¿Qué hacer cuando se sufre una quemadura?

10 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Si las quemaduras que presentamos son de primer grado no debemos aplicar pasta de dientes, aloe vera, ni cubriremos la zona con prendas de ropa o cualquier otra cosa.

Exponerse demasiado al sol sin la protección adecuada puede hacer que se produzca una quemadura que puede variar en gravedad.

Lo primero que se debe hacer cuando se sufre una quemadura en cualquier parte del cuerpo es mojar la parte afectada con agua bien fría. Esto debe hacerse lo antes posible para calmar la piel y evitar que se formen ampollas.

Si tenemos hielo a nuestro alcance, mucho mejor. Envolveremos con un paño fino unos cuantos cubos de hielo y lo pondremos sobre la quemadura. Notaremos alivio al instante. No es recomendable poner el hielo directamente sobre la piel, por ello es necesario utilizar un paño fino. 

Como señala este estudio, después de que se ha producido una quemadura, es necesario beber agua en abundancia, para mantener el organismo bien hidratado. Asimismo, es fundamental procurar proteger la zona con prendas de ropa ligeras, de algodón, ya que favorecen la transpiración y no impiden la ventilación. Bajo ninguna circunstancia se debe exponer la quemadura a la luz solar, ya que podría empeorar las molestias. 

Clasificación de las quemaduras

Las quemaduras pueden clasificarse en diferentes grados. Esto nos permite saber cuál es su gravedad y tomar determinadas medidas al respecto:

  • Quemaduras de primer grado (leve). La piel tan solo está algo enrojecida y el ardor es ligero. No hay presencia de ampollas. Por ejemplo, una quemadura por roce.
  • Quemaduras de segundo grado: la piel está enrojecida y el ardor es algo más intenso. Sí hay ampollas en la zona afectada. Por ejemplo, cuando nos quemamos con una plancha.
  • Quemaduras de tercer grado: el tejido afectado ha sido destruido y afecta a las capas más profundas de la piel. En algunos casos se pueden ver los músculos o el hueso. Esto puede suceder si nos quemamos con aceite caliente.

Descubre: ¿Qué factor de protección solar es el más adecuado?

Tratamiento de quemaduras leves

Cuando se sufre una quemadura tan grave como de tercer grado, hay que acudir de inmediato a un hospital, en cambio si la quemadura es leve de primer y segundo grado hay que hacer lo siguiente.

  • Quitar las prendas de ropa y joyería del área afectada para favorecer la ventilación y para evitar que interfiera cuando llegue el momento de tratar la quemadura.
  • Mojar la zona afectada con agua fría o utilizar hielo (como comentábamos anteriormente).
  • Si las ampollas tienen pus y supuran un líquido amarillo o verdoso, probablemente, haya una infección. En este caso, hay que acudir al médico.
  • Si han salido ampollas, no reventarlas.
  • Aplicaremos cremas calmantes y aptas para quemaduras.
  • No debemos cubrir la quemadura, sino dejarla al aire libre.
  • No debemos aplicar aloe vera, crema dental o aceite, porque los síntomas empeorarán.
Las compresas de hielo sirven para aliviar el dolor de los moratones.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Se debe acudir a un hospital cuando se han sufrido quemaduras muy extensas o profundas. Por ejemplo, cuando estas quemaduras son producidas por agua hirviendo, electricidad o sustancias corrosivas.

De igual manera, hay que acudir al médico si las quemaduras han afectado a la cara, los genitales, los pies y las manos. Especialmente, si la persona tiene algún tipo de enfermedad cardíaca o respiratoria.

En cualquiera de estos casos se recomienda colocar paños mojados mientras se espera a ser atendido por un profesional de la salud.

Te puede interesar: Primeros auxilios para quemaduras

¿Es recomendable el aloe vera para tratar una quemadura?

A pesar de que en el ámbito popular se suela recomendar a menudo la aplicación de aloe vera para tratar quemaduras superficiales, desinfectar la herida y favorecer su cicatrización, no es un remedio recomendable. Lo más adecuado es acudir al médico y seguir sus indicaciones.

Tampoco se recomienda aplicarse propóleo, miel, ni cápsulas de vitamina E. Mucho menos sin la autorización del profesional.

  • Jull, A. B., Cullum, N., Dumville, J. C., Westby, M. J., Deshpande, S., & Walker, N. (2015). Honey as a topical treatment for wounds. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD005083.pub4
  • Johnson, C. (2018). Management of burns. Surgery (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.mpsur.2018.05.004
  • Hoogewerf, C. J., Van Baar, M. E., Hop, M. J., Nieuwenhuis, M. K., Oen, I. M. M. H., & Middelkoop, E. (2013). Topical treatment for facial burns. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD008058.pub2