¿Qué hacer si mi hijo se da un golpe en la cabeza?

Qué hacer si mi hijo se da un golpe en la cabeza es una de las inquietudes más comunes entre los padres, y es que los niños son curiosos y exploradores por naturaleza, lo que a veces puede conducir a caídas y golpes inesperados. Aun cuando el pequeño no sea especialmente travieso o se hayan aplicado varias medidas preventivas, muchas veces, resulta inevitable que ocurran accidentes.

Y si bien la mayoría no suelen ser graves, hay que saber cómo proceder al momento del incidente y el tiempo que le sucede, para calmar y aliviar a los niños de la forma correcta.

Señales de alarma tras un golpe en la cabeza en niños

Se entiende por ‘accidentes comunes’, todos aquellos casos en los que se produce un impacto, desde poca altura o sin velocidad. Por ende, entran en este grupo todos los pequeños tropezones, caídas y golpes leves.

En los accidentes comunes, casi siempre el susto es mayor que la lesión como tal. Por lo general, solo producen dolor de intensidad baja, un chichón y, en algunos casos, algunas heridas superficiales (hematomas, roces, rasguños).

No obstante, ante un golpe fuerte, una caída de más de un metro de altura o cuando cualquier molestia persiste y aumenta en intensidad, es importante acudir cuanto antes al pediatra. En niños, estas son algunas de las señales de alarma tras un golpe en la cabeza:

  • Pérdida de la conciencia.
  • Hundimiento en la zona del golpe.
  • Visión borrosa.
  • Vómitos repetitivos.
  • Asimetría en las pupilas.
  • Alteraciones del habla.
  • Cambio en el estado de ánimo.
  • Falta de coordinación al moverse.
  • Ensimismamiento (no responde adecuadamente a los estímulos).

En caso de que se noten varias señales de alarma, es preciso evitar la movilización del cuello del niño, por si hubiese asociado un traumatismo en las cervicales. Asimismo, se recomienda acudir al médico de inmediato para evaluar si ha ocurrido un traumatismo craneal.

La gran mayoría de los golpes en la cabeza no necesitan atención pediátrica urgente, sin embargo, deben aplicarse las medidas correctas para reducir el dolor y las molestias en el pequeño.

¿Qué hacer si mi hijo se da un golpe en la cabeza?

Ante un golpe de cabeza común, lo primero que debemos hacer es calmar al niño. Independientemente de que ya no sean muy pequeños, es muy importante hacer que se sientan atendidos y seguros, ya que así conseguirán tranquilizarse, dejar atrás el incidente y relajarse.

Ahora bien, en lo que respecta a los cuidados físicos, se debe:

  • Colocar una compresa de hielo en la zona del golpe envuelta en un paño de tela fino para no quemar la piel.
  • Si se ha producido una herida superficial, esta debe lavarse, desinfectarse y vendarse.
  • En caso de que el niño tenga menos de 5 años de edad, es conveniente llevarlo a un lugar con pocos estímulos auditivos y visuales, para que se pueda calmar con mayor facilidad.
  • Preguntar al pequeño cómo se siente y conversar con él para asegurarte de que se encuentra bien y que el golpe no ha sido severo.
  • Vigilar al niño en las 24 a 48 horas siguientes al golpe para asegurarte de que no presenta ninguna de las señales de alarma mencionadas anteriormente.

Acerca de la administración de medicamentos

Tras un golpe en la cabeza es normal que el pequeño sienta dolor en la zona debido a contusión. ¿Qué hacer si mi hijo se da un golpe leve en la cabeza y tiene algo de dolor? ¿Se le puede dar un analgésico? En caso de golpes leves, existen medicamentos con ibuprofeno que alivian el dolor de cabeza leve o moderado como Nurofen Pediátrico.

Nurofen Junior 100 mg cápsulas blandas masticables está indicado para el tratamiento sintomático ocasional del dolor leve a moderado, en niños a partir de 20 kilos (7 años) y hasta 40 kilos (12 años).

Para niños menores de 7 años, se puede optar por Nurofen Pediátrico 20 mg/ml o 40mg/ml suspensión oral de, indicado a partir de los 3 meses de edad. Para menores de 2 años consultar siempre al médico. No administrar estos medicamentos en caso de úlcera gastroduodenal y.

Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Nurofen Pediátrico es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

La mayor parte de los golpes en la cabeza no son más que un susto para el pequeño y los padres, sin embargo, siempre es importante mantener la calma, atender la lesión del niño e intentar aliviarle, además de asegurarnos de que no haya posibles señales de alarma y acudir al médico o farmacéutico ante cualquier duda.