¿Qué debemos hacer si sufrimos una hemorragia nasal?

Yamila Papa Pintor · 26 julio, 2015
Es muy importante que no llevemos la cabeza para atrás. Se recomienda sentarse en una silla, presionar levemente en la parte superior del tabique e inclinarse hacia adelante para que la presión arterial disminuya

Quizás alguna vez te haya sangrado la nariz. Algunas personas indican que hay que llevar la cabeza hacia atrás, otros que mejor taponar con un trozo de algodón y hay quien dice que conviene bajar bien la cabeza. Entonces, ¿qué debemos hacer si sufrimos una hemorragia nasal?

Si te has planteado esta pregunta y te interesa saber cómo actuar, sigue leyendo este artículo. Vamos a explicar cómo actuar si sufrimos una hemorragia nasal, qué hay que hacer y qué no es recomendable.

Hemorragia nasal: qué hay que saber

Se trata de la pérdida de sangre del tejido protector de la nariz y suele ocurrir con más frecuencia en una misma fosa. Es muy común, ya que en esa zona hay vasos sanguíneos diminutos que pueden sangrar casi por cualquier cosa.

Igualmente, la nariz suele sangrar más en invierno debido a los resfriados, el aire frío, los virus, etc. La mayor parte de las hemorragias nasales se producen en la punta del tabique nasal, es decir, en el tejido que separa las dos partes de la nariz.

Mujer con sangre en la nariz

Por otra parte, la hemorragia nasal puede estar causada por motivos muy diferentes, entre ellos se pueden señalar los siguientes:

  • Irritación de la nariz.
  • Alergias y rinitis.
  • Resfriados o problemas sinusales.
  • Estornudos.
  • Cirugías, golpes o traumatismos.
  • Respirar aire seco o frío.
  • Sonarse la nariz con fuerza o hurgarse en ella.
  • Heridas o lesiones en la nariz, también objetos atascados en ella.
  • Tabique desviado.
  • Abuso de aerosoles descongestivos o irritantes químicos.

Lee también: Cómo eliminar la congestión nasal en menos de un minuto

Hay que tener especial cuidado y prestar atención a la cantidad de veces que nos sangra la nariz. Puede ser síntoma de otra enfermedad. Por ejemplo:

  • Hipertensión arterial
  • Trastorno hemorrágico
  • Tumor en la nariz o los senos paranasales
  • Reacción a ciertos medicamentos

¿Qué hacer si sufrimos una hemorragia nasal?

Recuerda estos pasos o consejos para llevar a cabo cuando te sangra la nariz o le ocurre a una persona a tu alrededor:

Mantener la posición vertical

Mujer con hemorragias nasales

No llevar la cabeza hacia atrás, ni tampoco acostarse. Lo mejor es sentarte en una silla y hacer una leve inclinación hacia adelante para que la presión arterial de la nariz disminuya. Así se detiene el sangrado más rápido.

Apretar la nariz

Si sufrimos una hemorragia en la nariz debemos aplicar un poco de presión en la parte alta para detener el sangrado. El organismo se encargará en ese tiempo de formar una costra en la abertura. Respira tranquilo por la boca. Mantén esta postura 10 minutos y revisa si continúa la hemorragia.

No hurgar

Muchas personas cometen el grave error de introducir los dedos, un poco de algodón o un hisopo en el orificio que acaba de sangrar para “retirar” todo lo que haya quedado almacenado. El problema reside en que podemos abrir nuevamente el punto donde la hemorragia se ha producido o hasta dañar otro vaso sanguíneo.

Por otra parte, se aconseja no taponarse con gasas o algodón la nariz. También respirar por la boca al menos unas horas después de que la hemorragia se haya detenido.

Visita este artículo: Un gel que detiene los sangrados en solo 10 segundos

Cauterizar

Por supuesto, esto solo debe hacerlo un profesional. Es una buena solución para los que sufren de hemorragias nasales de manera frecuente debido a que siempre es el mismo vaso el que se rompe.

