¿Qué hacer si mi hijo se ha tragado un objeto?

Marilu Caldera 29 junio, 2018
Tenemos que tener especial cuidado con los juguetes de nuestros hijos o con objetos que puedan llevarse a la boca, produciéndose así su ingesta y posible asfixia.

Los padres siempre se preguntan: ¿qué debo hacer si mi hijo se ha tragado un objeto? Todos deben saber la respuesta, porque en cualquier momento nuestro hijo se podría tragar un objeto el cual pueda ser peligroso. Si no sabemos cómo actuar podría tener consecuencias graves para el niño.

La ingesta de un objeto extraño en el cuerpo puede causar asfixia debido a que se puede atorar en las vías respiratorias. También puede causar intoxicación y hasta perforaciones intestinales.

A qué edad es común que mi hijo se pueda tragar un objeto

La edad más común en la cual los niños suelen tragarse objetos indebidos es entre los 6 meses y los 3 años. En ese periodo los niños suelen tener curiosidades de los sabores que cada objeto tiene sin importar el tamaño, y no logran comprender que puede ser un riesgo para su salud.

Niña atragantada.

Los padres desempeñan un rol importante en esta etapa, generalmente están vigilantes y evitan tener cosas que se puedan ingerir cerca de los niños.

Sin embargo, no siempre es suficiente esta vigilancia, un pequeño descuido y ya el niño puede haberse tragado algún objeto. Y en muchos casos no pueden estar totalmente seguros de si el niño se tragó o no el objeto.

Cuando son más grandes podemos decirles que no se lo pueden llevar a la boca, pero esto no implica que ellos al momento vayan a obedecer. Por eso debemos saber qué hacer si mi hijo se ha tragado un objeto.

Objetos más comunes que suelen tragarse los niños

El miedo más común de los padres es que su niño se trague un juguete, sin embargo, estos no son los únicos objetos que suelen tragarse. Los más comunes son:

  • Monedas
  • Pilas
  • Imanes
  • Agujas o alfileres
  • Tornillos
  • Accesorios pequeños que traen los juguetes

Al comer también hay posibilidades de que se trague algo peligroso como las espinas de pescado, los huesos del pollo, semillas de frutas e incluso un pedazo de algún alimento sin masticar. Aunque son menos frecuentes, los objetos cortantes o puntiagudos pueden producir perforaciones peligrosas y muy graves.

Niño jugando con objetos pequeños que puede tragarse.

Leer también: 4 juguetes para niños hechos de materiales reciclados

Objetos más comunes y peligrosos

Las pilas con forma de botón

Este tipo de pila se puede encontrar en los relojes y en algunos juguetes. Las pilas de botón contienen diversidad de metales y no metales que pueden ser tóxicos o corrosivos. Como el mercurio, óxido de plata, litio, hidróxido de sodio o potasio. Al pasar mucho tiempo dentro del cuerpo puede liberar alguno de estos elementos y en casos extremos podría causar quemaduras eléctricas de bajo voltaje.

Imanes

Si tu hijo se ha tragado un imán es posible que no ocasione ningún problema. Por otro lado, en el caso de haberse tragado varios imanes o una combinación de un imán con objetos metálicos, hay que recurrir a un tratamiento urgente, ya que esto podría ocasionar perforaciones intestinales.

Signos y síntomas que indican si mi hijo se ha tragado un objeto

Lo primero que se debe hacer es observar su garganta para ver si el objeto sigue ahí y si se puede sacar fácilmente. En el caso de no observar nada y sospechas que tu hijo ha ingerido un objeto debes tomar en cuenta estos signos y síntomas:

  • El niño se rehúsa a comer y beber.
  • Vómito con sangre o sangrado rectal.
  • Toser o respirar ruidosamente.
  • Babeo, garganta irritada y escurrimiento o congestión nasal.
  • Dolor de pecho o abdominal.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Asfixia o atragantamiento.

Cómo se obtiene un diagnóstico para saber si mi hijo se ha tragado un objeto

El encargado de diagnosticar a tu hijo debe ser un médico especializado en estos casos. Así podrá examinar su garganta, pecho y abdomen. Para analizar y obtener un diagnóstico se utilizan técnicas y estudios dependiendo del objeto que tu hijo haya ingerido.

  • Esofagografía u otras radiografías: para observar el cuello, pecho y abdomen de niño.
  • Detector de metales: para buscar algún objeto metálico que esté dentro del organismo del niño.
  • Laringoscopia: para examinar la parte posterior de la garganta.
  • Tomografía computarizada (TC): para revisar si hay objetos en el esófago o estómago del niño.
  • Endoscopia: para ver dentro del sistema digestivo.

Si mi hijo se ha tragado un objeto, ¿cómo se puede extraer? 

Generalmente los objetos que los niños se tragan no son de riesgo, y el médico puede decidir que los padres deben observar cada defecación de su hijo para verificar que el objeto se expulse de manera natural a través de las heces.

Médico revisando el pecho de una niña.

Por otro lado, es posible que el médico decida extraerlo con instrumentos como un catéter con globo o los fórceps. También existe un procedimiento llamado Bougienage que sirve para empujar el objeto hacia el estómago. En los casos más complicados el médico deberá acudir a una cirugía.

Te interesa leer: Cómo construir una casa árbol para los niños

Recomendaciones

  • Manten los objetos pequeños fuera del alcance de su niño.
  • Corta los alimentos de su niño en trozos pequeños, en caso de alimentos con espinas, revisarlos muy bien antes de darles la comida.
  • Guarda los medicamentos en envases a prueba de niños, incluyendo los de uso diario que se llevan en la cartera.
  • Si realizaste en casa trabajos de reparación cuenta los materiales antes y después de  hacer la actividad, tales como clavos, tornillos y los líquidos que usaste para la limpieza.

La gravedad del objeto tragado dependerá de donde esté localizado, la forma que tenga y la composición que tengan el material del cual está hecho. Es importante tener en cuenta que el médico elegirá el análisis y la extracción adecuada para cada caso.

Te puede gustar