¿Qué hacemos si nos clavamos una astilla?

Podemos aplicar estos remedios antes y después de la extracción del cuerpo extraño para bajar la inflamación, así como para evitar posibles infecciones. En caso de infección grave acudiremos al especialista

A todos nos ha pasado alguna vez que nos hemos clavado una astilla, una espina o algo pequeño y puntiagudo difícil de sacar, o que nos ha podido dejar un fragmento dentro de la piel. En algunos casos incluso se nos ha podido infectar y nos han tenido que abrir para extraerlo.

En este artículo te explicamos de qué manera puedes extraer la astilla que te has clavado con remedios naturales.

Pasos que debemos seguir

La mayoría de veces que nos clavamos una astilla solamente nos produce un poco de inflamación y es fácil de extraer o incluso termina saliendo sola. No obstante, es importante que siempre las tratemos de manera adecuada, ya que podrían infectarse.

  • El primer paso consiste en limpiar la zona con un producto antiséptico, si es posible, natural.
  • Si es fácil de extraer, lo haremos nosotros mismos con la ayuda de unas pinzas.
  • Si es complicado, deberemos hacer un cataplasma con alguno de los remedios que explicamos en este artículo.
  • Repetiremos la aplicación durante varias veces al día hasta que aparezca la astilla y la podamos extraer.
  • En algunos casos será necesario usar una aguja esterilizada.

Recomendamos siempre acudir al médico antes de realizar cualquier extracción, en especial si la astilla es grande, si está clavada con profundidad o bien si hay dolor o infección.

Visita este artículo: Crema de árnica hecha en casa para tratar las lesiones y los dolores

Pasos que debemos seguir

Un antiséptico natural

Para este remedio contamos con varias opciones que nos permitirán desinfectar la zona afectada antes y después de la extracción.

Caléndula

Excelente planta medicinal para tratar heridas abiertas, desinfectar y desinflamar. Hoy en día existen muchos remedios de farmacia que se elaboran a partir de esta flor.

Manzanilla

Esta flor no solamente es antiséptica y antiinflamatoria, sino que también calma el dolor. Además, es muy fácil de encontrar en cualquier lugar.

Llantén

Las hojas de llantén son un remedio de primeros auxilios muy adecuado para todo tipo de heridas. Además, es una de las mejores opciones si la astilla es grande, ya que también detiene la hemorragia una vez la hayamos extraído.

Tomillo

Las flores de tomillo, una planta medicinal muy habitual en nuestro botiquín, son también muy útiles para cualquier tipo de herida abierta.

Elaboraremos una tisana concentrada de una o varias de estas plantas medicinales antisépticas y la aplicaremos una vez esté tibia sobre la piel.

Un antiséptico natural

Un cataplasma de malvavisco

Si la astilla es difícil de extraer porque está demasiado profunda o bien porque la herida ha cerrado, recomendamos aplicar de manera repetida un cataplasma a base de malvavisco.

Esta planta es muy efectiva en todo tipo de irritaciones e inflamaciones como, por ejemplo, picaduras de insectos, quemaduras o erupciones.

¿Cómo lo preparamos?

  • Este remedio se elabora con las raíces de la planta.
  • Herviremos 30 g de raíces en 150 ml de agua durante 10 minutos.
  • Una vez llegue a ebullición, lo dejaremos reposar 5 minutos con el fuego apagado.
  • Todavía caliente, pero sin que queme, lo usaremos para mojar una gasa y aplicarla en la zona afectada durante 5 minutos.
  • Después de cada aplicación, frotaremos un poco de una de las tisanas antisépticas (caléndula, llantén, manzanilla o tomillo) para calmar la zona.
  • Lo repetiremos varias veces al día hasta que aparezca la astilla.

Si hay infección

Si notamos que empieza una leve infección podemos recurrir a uno de los alimentos más adecuados para estos casos: el ajo.

  • Cortaremos un trocito de ajo y lo aplicaremos directamente sobre la herida. Lo taparemos con un esparadrapo y lo dejaremos actuar hasta la siguiente aplicación de cataplasma.
  • El aceite esencial puro de lavanda también es un buen preventivo para evitar infecciones. Con una gota cada 3 horas es suficiente para prevenir. No obstante, debe ser un aceite certificado y de calidad.

En ningún caso deberemos aplicar una esencia sintética.

Lee también: ¿Cómo podemos luchar contra las infecciones de manera natural?

Si hay infección

Para cicatrizar

Una vez hayamos extraído la astilla seguiremos aplicando los antisépticos naturales hasta que cierre la herida.

Si es grande o demasiado visible, podremos seguir aplicando gel natural de aloe vera para facilitar la cicatrización y favorecer la desaparición de la marca.

Lo más efectivo es tener la planta en casa e ir cortando trocitos de la hoja, ya que muchos de los geles de aloe vera que se comercializan contienen otros ingredientes que no son naturales.

Te puede gustar