¿Qué hacer si mi hijo se rompe un diente?

¿Te preocupa la dentadura de tu hijo? Lee el artículo y descubre cómo puedes ayudarlo si este llegase a romperse un diente.

Si mi hijo se rompe un diente, ¿qué puedo hacer yo como mamá? Si te estás haciendo esa pregunta, este artículo es ideal para ti. Los niños pequeños son sumamente propensos a tener accidentes. Tanto en el colegio como en casa pueden ocurrir estos eventos. Los accidentes con la dentadura son comunes y por eso debes saber cómo reaccionar ante ellos.

Los dientes son los huesos más fuertes del esqueleto humano. Los niños suelen alcanzar, en promedio, el orden de las 20 piezas de leche. Además, debes estar atento a la higiene bucal de tu pequeño. De esta forma sus dientes  “de leche” siempre estarán limpios y saludables. Así le irás creando el hábito del cepillado, y cuando crezca, podrá cuidar la salud de sus dientes.

 Mi hijo se rompe un diente: diferentes causas

Si hay sangrado, lo primero que debes hacer es limpiar la zona para poder evaluar exactamente el lugar de la lesión. Prepara un vaso con agua y sal, luego dáselo a tu hijo para que enjuague su boca. La sal tiene propiedades que detienen el sangrado y limpian las encías.

Niño con diente roto.

Una vez que tengas limpia la zona, puedes examinar con mayor facilidad dónde está el daño. Toma en cuenta que los incisivos centrales superiores son los dientes más propensos a sufrir accidentes, pues se encuentran al frente de la mandíbula. Razón por la cual, debes revisar esos dientes con mayor atención.

1. ¿Qué hacer si mi hijo se rompe un diente al caerse?

Todos estamos expuestos a sufrir tropiezos a lo largo de nuestra vida. Si tu hijo se rompe un diente como consecuencia de este tipo de accidentes, es necesario que tomes medidas para prevenir otros problemas dentales.

Es importante que sepas que cuando un diente se rompe, incluso si es de de leche, el interior de la pieza dental se expone a diferentes riesgos como infecciones o caries. Cuando esto sucede, es fundamental acudir al odontólogo lo más pronto posible para evitar males mayores.

2. ¿Qué hacer si mi hijo se rompe un diente mientras come?

Expertos aseguran que cuando un diente se rompe al comer algo, es porque la lesión ya se encontraba iniciada. Algunos hábitos como morder lápices y masticar hielo, hacen que el esmalte dental se debilite y sea más susceptible a romperse.

Procura que tu hijo no se lleve a la boca objetos duros y llévalo a un control odontológico al menos dos veces al año. El doctor debe verificar con evaluación física y radiografías que los dientes de tu pequeño se encuentren saludables y sin ningún tipo de fisuras.

3. ¿Qué hacer si mi hijo se rompe un diente por tener dientes débiles?

Es posible que tu hijo pueda tener caries desde muy pequeño. En algunos casos, cuando salen los primeros dientes de leche del bebé, estos pueden tener algunas manchas blancas.  Esta particularidad representa una alarma que indica que debes tener mayor higiene en los dientes de tu hijo. Pues significa que su esmalte dental es débil.

Niña lavándose los dientes.

Debes ser rígida con la limpieza diaria entre cada comida, de manera que tu hijo adquiera el hábito de la limpieza de forma rutinaria y permanente. Explícale que los dientes son un conjunto de huesos que requieren de mucho cuidado.

Leer también: Todo lo que deberías saber acerca de los huesos

¿Cómo sustituir el diente roto?

El tratamiento a seguir dependerá de la gravedad del daño que causó el accidente y si las piezas dentales comprometidas son dientes de hueso o de leche.

Si es de leche

Si a tu hijo se le ha roto un diente de leche, el cuerpo naturalmente realizará el reemplazo. Este es un proceso de resorción que se genera en las raíces del diente de leche, las cuales se debilitan por la presión que ejercen los dientes permanentes al salir.

Si a tu hijo se le ha roto un diente de leche, ten calma. En poco tiempo la pieza será reemplazada. Solo debes mantener una higiene estricta para evitar algún tipo de infección o carie.

Te interesa leer: Tips para evitar problemas de salud bucal

Si es permanente

Generalmente, un niño pierde dientes permanentes como consecuencia de un traumatismo. Cuando suceda esto, acude al odontólogo inmediatamente. El procedimiento que debe llevarse a cabo es el de reimplantar el diente en su espacio. Así se intentará recuperar el lugar de la pieza.

Niño con caries.

De no poder reimplantarse, lo ideal es colocar una pieza llamada “mantenedor de espacio”. Este dispositivo está formado por una banda metálica que mantiene a los otros dientes separados, evitando así una distorsión de la mandíbula.

Conclusiones

Los dientes son una estructura ósea bastante delicada. Dentro de sus funciones, está masticar la comida, proteger tus encías y hasta modular las palabras. Es indispensable que le enseñes a tu hijo la importancia de mantenerlos limpios. Al mudar todos los dientes de leche, se le acabarán los dientes de repuesto y contará con una sola dentadura para el resto de su vida.

Haz que la rutina de higiene sea amena. Compra el cepillo dental de su color favorito y usa pasta dental de sabores. Si el niño siente que es un momento divertido, lo convertirá en un hábito en poco tiempo. Para evitar que lo haga de forma veloz y descuidada, coloca su canción favorita y haz que disfrute del cepillado, le encantará.