Qué es y cómo se trata el bruxismo

Yamila Papa · 4 septiembre, 2014

El rechinar o apretar los dientes entre sí se conoce como “bruxismo”, esta es una patología bastante frecuente y aparece por las noches o en estados de mucho estrés o nerviosismo. En la mayoría de los casos, la persona no se percata de esta acción y es difícil de controlar. A continuación te invitamos a conocer qué es y cómo se trata el bruxismo.

Características del bruxismo

En relación a las causas, una persona puede rechinar o apretar los dientes sin darse cuenta, tanto sea durante el día como la noche, siendo más común mientras se duerme. Los factores que pueden influir en el dolor mayor o menor producto de esta patología son:

  • cuánto tiempo se mantenga la presión
  • la fuerza que se ejerza en la mandíbula
  • la postura
  • los dientes desalineados
  • la dieta
  • los hábitos para dormir y la capacidad de relajarse.

Es preciso saber que apretar los dientes puede desgastarlos, despertar a quiénes duermen al lado y causar problemas en los músculos o tejidos de la mandíbula.

Dientes
El estrés diario puede causar bruxismo. Otros factores son la ansiedad, la tensión, la depresión, el dolor de oído, los trastornos alimentarios, el dolor de cabeza, la sensibilidad muscular en las mañanas, la sensibilidad a los alimentos muy fríos o muy calientes, el insomnio y la inflamación en la mandíbula.

Existen dos tipos de bruxismo, el céntrico (cuando los dientes se aprietan) y el excéntrico (cuando se frotan o rechinan los dientes). Causan abrasión o desgaste dentario, depresiones o hundimientos en la superficie de los dientes y hasta fracturas. En las encías también tiene efectos negativos, porque se debilitan, inflaman y pueden también ocasionar desprendimiento de piezas dentales. En cuanto a los dolores “generales” podemos citar de cabeza, de espalda, de cuello o de mandíbula.

Consejos para evitar y tratar el bruxismo

Colocar un protector bucal

Esto servirá para eliminar ese acto reflejo que se ha instalado en el cerebro. La férula es un aparato de resina o acrílico duro, que se quita y pone. Mientras se lleva puesta evita que los dientes entren en contacto entre si. Para empezar, se aconseja usarla por día y una vez que se acostumbra, recién utilizarla por las noches, de lo contrario, puede traer alteraciones en el sueño.

Controlar el estrés y la ansiedad

Tomarse las cosas con calma, no desesperar, aprovechar las prácticas relajantes como la meditación, el yoga o el tai chi. Cualquier técnica para calmar los nervios es bienvenida. Algunos también pueden optar por sesiones de masajes o darse un baño de inmersión con sales. Intenta ser optimista siempre. Realiza respiraciones profundas cuando las situaciones estén a punto de “desbordar”, haciendo que el aire ingrese por la nariz, retener unos segundos y y expulsar lentamente por la boca.

dientes6

Realizar “auto-masajes”

No sólo sirve para reducir la tensión, sino que relajará toda la zona afectada por el bruxismo. Con las yemas de los dedos hacer círculos en las mandíbulas, en sentido de las agujas del reloj y con una breve presión. El cuello y la cara también se pueden relajar, masajeando con los dedos en círculos. Aplica un paño frío o cubito de hielo en la mandíbula para relajar. También se puede elegir la almohadilla eléctrica o una toalla mojada con agua caliente. Presiona el centro del paladar superior con la pinta de la lengua, durante un minuto para relajar la mandíbula inferior.

Realizar ejercicio físico

Esto tiene varios beneficios, desde bajar de peso a liberar tensiones. Las endorfinas (hormonas) son las encargadas de producir sensación de bienestar. La actividad física adecuada es vital para producirlas y sentirse de mejor humor.

Llevar una alimentación saludable

El bruxismo causa desgaste en las piezas dentales, por lo cual, es preciso llevar una dieta rica en calcio, con el fin de proteger el esmalte de los dientes y fortalecer los huesos de la boca. Las legumbres, los frutos secos (con cuidado porque son duros y pueden causar dolores), las verduras de hoja verde y los lácteos no pueden faltar en tu plan alimentario diario. Deja de lado o evita el café, el té y los refrescos, ya que son perjudiciales para el esmalte y la salud de tus dientes.

dientes4

Aprovechar la musicoterapia y las flores de Bach

Estas técnicas basadas en la música y en la utilización de aceites esenciales son muy buenas para reducir el estrés y los nervios. Como se dijo anteriormente, causales del bruxismo. Consulta con especialistas en ambas terapias y aprovecha sus ventajas, no sólo para este problema, sino para otros también.

Remedios y recetas caseras para el bruxismo

  • Mastica una zanahoria, un coliflor o una manzana pelada y cruda antes de dormir, así calmarás la mandíbula cuando es hiperactiva. Este remedio es muy bueno para los niños.
  • Vierte una cucharada de valeriana en una taza con agua hirviendo. Tapa y deja refrescar. Bebe antes de dormir, todos los días durante un mes. Puedes también añadir unas gotas de tintura de valeriana en un vaso con agua y beber por las noches. Te servirá para combatir el estrés.
  • Hierve dos cucharadas de flores de tila secas con una taza de agua, durante cinco minutos. Tapa y deja refrescar. Cuela y bebe antes de ir a la cama. Ayuda a combatir la ansiedad y los nervios.
  • Bebe una taza de leche tibia antes de dormir, para reducir el estrés. Si no te gusta el sabor, coloca un poco de canela o miel.
  • Realiza una infusión con tres cucharadas de salvia seca por litro de agua. Añade en la bañera y toma un baño de inmersión por hasta 20 minutos. Otra opción más que interesante es el tomillo.