¿Qué hacer en caso de quemadura?

Tabares 13 mayo, 2013
¿Sabías que la miel es uno de los mejores remedios para aliviar las quemaduras? Hidrata la epidermis a la vez que crea una película protectora contra agente externos

Las quemaduras son percances que sufrimos con bastante frecuencia. Suelen ocurrir sobre todo mientras estamos cocinando, manipulando el horno, o planchando la ropa. De hecho, estos son los accidentes domésticos más comunes que ocurren a lo largo del año. Ante esto, mucha gente piensa que con solo poner mucha agua fría sobre la zona afectada, será más que suficiente para tratar la herida. Sin embargo, esto no es del todo así. Y es que habrá que ver de qué ver la gravedad de la misma y si ha afectado a solo la piel o a tejidos más internos como articulaciones o tendones.

¿Habéis sufrido una quemadura más o menos leve y no sabéis como tratarla? Pues a continuación os daremos una serie de consejos para que os deshagáis de las mismas de una manera rápida, efectiva y más o menos indolora.

Métodos para deshacerse de las quemaduras

  • Enfriar la zona afectada. En primer lugar, tras sufrir una quemadura, lo que hay que hacer es tratarla directamente con agua fría. De esta manera la zona afectada se enfriará, ayudando esto a que la herida no vaya a más. Así que lo primero que tenéis que hacer, es ir directos a la cocina, y dejar que el chorro de agua del grifo caiga sobre la quemadura durante unos minutos.
  • Cubrir la herida. Una vez que la hayamos enfriado, solo tendremos que cubrir la quemadura con un trozo de papel de plástico muy liviano y transparente (el que se usa para envolver los bocadillos vale). Así conseguiremos que la  herida no se infecte ni empeore ya que estará completamente protegida.
  • Curar con miel. Se tiene el prejuicio de que el agua o el hielo es lo mejor para “curar” la zona afectada. Pero nada más lejos de la realidad. Lo mejor para que la piel se recupere es utilizar un poco de miel. De esta forma, la epidermis se hidratará y también la aislará de agentes externos como microbios o la luz del sol.
  • Ante quemaduras químicas lo mejor es acudir al médico.  Cuando las quemaduras son más serias y graves, lo mejor es no tocar mucho la zona afectada. Si queréis podéis tomaros un ibuprofeno para calmar el dolor hasta que lleguéis al médico. Él sabrá exactamente lo que necesitáis para que la piel se recupere lo antes posible y no os quede cicatriz. De esta manera evitaréis muchos sustos en el futuro.

En definitiva, cada quemadura es un mundo, y dependiendo de cómo se ha producido y de la gravedad de la misma (1er, 2º o 3er grado) habrá que actuar de cierta manera u otra. Las más leves se pueden tratar directamente en casa y en apenas unos días desaparecerá completamente.

Te puede gustar