Qué hacer si un niño tiene diarrea

Lucía Ramírez · 29 septiembre, 2018
La buena hidratación es una de las claves principales para prevenir y corregir la deshidratación. De igual manera, la inclusión precoz de leche y alimentos es esencial para evitar la malnutrición.

La diarrea es un mal frecuente en los niños. De hecho, es uno de los motivos frecuentes de consulta en los servicios de salud y también es una de las principales causas de muerte. Por esa razón debes estar preparado para estos casos. Ahora bien, ¿sabes qué hacer si un niño tiene diarrea?

Qué es la diarrea

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diarrea es la presencia de deposiciones de consistencia líquida o sueltas durante tres o más veces al día. En ocasiones puede acompañarse de náuseas, vómitos, fiebre o dolor abdominal.

Asimismo, suele relacionarse con una infección del tracto digestivo debido a bacterias, virus o parásitos, los cuales se adquieren por alimentos contaminados o mala higiene. No obstante, también puede tener otras causas además de las infecciosas; por ejemplo, debido a las alergias alimentarias, trastornos de la digestión y absorción, ingesta de ciertos fármacos o incluso por la intoxicación debido a los metales pesados.

La diarrea puede ser mortal

Aunque la enfermedad diarreica aguda puede ocurrir a cualquier edad, los niños y lactantes tienen una mayor predisposición a desarrollarla. Algunos estudios señalan que cerca de dos millones de muertes se deben de manera directa e indirecta a la enfermedad diarreica. De hecho, está clasificada como la segunda causa de enfermedades por contagio y muerte a nivel mundial.

Qué hacer si un niño tiene diarrea: mejorar la hidratación

Niño bebiendo agua.

De acuerdo con los especialistas, gran parte de los fallecimientos por diarrea se deben a la deshidratación. Cuando un niño tiene diarrea está perdiendo agua y electrolitos (sodio, cloruro, potasio y bicarbonato) por las heces, sudor, vómito, orina e incluso a través de la respiración.

Así que, naturalmente, llega un momento en que las pérdidas son mayores al agua que se bebe y es aquí cuando aparece un déficit hidroelectrolítico, es decir, la deshidratación. Por tal motivo es esencial la rehidratación oral con una solución hecha a partir de sales. Dichas sales se absorben en el intestino delgado y sustituyen el agua y electrolitos que se han perdido en las heces.

Esta medida es menos agresiva, económica y contribuye para retomar la alimentación precoz. No obstante, se debe tener cuidado con el exceso de su consumo, pues podría provocar hipernatremia.

Así que lo más aconsejable es beber agua entre las tomas del suero de rehidratación oral. A continuación te presentamos una lista breve con líquidos adecuados e inadecuados que puedes seguir si un niño tiene diarrea.

Líquidos adecuados

  • Solución de suero de rehidratación oral (SRO).
  • Bebidas saladas como el agua de arroz o yogur con sal.
  • Sopas a las que se agregue sal (sopa de verduras, pollo, hortalizas, etc.).
  • Solución casera (½ cucharada de sal de mesa con 2 cucharadas de azúcar por cada litro de agua).
  • Agua simple.
  • Té ligero.
  • Agua de coco.
  • Jugos de fruta fresca.

Líquidos inadecuados

Procura evitar estas bebidas para no empeorar la condición:

  • Té endulzado.
  • Refrescos y sodas.
  • Jugos procesados.
  • Café.
  • Té con efectos diuréticos o purgantes.

Conoce: 10 razones por las que todos deberían evitar el consumo de refrescos

Qué hacer si un niño tiene diarreaAlimentación para niños de 3 años.

Algunas personas creen que aplicar el ayuno si un niño tiene diarrea disminuirá la duración y gravedad de la diarrea; no obstante, esto es un error. ¿Por qué razón? Cuando se tiene diarrea generalmente se reduce el consumo de alimentos y disminuye la absorción de nutrientes, lo que redunda en pérdida de peso.

Además, la desnutrición incrementa la gravedad de la diarrea, así como la duración. Por otro lado, la alimentación precoz es positiva puesto que disminuye el volumen y duración de la diarrea.

Si un niño tiene diarrea, es vital retomar su alimentación normal en cuanto pueda tolerarlo para disminuir las complicaciones de la desnutrición. Una vez que la diarrea haya terminado, es aconsejable mayor cantidad de comida que la acostumbrada durante un periodo breve de tiempo.

Qué tipos de alimentos se deben consumir

Se recomiendan alimentos nutritivos, de fácil digestión y absorción. Para que el pequeño acepte los alimentos debes procurar que tengan un sabor agradable, bien cocidos y triturados; lo más importante es incorporar comida que no tenga efectos nocivos en el cuadro clínico. A continuación te compartimos una breve lista.

  • Leche materna.
  • Cereales.
  • Verduras.
  • Hortalizas.
  • Carne.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Plátanos.

La prevención es importante

  • Calidad del agua y alimentos. Debes revisar constantemente el estado y la calidad de los alimentos y líquidos. Es de vital importancia, pues se reduce la probabilidad de desarrollar enfermedades diarreicas.
  • Lavarse las manos. Una medida tan básica como lo es el lavado de las manos de manera adecuada con jabón puede reducir el riesgo de diarrea. Se debe primar la limpieza especialmente antes de comer y después de ir al baño.
  • Lactancia materna. La leche materna funciona para proteger y vacunar a los pequeños menores de seis meses de enfermedades infecciosas, incluyendo la diarrea. Por ello es vital fomentar la lactancia materna durante los primeros meses de vida.
  • Mantener un ambiente limpio. Para disminuir el desarrollo de la enfermedad diarreica es importante mejorar la limpieza en casa. Esto incluye el manejo apropiado de letrinas, fosas sépticas y redes de drenaje.

Te puede interesar:7 hábitos que ayudarán a que tus hijos tengan defensas

Cuándo acudir con el médico

Saber reconocer los factores de riesgo cuando un niño tiene diarrea nos permitirá tomar las medidas oportunas. Debes acudir a los servicios médicos de manera urgente si tu pequeño presenta signos de desnutrición, persistencia de deshidratación, evacuaciones con moco y sangre, así como más de 10 evacuaciones por día.

Por otra parte, debes prestar mayor atención en casos en donde los niños presenten más de dos vómitos en las últimas 24 horas, cinco evacuaciones durante el día o bien, niños menores de uno y seis meses.

Esperamos que estas guías hayan sido de ayuda. No obstante, no sustituyen el diagnóstico y atención médica. Lo mejor que puedes hacer si un niño tiene diarrea es acudir a un profesional para que suministre las mejores indicaciones.