¿Qué hacer cuando se tiene hemorroides?

Es fundamental que incrementemos la ingesta de fibra y que hagamos ejercicio físico, para facilitar los movimientos peristálticos y que las heces ejerzan menos presión sobre las hemorroides

Las hemorroides son como las venas varices, pero estas están localizadas en el ano y el recto, respectivamente. Las externas son aquellas que se encuentran en el ano, mientras que las internas se producen en el recto; ambas son muy dolorosas, producen sangrados y pican mucho.

Las hemorroides pueden llegar a ser muy peligrosas ya que al crecer demasiado colapsan y producen mucho dolor, junto a abundante sangrado, el cual en la mayoría de los casos se requiere que el paciente sea hospitalizado y además podría —en caso tal— necesitar una cirugía de urgencia. Para evitar que esto suceda, te dejamos algunas recomendaciones y remedios caseros que seguro te serán de ayuda.

Recuerda cambiar los hábitos

Lo primero que debes hacer cuando padeces de hemorroides es procurar hacer algunos cambios de hábitos que no son para nada complicados, pero sí te permitirá mejorar mucho tu estado de salud.

Como primera medida tienes que comer más cantidad de fibra, esto con el fin de reducir la presión que se hace sobre las hemorroides cuando se va al baño; la idea es llegar a consumir unos 30 gramos de fibra durante el día.

Comer frutas como el mango con su cascara nos aportan muy buena fibra; también es buena idea comer el arroz y demás productos integrales, agregarle salvado de trigo a los jugos y las sopas es válido para obtener la fibra que el organismo requiere.

Debes acostumbrarte a practicar por lo menos media hora de ejercicios aerobicos diariamente, esto puede ser de muy buena ayuda para mejorar esta condición.

Si tienes la necesidad de ir al baño es bueno que lo hagas inmediatamente, no esperes demasiado, puesto que podría empeorar la inflamación de estas venas y producir más dolor; es más, lo que se recomienda en estos casos es realizar una rutina y cumplir un horario fijo para ir al baño…debes hacerlo sin afán, calmadamente sin forzar tu cuerpo para nada.

Al terminar de hacer tus necesidades puedes lavar esta zona o limpiarla suavemente con un pañito húmedo —de aquellos que se utilizan para los bebés—.

Otra cosa que puedes hacer es colocar en tu bañera agua caliente con sales de Epsom, te sientas allí durante unos 20 minutos. Esto puede ayudarte a calmar el dolor y la picazón.

Remedios caseros para aliviar las hemorroides

Hay algunos remedios caseros que te pueden ayudar con el problema de las hemorroides, uno muy sencillo y que produce un alivio al instante es coger una bolsita de té caliente y ponerla directamente en la zona del ano, allí mismo se puede colocar también hamamelis, esta tiene un gran poder astringente, por lo cual de este modo puede aliviar las inflamaciones, controlar y acabar con el sangrado y, por supuesto, quitar el dolor.

Una planta medicinal llamada el brusco es utilizada en problemas de varices y hemorroides, pues mejora notablemente la circulación de la sangre. Entre sus propiedades más importantes esta la de ser anti-inflamatoria, y vasoconstrictora, es un motivo más que suficiente para utilizarla y aprovechar estos beneficios y así solucionar este problema.

El brusco se puede consumir en capsulas o en té, colocando una cucharada de esta hierba en una taza de agua hirviendo y dejándola reposar 15 minutos, luego tomarla endulzada con miel, no se recomienda en personas con hipertensión o embarazadas.

Si después de haber realizado estos remedios caseros no sientes mejoría, será mejor que asistas cuanto antes al médico de tu confianza, pues este problema de salud se puede agravar, ya que esta como cualquier otra enfermedad debe ser tratada a tiempo y no dejar que empeore para ir a consultar a un profesional. Lo que aquí proponemos sólo son ayudas que no sustituyen un tratamiento profesional.

Rusco

Imágenes cortesía de HealthAliciousNess, Kochtopf y Wikimedia

Te puede gustar