¿Qué es y para qué sirve la coenzima Q10?

Elena Martínez · 9 marzo, 2014
Con el paso del tiempo, la cantidad de coenzima Q10 que hay en el cuerpo disminuye. Por esta razón, conviene consumir alimentos que la contengan para mantenerla en los niveles adecuados. ¿Qué importancia tiene para el organismo?

La coenzima Q10 o ubiquinona es un nutriente que se encuentra presente en todo el cuerpo, pero especialmente en el corazón, el hígado, los riñones y el páncreas. Nuestro organismo la obtiene a través de la dieta y por transformación de otras coenzimas. ¿Cuáles son sus funciones?

En los últimos años, esta coenzima se está recomendando a muchas personas como complemento nutricional. La finalidad es ayudar en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, gingivitis, enfermedades neurodegenerativas, etc.

A continuación, profundizaremos sobre aspectos básicos de este tema: sus funciones, en qué casos conviene tomarla y qué alimentos la contienen naturalmente.

¿Qué hace en nuestro cuerpo?

Esta coenzima tiene, por una parte, una importante función antioxidante. Se debe a que actúa de manera similar a la vitamina E, pero es mucho más potente que esta.

Por otro lado, otra de sus tareas es la de producir energía a nivel celular. Es por ello que, si nos sentimos cansados, esto es síntoma de una carencia de esta coenzima en nuestro organismo.

Finalmente, en tercer lugar, la coenzima Q10 participa en la respiración celular, razón por la cual contribuye a la oxigenación de los órganos.

Estas funciones principales convierten a la Coenzima Q10 en un suplemento excelente para mejorar el sistema inmunitario y el sistema cardiovascular, así como para protegernos de los radicales libres, entre muchos otros beneficios.

Te puede interesar: Cómo fortalecer el sistema inmunitario aumentando el consumo de 7 frutas

Contra qué enfermedades puede ayudar

A partir de estas funciones que hemos comentado, se recomienda tomar la coenzima Q10 especialmente a las personas que sufran alguna de estas enfermedades:

  • Enfermedades cardiovasculares: Es recomendable para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva, angina de pecho, hipertensión arterial, etc.
  • Diabetes: Estimula la secreción y la síntesis de la insulina.
  • Gingivitis y otras enfermedades de las encías: Reduce las bacterias de la boca y baja la inflamación.
  • Cáncer de mama: Mejora la calidad de vida, ayuda a prevenir la metástasis e incluso podría haber remisión parcial.

  • Enfermedad de Huntington (enfermedad neurológica genética poco común): Ayuda a mejorar sus síntomas.
  • Parkinson y alzheimer: Mejora la oxigenación cerebral.
  • Distrofia muscular y esclerosis múltiple.
  • Síndrome de la fatiga crónica y fibromialgia: Puede ser beneficiosa, ya que interviene en la producción de energía.
  • Enfermedad de Lyme: Se trata de una infección bacteriana que se adquiere por la picadura de una garrapata infectada.
  • Artritis reumatoide: Elimina la inflamación de las articulaciones.
  • VIH/SIDA: Fortalece el sistema inmunológico.
  • Infertilidad masculina: Mejora la calidad del esperma.
  • Migraña: Ayuda a su prevención
  • Sobrepeso: Puede ayudarnos a reducir el peso de manera natural. Las personas obesas y las que hacen dietas muy estrictas suelen presentar niveles bajos de coenzima Q10.
  • Actividad física: Se recomienda en casos de agotamiento y para mejorar el rendimiento durante el ejercicio.

¿Por qué nos falta?

Esta coenzima se va agotando con el paso de los años, por lo que las personas mayores son quienes más suelen sufrir su déficit. No obstante, además de la edad, hay otros factores que contribuyen a esta disminución:

  • Consumo habitual de tabaco.
  • Alimentación con cantidades insuficientes de la coenzima (alimentación vegetariana, por ejemplo).
  • Incapacidad del organismo para producirla en cantidades suficientes
  • Estrés.
  • Candidiasis.
  • Otras enfermedades.

Lee también: Cómo funciona tu metabolismo en función de tu edad

Alimentos que la contienen

Los alimentos que contienen niveles más altos de coenzima Q10 de manera natural son el pescado y la carne. Dentro de los pescados, está presente sobre todo en los azules; en el caso de la carne, es más abundante en la de ternera.

Los alimentos de origen vegetal no la contienen en tanta cantidad. Esto es algo que deberán tener en cuenta aquellas personas que sigan una alimentación vegetariana. Aún así, estos son los más destacados:

  • Cereal integral y germen de trigo.
  • Aceites vegetales.
  • Frutos secos, especialmente los cacahuates.
  • Espinacas, brócoli, coliflor y zanahoria.

espinacas desegura89

Coenzima Q10 como suplemento

La manera más habitual de tomar la coenzima Q10 es como suplemento nutricional, especialmente cuando queremos tratar naturalmente alguna de las enfermedades que hemos citado. En la actualidad, hay muchas marcas que la producen y comercializan; también la encontraremos fácilmente en farmacias y herbolarios.

Para saber la dosis, siempre es aconsejable consultar con un especialista o bien seguir las indicaciones del producto. Desde ya que se recomienda siempre consultar con el médico o terapeuta especialista antes de tomar cualquier suplemento natural, incluyendo este.

En el caso de la coenzima Q10, deberemos consultar especialmente si estamos tomando medicación o realizando tratamientos como quimioterapia, antihipertensivos o Wafarina. Muchos especialistas señalan que es muy recomendable tomarla después de la quimioterapia.

Imágenes por cortesía de desegura89.