¿Qué es y para qué sirve el T-DM1?

03 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
El 18-20% de los cánceres de mama metastásico son HER-2+, es decir que tienen sobreexpresión del oncogén HER2. Para este tipo de tumores se ha desarrollado un nuevo fármaco denominado T-DM1. Veamos de qué se trata.
 

El T-DM1 es un fármaco antineoplásico nuevo, único y selectivo aprobado por la EMA para el tratamiento del cáncer de mama avanzado con HER-2 positivo. El HER-2 es una proteína conocida como ´receptor del factor de crecimiento epidérmico 2´ que favorece el crecimiento de las células cancerosas. Está comercializado bajo el nombre de Kadcyla.

El T-DM1 está formado por  dos compuestos: uno es el ya conocido fármaco trastuzumab, que es un anticuerpo anti-HER2, y el otro componente es una molécula citotóxica antimicrotúbulos -el DM1.  Que sea citotóxica antimicrotúbulos hace referencia a la capacidad que tiene de bloquear la síntesis de microtúbulos en la división celular, mecanismo que veremos más adelante con más detalle.

 

Eficacia del T-DM1

T-DM1

El 18-20% de los cánceres de mama metastásicos son HER-2+, es decir, están caracterizados por una sobreexpresión y/o una amplificación del oncogén HER2. Antes del desarrollo de terapias específicas anti-HER2, el pronóstico de las pacientes con tumores HER-2+ eran significativamente peor que el resto. Un oncogén es un gen que por su capacidad de mutación o transformación induce a la formación de cáncer en una célula.

 

No obstante, con el desarrollo del trastuzumab, aprobado en el año 2000, el mal pronóstico de cáncer de mama HER2+ en comparación con el HER2- se contrarrestó. En el 2014 se comercializó un segundo fármaco anti-HER2: el pertuzumab. Este último medicamento prolonga adicionalmente la supervivencia global en el tratamiento de primera línea del cáncer de mama avanzado HER2+.

En cuanto al tratamiento de segunda línea del cáncer de mama avanzado HER2+, el único que estaba aprobado hasta la fecha era la combinación de quimioterapia con capecitabina más lapatinib –un inhibidor de la tirosina cinasa de HER2/ERGFR.

En un estudio de registro llamado EMILIA se comparó el tratamiento con T-DM1 frente al tratamiento con lapatinib más capecitabina en pacientes con este tipo de cáncer de mama que habían sido tratadas previamente con trastuzumab más un taxano. Los resultados de este estudio mostraron un aumento en la supervivencia libre de progresión, un aumento en la supervivencia global y un perfil de efectos secundarios mejor tolerado y retraso significativo  de los síntomas en el tiempo hasta la progresión con el tratamiento con T-DM1.

 

Mecanismo de acción: ¿cómo ejerce el T-DM1 el efecto en el organismo?

Como hemos comentado, el T-DM1 está formado por la combinación de dos medicamentos: el trastuzumab y el DM1. El T-DM1 combina los mecanismos de acción de estos dos medicamentos:

 
  • Igual que el trastuzumab, el T-DM1 es capaz de unirse al HER2 y bloquear el crecimiento de células tumorales que sobreexpresan este factor de crecimiento.
  • También presenta el mecanismo de acción del DM1, por lo que es capaz de unirse a la tubulina.

Al inhibir la tubulina impide que la célula cancerígena se divida, lo que finalmente provoca la muerte celular por apoptosis. Los resultados de los ensayos de citotoxicidad in vitro muestran que DM1 es entre 20 y 200 veces más potente que los taxanos y los alcaloides de la vinca.

Quizás también te interese leer: El palbociclib en el tratamiento del cáncer de mama

Reacciones adversas del T-DM1

T-DM1

Las reacciones adversas de los medicamentos son todos aquellos efectos indeseados y no intencionados que se producen de forma esperada con el tratamiento con un fármaco.

Los efectos secundarios que más se reportaron fueron náuseas, fatiga y cefalea. Las padecieron un ≥25% de las pacientes. En este sentido, la seguridad del T-DM1 se evaluó en un total de 1871 pacientes con cáncer de mama en diferentes ensayos clínicos y se observó que las reacciones graves más frecuentes fueron:

 
  • Hemorragia.
  • Disnea.
  • Dolor en los huesos y en los músculos.
  • Dolor abdominal.
  • Trombocitopenia.
  • Vómitos.

También te puede interesar leer: ¿Qué debe incluir la dieta para las pacientes con cáncer de mama?

Conclusión

Los datos reportados por los estudios demuestran que el T-DM1 es un avance muy relevante en el tratamiento del cáncer avanzado de mama HER2+. Produce una mejoría en la supervivencia en pacientes previamente tratadas con trastuzumab.

Sin embargo, pese a estos avances, la enfermedad metastásica HER2+ sigue siendo incurable y es necesario encontrar nuevas terapias más eficaces y mejor toleradas. Por ello, es fundamental continuar con la investigación activa en el cáncer de mama.

 

  • Verma, S., Miles, D., Gianni, L., Krop, I. E., Welslau, M., Baselga, J., … Blackwell, K. (2012). Trastuzumab emtansine for HER2-positive advanced breast cancer. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1209124
  • Barok, M., Joensuu, H., & Isola, J. (2014). Trastuzumab emtansine: Mechanisms of action and drug resistance. Breast Cancer Research. https://doi.org/10.1186/bcr3621
  • Junttila, T. T., Li, G., Parsons, K., Phillips, G. L., & Sliwkowski, M. X. (2011). Trastuzumab-DM1 (T-DM1) retains all the mechanisms of action of trastuzumab and efficiently inhibits growth of lapatinib insensitive breast cancer. Breast Cancer Research and Treatment. https://doi.org/10.1007/s10549-010-1090-x