¿Qué hacer cuando la pareja no sabe lo que quiere?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 8 mayo, 2019
Virginia Martínez · 9 mayo, 2019
Dar más de lo que se recibe es una de las consecuencias de mantener una relación con alguien que no sabe lo que quiere. Esto te acarreará sufrimiento y frustración. Por tanto, habla claramente del tema y toma una decisión.

Iniciar una relación de pareja supone comenzar algo juntos. Para ello, es necesario que ambos sepáis hacia dónde vais para poder visualizar el camino. No obstante, ¿qué pasa si uno de los miembros de la pareja no sabe lo que quiere? ¿Cómo actuar al respecto? No te pierdas nuestro artículo.

Un proyecto común

Cuando una relación sentimental da comienzo, damos por hecho que se inicia también un proyecto de futuro juntos en común. Es decir, una relación se encamina a un objetivo, tiene unos planes, una proyección hacia el futuro en la que ambos compartís sueños, responsabilidades y esfuerzo.

No obstante, si uno de los miembros de la pareja no sabe lo que quiere realmente, entonces ese proyecto, sencillamente, no existe. De este modo, es prácticamente inútil que lleves sola las riendas de una relación, porque se trata de un esfuerzo y un sueño en común.

De hecho, empeñarse en continuar con una relación de estas características sólo generará frustración e, incluso, reproches en el futuro por ambas partes.

No sabe lo que quiere

No sabe lo que quiere
Una vida en pareja es un proyecto en común encaminado hacia el futuro. Si las cosas no están claras, el estrés y la frustración se abrirán camino.

¿Qué sucede cuando la pareja no tiene claro qué desea de una relación? Si es tu caso y crees que no sabe lo que quiere, seguramente estarás experimentando:

  • Duda. Todo es confuso. Quizás un día te dé a entender que quiere un compromiso pero, al siguiente, no. En algunos aspectos, vuestra relación es seria pero en otros es un «a ver qué sale». Por tanto, vives en un altibajo constante que te llena de dudas e inseguridad.
  • Frustración. La indecisión de una persona que no sabe lo que quiere puede generarte frustración, estrés y sufrimiento. Imagina depositar tu confianza en alguien que no sabe realmente qué hacer y, por tanto, no corresponde tus sentimientos. Es realmente frustrante dar más de lo que se recibe.
  • Hablar del futuro incomoda. Especialmente él, evitará hablar del futuro juntos, ya sea a largo, medio o corto plazo. Esto es así porque no está seguro de lo que realmente quiere y, por tanto, poco a poco, tal vez también tú acabarás evitando este tipo de conversaciones.

Te recomendamos leer: ¿Cuáles son los signos de insatisfacción en una relación?

¿Qué hacer cuando la pareja no sabe lo que quiere?

Habla con sinceridad

No tiene ningún sentido que te vayas guardando para ti misma tanto sentimiento de duda, frustración e incluso sufrimiento. Por eso, la mejor opción es tener una sincera conversación con tu pareja y expresar claramente tus sentimientos, tus ideas y sueños acerca de la relación.

No obstante, debes siempre tener en cuenta que quizás él no comparta tus planes y deseos, ni siquiera tus sentimientos. Nadie está obligado a hacerlo. Por eso, debes estar preparada para escuchar algo distinto al compromiso.

Una relación es un compromiso, hay responsabilidades, comprensión y respeto. Si tales factores no existen en tu relación, sencillamente, no es una relación sana.

Cuídate

Mujer sujetando un corazón
El estrés que genera esta situación hace que la relación esté encaminada al fracaso. Por eso, quiérete a ti misma.

Como hemos explicado anteriormente, no es fácil involucrarse en una relación con una persona que no sabe lo que quiere. En efecto, dar más de lo que se recibe puede ser frustrante y desgarrador. Por eso, debes cuidarte a ti misma y plantearte si realmente merece la pena.

Si dos personas no comparten una visión de un futuro juntos, la relación está encaminada al fracaso. En efecto, una relación es cosa de dos. Por tanto, es mejor que te cuides, que dejes de dar más de lo que recibes y que comprendas que vuestras direcciones son distintas y queréis cosas distintas. 

Fortalece, por tanto, tu autoestima. El amor no correspondido o una ruptura pueden hacerte sufrir. Por eso, invierte en ti misma y fortalece tu autoestima.

Te recomendamos leer: La asertividad nos ayuda a ser más felices en pareja

No olvides qué es lo que quieres tú

No te dejes llevar por los sentimientos hacia alguien que no sabe lo que quiere y acabes olvidando lo que tú sí quieres. Debes tener claro qué es lo que deseas para tu futuro, qué planes tienes y cómo quieres sentirte con la persona que habrá de acompañarte en el camino.

Por tanto, no te dejes llevar por sus ambivalencias e indecisiones. Si no es capaz de comprometerse, sencillamente, no es la persona correcta para un compromiso. Es simple lógica.

En conclusión, no debes dejarte llevar por una relación en la que uno de sus miembros no sabe lo que quiere. Acabarás sencillamente dando mucho más de lo que recibes y, por tanto, sufriendo y frustrándote. Es mejor dejar las cosas claras y establecer qué es lo que se espera de la relación. A partir de ahí, decidir si merece la pena continuarla o no.

  • Emily A. Impett, Bonnie M. Le, Aleksandr Kogan, (2008) “When You Think Your Partner Is Holding Back: The Costs of Perceived Partner Suppression During Relationship Sacrifice.” Social Psychological and Personality Science
  • Rodríguez, E. M. (2016). 6 cualidades para alcanzar tus metas. Retrieved May 8, 2019, from https://lamenteesmaravillosa.com/6-cualidades-para-alcanzar-tus-metas/