¿Qué hacer cuando se siente dolor en el pecho?

Aydee Castaño 8 mayo, 2014
Los dolores en el pecho pueden deberse a varias causas. No obstante, es fundamental acudir al especialista para obtener un diagnóstico precoz y no correr riesgos.

Es probable que, en ciertas ocasiones, sientas un dolor repentino en el pecho. Aunque por lo general estos suelen estar relacionados con problemas para respirar, ya que en la mayoría de los casos se producen por la falta de aire, cuando estos dolores se presentan con relativa frecuencia es necesario acudir al especialista.

El motivo por el cual esta consulta es tanto relevante como urgente es que los dolores pueden estar indicando problemas mucho más complejos y que requieren de un tratamiento inmediato. Conoce más sobre estos síntomas y cómo reaccionar frente a los dolores en el pecho a continuación.

Conociendo los dolores en el pecho

Si el dolor que sientes es fuerte y además se riega por la espalda, es una mala señal. Esto puede estar indicando el rompimiento de las paredes de alguna vena, y es posible que se necesite una cirugía urgente.

Con relación a esta posible emergencia cardiovascular, los mayores cuidados deben tenerlos quienes además padecen de presión alta, ya que estas personas tienen un riesgo mucho más alto de sufrir estas complicaciones.

Si por el contrario solo se sienten algunas punzadas en el área del pecho, lo más seguro es que se trate de un dolor muscularSi esta molestia se incrementa al cambiar de posición o al respirar profundo, con seguridad es esa la causa.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer para solucionar este inconveniente? Una primera medida sería consumir algunos antinflamatorios y relajantes musculares; estos medicamentos harán que esta molestia desaparezca en poco tiempo. Puedes ingerir los que acostumbres a tomar siempre, o bien consultar al médico sobre la opción más adecuada.

En último lugar, si el dolor es generalizado y te sientes un poco mejor cuando te inclinas hacia adelante, lo que sucede es que la capa que recubre el corazón está un poco inflamada.

Este padecimiento recibe el nombre de pericarditis. Cuando esto pasa, pueden aparecer síntomas como fiebre, congestión nasal y dolores en todo el cuerpo. Es importante asistir rápidamente con el médico para realizar controles y recibir el tratamiento apropiado.

¿Cómo diferenciar los dolores?

Además de los parámetros citados previamente, hay otras características de estos dolores que pueden contribuir para determinar su verdadera naturaleza. Estos son los siguientes.

Angina de pecho

Punzadas en el pecho

En casi todas las ocasiones, este es un dolor provocado por un esfuerzo mal hecho o un ejercicio muy fuerte, el cual ha provocado la inflamación de uno o mas músculos. Cuando esto pasa, el dolor es más fuerte al cambiar de posición o al respirar profundamente; por el contrario, se alivia al tomar algún relajante muscular y antinflamatorios, como ya lo mencionamos antes.

Te puede interesar: ¿Son diferentes el infarto femenino y el masculino?

Quemazón en el pecho

Este tipo de problema es el más común y por el que muchas personas tienen que asistir a una consulta médica. En la mayoría de los casos, se siente demasiado fuerte y se trata de un problema gástrico, que provoca la acidez y el reflujo.

Estos molestos síntomas suelen aparecer justo media hora después de haber consumido ciertos alimentos que pueden desatar esta condición. Por ejemplo, los jugos muy ácidos o las comidas muy condimentadas o grasosas.

Hábitos para prevenir los dolores en el pecho

¿Sabías que con algunas actividades diarias puedes reducir las probabilidades de enfrentar estas molestias en el pecho? Aquí enumeramos algunas de ellas; no dudes en realizarlas para mejorar tu salud de manera integral:

  • Alimentación saludable: Se trata de un aspecto básico para cuidar el organismo; dejar de lado las grasas, la sal y disminuir el consumo de carbohidratos es una gran sugerencia.
  • Reducir el estrés: La angustia y las preocupaciones diarias tienen un impacto negativo en la tensión arterial y el funcionamiento del corazón; como vimos, esto puede desembocar en los tan temidos dolores en el pecho.
  • Ejercicios de respiración y estiramiento: Aprender a respirar mejor reduce notablemente el estrés con el que vivimos; también sirve disminuir la carga laboral y hacer actividades de recreación. Asimismo, estirar es fundamental para contrarrestar las molestias musculares.

Lee también: Según un estudio, los cítricos nos ayudan a prevenir la obesidad y los infartos cerebrales

Recomendación final

Cualquiera que sea el motivo de los dolores de pecho, es muy importante prestarles atención de inmediato. No se debe esperar a que los síntomas empeoren o que pase algo grave para acudir al médico; recuerda que la prevención y un diagnóstico temprano son las mejores herramientas para encontrar la manera de vivir sanos.

Te puede gustar