¿Qué hacer para evitar la artrosis?

26 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Para evitar la artrosis es importante que mantengamos un peso saludable para no sobrecargar las articulaciones. Por otra parte, también debemos cuidar la higiene postural.
 

Muchas personas se preguntan si es posible evitar la artrosis. Para poder responder a esta inquietud, es conveniente recordar qué es exactamente esta enfermedad y cómo afecta.

La artrosis es una enfermedad el sistema musculoesquelético. Implica el desgaste de los cartílagos que recubren las articulaciones. Cuando esto ocurre, el roce entre los huesos que forman la articulación provoca inflamación, causando dolor y pérdida de movilidad.

Suele afectar, mayormente, a adultos mayores. De hecho, los expertos indican que la prevalencia de la enfermedad aumenta con la edad. 

Sin embargo, puede presentarse en edades mucho más tempranas, en especial, en mujeres posmenopáusicas y en la población predispuesta a sufrir artrosis por causas genéticas u otros factores.

A pesar de que el desgaste de los cartílagos con la edad no se puede evitar al 100 %, sí es posible tomar medidas para retrasar la aparición de esta dolencia y así mantener las articulaciones sanas y flexibles durante mucho más tiempo.

 

¿Cómo evitar la artrosis?

Veamos a continuación qué medidas cotidianas pueden ayudar a evitar la artrosis. ¡Toma nota para no dejarte de lado ninguna!

Mantener un peso saludable

Mujer pesándose, intenta evitar la artrosis.

El sobrepeso y la obesidad son factores que inciden en el desarrollo de enfermedades como la artrosis. Por otra parte, también pueden hacer que esta avance de manera más rápida, deteriorando la calidad de vida de la persona.

Este estudio titulado Obesity & osteoarthritis, publicado en el año 2013, sugiere que la artrosis es uno de los impactos negativos más significativos de la obesidad en el sistema musculoesquelético.

También destaca que los pacientes obesos que consiguen bajar de peso logran mejoras significativas respecto al dolor. Además, bajando de peso retrasan la progresión del daño estructural articular.

 

En definitiva, si las articulaciones deben soportar más peso del normal, estarán sobrecargadas y se desgastarán con mayor facilidad. Por eso, mantener un peso corporal saludable, según el índice de masa corporal, el sexo, la edad y otros aspectos, es la primera medida para evitar la artrosis.

No te olvides de leer: ¿Cuál es la diferencia entre artritis y artrosis?

Hacer ejercicio moderado y de bajo impacto

Los músculos ayudan a mantener la estabilidad en las diferentes articulaciones. Por esta razón, tener músculos fuertes ayudará a retrasar el desgastaste de los cartílagos y, en cierta forma, evitar la artrosis.

Esta investigación titulada Artrosis y ejercicio físico, los autores recomiendan hacer ejercicios de bajo impacto, como el yoga y el pilates, así como deportes como la natación y el ciclismo. La razón de esta recomendación es que todas estas actividades ayudan a fortalecer los músculos, sin sobrecargar las articulaciones.

En palabras de los autores de dicha investigación:

 

“Existe evidencia considerable de que el ejercicio físico constituye una intervención eficaz en el estilo de vida de los pacientes y se le considera una terapia conservadora efectiva para el dolor y déficit funcional…”

Cuidando la postura para evitar la artrosis

La postura del cuerpo al descansar o al realizar las actividades cotidianas también es un factor importante a tener en cuenta a la hora de evitar la artrosis. Una mala postura puede sobrecargar una articulación y hacer que esta sea más vulnerable.

Veamos a continuación algunos consejos para cuidar la higiene postural a diario, sin mucho esfuerzo:

  • Duerme sobre un colchón firme.
  • Tanto de pie como sentado o al levantar algún objeto del suelo, evita encorvarte. Mantén la espalda recta.
  • Cada vez que notes que tienes los hombros hacia adelante y te estás encorvando, recuerda llevarlos hacia atrás suavemente, poniendo la espalda recta, sin arquearla demasiado.
  • Evita sentarte en sillas o sillones muy bajos, para reducir la tensión sobre las rodillas.
 

Lee más: Artrosis de rodilla: causas, síntomas y tratamiento

Pautas para cuidar tus articulaciones en el día a día

Mujer estirando el cuello.

  • Evita caminar por terrenos demasiado blandos o irregulares.
  • Intenta no permanecer mucho tiempo en la misma postura, ya sea de pie o sentado. Si lo necesitas, ponte una alarma cada 15 minutos para recordarte que debes cambiar de postura y estirarte un poco.
  • En lo posible, evita levantar y transportar cargas pesadas. Si es necesario, utiliza un carrito para llevar lo que necesites, bien sea la compra o algún conjunto de objetos pesados.
  • Si tienes que levantar un peso, agáchate primero, flexionando las rodillas, para luego levantarlo, al mismo tiempo que estiras poco a poco las piernas. Evita hacer este movimiento de forma brusca.
 

Para tener las articulaciones sanas por más tiempo, es indispensable cuidar lo que haces día a día. Desde tu postura al estar sentado o de pie, hasta la forma en que ejecutas distintos movimientos y actividades.

¿Es posible prevenir la artrosis por completo?

Unos buenos hábitos contribuyen significativamente con el bienestar en todo sentido, ayudando incluso a reducir el riesgo de desarrollar molestias y enfermedades. Sin embargo, esto no quiere decir que sean una estrategia infalible en todos los casos.

Por ende, además de llevar un estilo de vida saludable para evitar la artrosis, te recomendamos que sigas las indicaciones de tu médico, ya que el profesional siempre podrá brindarte la atención personalizada que necesitas para cuidarte bien.

¡Atención! Si consideras que presentas síntomas como dolor o rigidez articular, debes acudir a tu médico para realizarte un chequeo y averiguar qué puede estar pasando. Una vez que tengas el diagnóstico del profesional, podrás empezar un tratamiento adecuado.

 
  • Kwoh, C. K. (2012). Epidemiology of osteoarthritis. In The Epidemiology of Aging. https://doi.org/10.1007/978-94-007-5061-6_29
  • Berenbaum, F. (2013). Osteoarthritis as an inflammatory disease (osteoarthritis is not osteoarthrosis!). Osteoarthritis and Cartilage. https://doi.org/10.1016/j.joca.2012.11.012
  • Braun, H. J., & Gold, G. E. (2012). Diagnosis of osteoarthritis: Imaging. Bone. https://doi.org/10.1016/j.bone.2011.11.019
  • Negrín, Roberto. Olavarría, Fernando.(2014). Artrosis y ejercicio físico.https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864014701117