¿Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme?

Yamila Papa Pintor · 21 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 13 diciembre, 2018
Mientras dormimos nuestro organismo se dedica a generar anticuerpos para defenderse de los virus y las bacterias, y por eso tenemos más necesidad de dormir cuando estamos enfermos.

No hace falta que instalemos una cámara para después analizar lo que hacemos cuando dormimos. Muchas de las actividades producidas durante el sueño son internas y no podremos observarlas. ¿Te gustaría saber qué hace nuestro cuerpo mientras duerme? A continuación te comentaremos algunos datos curiosos.

¿Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme?

Una de las preguntas más frecuentes es qué hace nuestro cuerpo mientras duerme. Pues simple: este sigue en funcionamiento mientras dormimos, es un funcionamiento diferente, pero continúa. Contrario a esto, la creencia popular sostiene que, apenas conciliamos el sueño, es mucho lo que deja de funcionar.

Esto es discutible y la evidencia que algunas investigaciones arrojan, indica que cuando dormimos, el cuerpo permanece en funcionamiento. Aquí, algunas de sus actividades:

Los miembros se paralizan

Durante la fase más profunda del sueño, los músculos de las extremidades inferiores y superiores tienden a no moverse. Esto ocurre porque el cuerpo se encuentra en un profundo estado de reposo y  el resultado es que los miembros se paralicen.

Ver también: Los 8 mejores alimentos para dormir tranquilamente

A veces, el cuerpo tiende a sacudirse

Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme
En ocasiones ocurre que, mientras se duerme, puede sentirse que el cuerpo va cayendo a una especie de vacío y la tendencia es el despertar asustado. Este acto involuntario se le conoce como espasmo mioclónicoLos espasmos son esfuerzos que hacemos para mantenernos de pie, como si fuera un sistema de alerta que no prospera por completo. Pareciera que el cuerpo se sacude, como arrojando una alarma para hacernos despertar.

La temperatura corporal desciende

Durante el día estamos haciendo muchas cosas y la temperatura es más elevada porque estamos quemando calorías. Sin embargo, por las noches, cuando dormimos, lo hacemos con la mera intención de volver a recuperar energías.

Entonces el cuerpo detiene la combustión calórica. Así que la temperatura corporal desciende. Por ello podemos tener frío aún en verano.

Los ojos se mueven rápidamente

Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme

Durante el sueño atravesamos 5 etapas diferentes, una de estas etapas es muy corta, de apenas dos o tres minutos, en la que nos acercamos al sueño profundo. Durante las fases III y IV del ciclo del sueño es cuando nuestro cuerpo se encuentra en un estado de relajación profunda y cuando se dan los picos de segregación de hormona del crecimiento, muy importante para los deportistas.

Tendencia a filtrar información

¿Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme? No es el cuerpo, sino la mente lo que más trabaja mientras dormimos. Cada noche filtramos información de todo aquello que está ocupando un espacio importante en nuestra memoria.

Por ende, lo que la experiencia considera valioso, es entonces transferido al área de memoria a largo plazo. Además, las conexiones neuronales se establecen con más rapidez. El cerebro utiliza mucho azúcar y oxígeno en esta etapa, y esta puede ser una de las razones por las que, en la mayoría de los casos, se despierta con hambre.

La hormona de crecimiento

Esta es una de las razones por las cuales los bebés tienden a dormir la mayor parte del día. La hormona de crecimiento, (G.H: Growth Hormone, por sus siglas en inglés), no solo hace que seamos más grandes, sino que permite a los músculos, huesos y tejidos regenerarse. Se suele liberar más de la hormona de crecimiento durante las etapas más profundas del sueño. Además, combate los niveles bajos de glucosa en la sangre.

La garganta se estrecha

Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme

La razón por la que la garganta se estrecha es debido a la relajación de los músculos. Por ello, muchas personas roncan aunque no tengan la nariz tapada. Existen también otras alteraciones de la garganta y la mayoría de ellas tienen que ver con que no la usamos más que para respirar cuando estamos durmiendo. En algunos casos las vías respiratorias se cierran completamente y causa apnea de sueño.

El sistema inmunitario se refuerza

Un consejo popular es el de dormir al menos 7 horas. El objetivo es recuperar energías físicas, e incluso evitar contraer algún simple virus. Esto sucede porque mientras se duerme hay una tendencia de generar anticuerpos y de esta forma el organismo se defiende de los ataques de virus y bacterias. Por ello, por ejemplo, cuando se tiene un resfriado, se necesita dormir lo suficiente para que el sistema inmunitario pueda reforzarse.

Te recomendamos leer: El insomnio: un enemigo peligroso para tu corazón

Los dientes rechinan

El bruxismo es muy frecuente durante el sueño, mayormente en niños y jóvenes. El hecho de apretar fuerte los dientes puede agravarse cuando hay mucho estrés o la mandíbula está desalineada. Las personas con este problema se despiertan con mucho dolor en la boca. Mayormente, los dientes acaban desgastados o quebrados. Es recomendable consultar con un dentista sobre el uso de una férula dental para dormir.

Los riñones también descansan

Qué hace nuestro cuerpo mientras duerme

Durante el día la función renal está activa para ayudarnos a filtrar las toxinas que se acumulan en la sangre. Esto hace que se produzca la orina. Cuando dormimos, la acción de filtrado de los riñones se ralentiza para dejar de crear líquido. Esta razón explica que por haber acumulado más desechos durante la noche, y no haberlos evacuado durante varias horas, por la mañana la orina es de color un poco más oscuro.

La vista también se recupera

Con el sueño se regeneran muchas células. Las de los ojos son unas de ellas. La falta de sueño provoca alteraciones en los párpados y en la película lagrimal que protege la córnea. Es probable que por las mañanas se tenga una visión más clara, claro está, a los minutos de haber despertado. Después de horas de utilizar nuestra vista, es natural que se muestre cansada.

Hablamos

Muchas personas hablan mientras duermen. Algunas evidencias muestran que le sucede al 78.5 % de los adultos y casi al 100 % de los niños. Hablar dormido es considerado un desorden del sueño que puede ser algo incómodo en ocasiones particulares, como estar casado, por mencionar un ejemplo. Algo curioso de esto es que al día siguiente, normalmente no se recuerda nada de lo que se ha dicho. También se ha evidenciado que el estrés o la depresión, tienden a aumenta el hablar mientras se duerme.

  • Cantero, J. L., M. Atienza, and R. M. Salas. “Valor clínico de la coherencia EEG como índice electrofisiológico de conectividad córtico-cortical durante el sueño.” Rev Neurol 31.5 (2000): 442-454.
  • Morales, Elena Miró, Maria del Carmen Cano, and Gualberto Buela Casal. “Sueño y calidad de vida.” Revista colombiana de psicología 14.1 (2005): 11-27.
  • Valdizán, J. R. “Trastornos generalizados del desarrollo y sueño.” Rev. Neurologia 41 (2005): 135-138.