo, en general se distinguen en dos categorías: los que necesitan fórmula y los que no. Es primordial entender que no todos van destinado a lo mismo y, por ende, su aplicación excesiva o errónea puede causar efectos indeseados.

Tipos de colirio

Un colirio puede ser una simple solución salina para las pequeñas molestias oculares o una fórmula completa para tratar patologías más graves. Algunas compañías los distribuyen de acuerdo a su color, por lo que es posible distinguirlos en tres categorías cromáticas:

  • Rojo: indicado para dilatar la pupila.
  • Verde: solución para contraer la pupila.
  • Amarillo: preparado de gotas anestésicas.

Estos colores son más importantes de lo que muchos piensan, ya que ayudan a elegir el más apropiado. No obstante, a veces se pueden encontrar en color rosa, blancos, etc. Por eso, es primordial conocer cuáles son los de venta libre y cuáles los que solo se usan bajo supervisión médica.

Colirio sin receta médica

Como ya lo comentamos, el estilo de vida moderno y la tecnología pueden influir en la aparición de distintas molestias oculares. Estos factores, además de otras causas externas, suelen ocasionar sequedad ocular, enrojecimiento y sensación de arenilla. Para estos casos, que se consideran leves, existen los colirios sin receta médica.

Colirio para ojos rojos

Esta variedad de colirio se utiliza cuando los ojos sufren irritación, enrojecimiento y picor. Por lo general este tipo de molestias se originan cuando los ojos están expuestos a agentes externos dañinos como el humo, aire acondicionado o cloro de las piscinas.

Colirio para ojos secos

También se conocen como lágrimas artificiales y son gotas que restablecen la lubricación de los ojos. Están indicadas para la sequedad que sufre el globo ocular debido al uso abusivo de ordenadores y dispositivos móviles. También se indican para la pérdida de humectación causada por la edad o por agentes contaminantes.

Colirio con receta médica

Un colirio puede contener la fórmula indicada para hacerle frente a distintas infecciones o inflamaciones. Dado que estos problemas son delicados y exponen la salud visual, el medicamento solo se puede adquirir con prescripción médica. Los más conocidos son:

  • Los bactericidas: administrados en caso de infecciones bacterianas.
  • Los bacteriostáticos: cuya función es detener el crecimiento de las bacterias, aunque no las elimina.
  • Combinados de antibióticos: incluyen antibióticos combinados esteroides y otra variedad de medicamentos.

La gran ventaja de los colirios es que su forma de dosificación permite que el medicamento penetre con facilidad en el interior del ojo a través del lagrimal. Además, el pestañeo le ayudará a repartir con más facilidad por todo el globo ocular.

Principales componentes del colirio

Young Beautiful Woman With Eyedrops. Vision And Medicine Concept

Antes de repasar algunas de las aplicaciones principales del colirio es bueno conocer algunos de los componentes principales que los conforman. Así las cosas, en un colirio se pueden encontrar sustancias como:

  • Agentes antimicrobianos
  • Reguladores de la tonicidad
  • Agentes viscosos
  • Principio activo del colirio
  • Solución base
  • Reguladores del pH

Usos más comunes del colirio

Además de ser la solución para el enrojecimiento y sequedad, algunas fórmulas de colirio ofrecen un tratamiento para afecciones que comprometen los ojos. Por supuesto, es primordial recibir un diagnóstico adecuado para poder elegir el más conveniente. Sus usos principales incluyen:

  • Conjuntivitis alérgicas o por infecciones (bacterias y hongos)
  • Uveitis
  • Glaucoma
  • Xerosis conjuntival

Nota: un médico también puede emplear colirios de diagnóstico para comprobar la tensión intraocular o buscar alguna lesión en las córneas.

Consejos para el uso adecuado de un colirio

Efectos secundarios del tobrex.

Considerando que el uso inapropiado de un colirio puede causar reacciones indeseadas, a continuación compartimos unas pautas sencillas para emplearlos con seguridad y eficacia. Todos los consejos se deben aplicar tanto si el colirio es de venta libre como si es recetado.

  • Bajo ningún concepto se deben emplear colirios antibióticos sin prescripción médica. De hecho, no debería haber automedicación en ningún caso.
  • Aunque el colirio sea sin receta, es primordial preguntar al médico o profesional encargado sobre su forma de aplicación y dosis correcta.
  • No es recomendable abusar de los colirios para tratar los ojos rojos o la sequedad. A veces tienen componentes que en exceso producen un efecto contrario al deseado.
  • Usar el colirio más indicado para la necesidad de los ojos.
  • Lavar bien las manos antes de abrir el bote.

Efectos secundarios del colirio

La mayor parte de las veces los efectos secundarios del colirio no representan algo grave. Tan pronto como se aplica, la persona puede sentir hormigueo, visión borrosa y sabor metálico en la boca. Muchas veces estos síntomas son el resultado de una alergia a algún componente del medicamento.

Si el tratamiento con colirio incluye los que contienen esteroides, la posibilidad de efectos secundarios se multiplica. Por lo tanto, es esencial evitar su uso prolongado y mantener bajo supervisión médica. Estos riesgos incluyen cataratas, presión ocular y glaucoma.