¿Qué factor de protección solar debes usar para cuidar tu piel?

19 julio, 2018
El factor de protección solar depende del tipo y color de piel de cada persona. Es muy importante que elijamos uno acorde a nuestras características particulares para evitar quemaduras.

Cuidar tu piel es una tarea a la que le debes dedicar tiempo diariamente. La hidratación es muy importante para mantener tu piel libre de resequedad. Pero ¿sabías que el protector solar es un producto que nunca puede faltar en tu rutina de cuidado diario? Por eso debes saber cómo escoger el indicado para ti.

Cuando buscas el protector solar ideal, lo primero en lo que debes fijarte es en el factor de protección que tiene. Allí radica el cuidado perfecto para tu piel, ya que no todos los protectores solares son buenos para ti.

¿Qué es el factor de protección solar?

Protector solar para cuidar tu piel

 

También conocido como FPS o SPF (por sus siglas en inglés), es el índice de protección que te brinda un producto cosmético con filtro solar para estar bajo el sol sin quemarte durante un tiempo determinado. Los protectores solares actúan como barrera de los rayos UVB para que estos no penetren tu epidermis.

El índice varía del 10 hasta el 100 y cada número es el múltiplo de tiempo por el que te protege el producto, de acuerdo a tu tipo de piel. Por ejemplo, si tu piel suele quemarse luego de 20 minutos bajo el sol sin protección, cuando usas un FPS 30, ese tiempo se multiplicará por 30. Es decir, estarás protegido durante 600 minutos o 10 horas.

Este tiempo es relativo, no necesariamente quiere decir que si te aplicas el protector una sola vez bastará para protegerte durante un período exacto. Esto dependerá de las actividades que hagas bajo el sol. Por ejemplo, si te bañas en la playa, río o piscina, debes aplicar protector nuevamente cada 30 minutos o cada hora.

Lee: Los 10 mandamientos para tomar bien el sol

¿Puedo usar cualquier factor de protección solar para cuidar mi piel?

La respuesta es no. Tu tipo de piel requiere un factor de protección solar específico. Cada tipo de piel depende de factores genéticos y étnicos. ¿Sabes cuál es el tuyo?

El fototipo es la capacidad para asimilar y resistir la radiación solar. Para separar los tipos de piel se utiliza la escala de Fitzpatrick que comprende 6 niveles. El 1 pertenece a los tipos de tez blanca y el número 6 a las pieles más oscuras.

Cada tipo de piel está determinado por el grado de melanina que contienen sus célula. Cuanta más melanina, mayor será la protección natural a las radiaciones solares que tendrá la piel. Por este motivo las personas blancas necesitan mayor protección ante los rayos solares.

Para cuidar tu piel de la manera adecuada debes saber cuál es tu fototipo. Toma en cuenta tus características físicas y tu reacción al sol sin protección para ello. Aprende a identificarlo con las siguientes claves:

  • Fototipo 1: Piel muy clara y sensible. Siempre se quema y no se broncea.
  • Fototipo 2: Casi siempre se quema y pocas veces se broncea.
  • Fototipo 3: Color intermedio. Se quema moderadamente y se broncea con frecuencia.
  • Fototipo 4: Piel morena. Se quema levemente
  • Fototipo 5: Piel morena un poco más oscura. Rara vez se quema.
  • Fototipo 6: Piel más oscura. Nunca se quema.

¿Identificaste el tuyo? Si tienes algunas dudas al respecto también puedes acudir a un dermatólogo para que te ayude a conocer tu tipo de piel de acuerdo a la reacción solar.

No te lo pierdas: Remedios naturales para tratar las quemaduras de sol

¿Cuál es el factor de protección solar ideal para cuidar mi piel?

Tomar el sol.

 

Ahora que ya sabes cuál es tu fototipo, podrás cuidar tu piel con el protector solar indicado. Te diremos cuál es el tiempo estimado que se tarda tu piel en enrojecerse bajo los rayos del sol sin protección. Basado en ello deberás escoger tu protector solar.

Si tu fototipo es 1, generalmente tu piel se enrojece luego de 5 o 10 minutos. El nivel de FPS que debes usar es de 50+. El fototipo 2 también requiere un FPS 50+, puesto que sin protección la piel tarda unos 20 minutos para empezar a quemarse.

Los fototipos 3 y 4 soportan un tiempo aproximado sin protección de 20 a 30 minutos y de 30 a 40 minutos, respectivamente. Ambos requieren un factor de protección solar de 30 a 50+.

Por su parte, los números 5 y 6 de la escala no presentan mayor riesgo de quemadura si se exponen al sol sin protección. Sin embargo, esto no significa que no deban proteger su piel. Generalmente pueden resistir hasta 60 minutos sin protector solar y el indicado para ellos es uno que tenga un nivel de protección de 30.

Recuerda que cuidar tu piel es indispensable para gozar de buena salud cutánea. Además, es importante prevenir enfermedades que podrían aparecer a largo plazo, como el cáncer de piel.

No solo en el verano tu piel necesita estar protegida, también lo necesita en el invierno o bajo la sombra. Los rayos solares son inclementes y pueden penetrar tu piel en cualquier momento. Por eso, ¡no abandones tu piel ni un solo día!

Te puede gustar