¿Qué es un orgasmo?

Tener un orgasmo es uno de los fines de las relaciones sexuales, aunque muchas veces se desconocen todas las ventajas que traen en el día a día

Un orgasmo es la respuesta que brinda el organismo a la estimulación sexual. En los encuentros íntimos, las caricias o el coito producen una excitación que va en aumento hasta el clímax.

La concentración sanguínea se acumula en la zona genital durante todo el proceso y con el orgasmo se producen contracciones y la liberación de la misma.

Este comportamiento del organismo es acompañado por una serie de sensaciones que producen intenso placer. Los orgasmos, además tienen otra series de beneficios y algunas diferencias entre ambos sexos.

Similitudes y diferencias entre el orgasmo femenino y el masculino

Existen características compartidas entre ambos sexos propias del orgasmo. Entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Las contracciones en la zona de genitales.
  • La respiración más intensa.
  • La aceleración de la frecuencia cardíaca
  • Aumento de la presión sanguínea

Y a su vez, existen diferencias marcadas entre ese placer generado en hombres y mujeres al lograr el clímax. Vamos a conocerlas con algo de detalle.

Orgasmo femenino

En el caso de las chicas, esta demostración del organismo se da en el cuerpo, en casi su totalidad, una sensación generalizada de placer. Las contracciones tienen intervalos que varían de intensidad y duración. Incluso se puede llegar a tener más de un orgasmo en cada relación sexual.

El cerebro juega un papel importante en la capacidad de tener orgasmos. La imaginación, la concentración y las experiencias anteriores son claves para que disfrute o se bloquee en este momento.

Amplía horizontes: 9 tips para una relación sexual más placentera

Orgasmo masculino

Pareja en la cama

Los hombres tienen contracciones que oscilan entre 3 y 10 segundos, según sea la intensidad con la que responde el organismo. Se estima que un orgasmo masculino promedio dura aproximadamente 8 segundos. Tienen una sensación placentera general, pero el centro está en la eyaculación.

Tras una relación sexual, la mayoría necesita un tiempo mínimo para lograr otro proceso de excitación. Es una cuestión biológica que nada tiene que ver con la atracción que le produzca su compañera.

¿Cuáles son las ventajas de tener un orgasmo?

1. Es posible descansar mejor

Quienes padecen de insomnio deben recurrir a un orgasmo, podrán notar grandes mejoras en su descanso. El momento de ir a dormir ya no es una pesadilla, sino que el organismo se encuentra más relajado. Conciliar el sueño es más sencillo y las horas que dure el mismo serán reparadoras.

Lo mejor es que no se requieren medicamentos farmacológicos, sino que se produce un efecto de sedación de manera natural. Esto se logra por las endorfinas que se liberan durante el orgasmo.

2. Aumenta el buen humor

Dopamina, oxitocina y otras de las llamadas hormonas de la felicidad fluyen, generando una sensación de bienestar general. Por lo tanto, estas personas gozan de buen humor y la sonrisa las acompaña cada día.

Es común hacer comentarios entre amigos o en el ámbito laboral sobre los cambios de ánimo de un compañero cuando ha tenido relaciones sexuales. Todos saben que la felicidad traspasa todas las barreras.

Descubre qué es: Oxitocina

3. Es beneficioso para el cerebro

Todo el cuerpo se ve afectado durante un orgasmo y el cerebro tiene mejor funcionamiento gracias a la oxigenación que se produce. La estimulación sexual intensa eleva las oscilaciones que se dan entre las neuronas cuando se genera el trance sexual.

4. Aumenta la autoestima

Mujer feliz

La confianza que tienen las personas en sí mismas aumenta cuando llevan una vida plena sexualmente. Se sienten más atractivas, rejuvenecidas y con la energía suficiente para conquistar el mundo.

Al conseguir este nivel de seguridad, muchas tensiones o factores que provocan estrés pueden eliminarse con mayor facilidad. Pueden llevar adelante sus jornadas con más relax y satisfacción.

5. El orgasmo femenino facilita la tolerancia al dolor

Un orgasmo femenino tiene un efecto analgésico por el trabajo que realiza en el cerebro el núcleo dorsal del rafe. Es en el clímax cuando este órgano se pone actividad liberando serotonina, la cual sirve para combatir dolores.

Este proceso explica por qué las chicas tienen una disminución de estímulos negativos antes, durante e inmediatamente después de un orgasmo.

Una reflexión

Los orgasmos son el punto culmen de un acto sexual que brinda sensaciones de felicidad fantásticas. Hombres y mujeres de todas las edades pueden lograr a un orgasmo si están dispuestos a disfrutar.

Se puede lograr con la masturbación, con juegos eróticos o con penetración. Aunque algunas personas sufren de anorgasmia, una disfunción sexual por la cual no se puede llegar al clímax.