En ese caso, se pueden emplear diferentes mecanismos desde láser a nitrato de plata. Siempre es el médico el que determina la eficacia o posibilidad de realizar este tratamiento.

Llamar a emergencias médicas

Es muy importante consultar con un médico de urgencias en determinadas situaciones. Estas son algunas de ellas:

  • La hemorragia no se detenga pasados los 20 minutos.
  • La nariz sangre por un golpe o lesión en la cabeza.
  • Se haya roto la nariz por un golpe o lesión.
  • Se presenten hemorragias demasiado seguidas.
  • Los sangrados no estén relacionados con una irritación o resfriado.

Preguntas y respuestas útiles

Cuando sufrimos una hemorragia nasal, sobre todo si ocurre con cierta frecuencia, es lógico que surjan dudas. Estas son algunas preguntas, con sus correspondientes respuestas en lo que se refiere a hemorragias nasales.

¿Cuánto tiempo dura una hemorragia nasal?

La duración “normal”, por llamarla de alguna manera, del sangrado por capilares del tabique es de entre 7 y 15 minutos. Durante ese periodo se forma el coagulo que detiene la salida de sangre por el vaso dañado.

¿Las aspirinas pueden provocar sangrados por la nariz?

Aspirinas

Sí, porque reducen la capacidad de las plaquetas de la sangre para formar el coagulo. Es común oír decir que las aspirinas “licuan” la sangre y esto es más o menos lo que ocurre.

No es que se vuelva más líquida, sino que no puede crear ese tapón natural que evita hemorragias más graves. Si te empieza a sangrar la nariz porque estás ingiriendo este medicamento consulta con el médico.

¿Se pueden prevenir los sangrados?

Si sufrimos una hemorragia nasal, y una vez que haya pasado el episodio, se aconseja tener ciertas precauciones:

  • Evitar estar al sol o cerca de otras fuentes de calor.
  • No comer alimentos demasiado calientes.
  • No rascarse, hurgarse, tocarse ni sonarse la nariz.
  • Evitar esfuerzos físicos, como levantar objetos pesados.
  • Dejar de consumir ciertos fármacos.
  • Tratar la alergia, resfriado o gripe (si ese fuera el caso).

¿Qué estudios realiza el médico en alguien con sangrados habituales?

Paciente en consulta

El profesional podrá pedir varios exámenes del paciente. Los más habituales serían los siguientes:

  • Endoscopia nasal (uso de cámara para examinar la nariz)
  • Conteo sanguíneo completo (cantidad de glóbulos rojos y blancos, hemoglobina, hematocritos, etc)
  • Tomografía axial computarizada (TAC) de nariz y senos paranasales
  • Medición del tiempo parcial de tromboplastina (lo que tarda la sangre en formar el coágulo)
  • Control de la presión arterial

No hay que alarmarse si sufrimos una hemorragia nasal de forma aislada. Pero sí hay que tomar las medidas necesarias para reducir el sangrado. Y es muy importante prestar atención a cuáles son las causas si vuelve a ocurrir al poco tiempo.

  • Morgan, D. J., & Kellerman, R. (2014). Epistaxis: Evaluation and treatment. Primary Care – Clinics in Office Practice. https://doi.org/10.1016/j.pop.2013.10.007
  • Diamond, L. (2014). Managing epistaxis. Journal of the American Academy of Physician Assistants. https://doi.org/10.1097/01.JAA.0000455643.58683.26
  • Gifford, T. O., & Orlandi, R. R. (2008). Epistaxis. Otolaryngologic Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.otc.2008.01.003
  • Petruzzelli, G. J., & Johnson, J. T. (1989). How to stop a nosebleed. Postgraduate Medicine. https://doi.org/10.1080/00325481.1989.11704409
  • Barga, J. L. (1973). How to treat nosebleed. American Family Physician.