¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando empiezas a practicar yoga?

22 junio, 2018
El yoga, como toda actividad física, contribuye al bienestar de tu cuerpo. Su práctica constante te ayudará a lograr un mayor control mental y a centrarte en el momento presente.

El yoga es una disciplina que trae múltiples beneficios. Es una conexión entre el cuerpo y alma, y es normal que, al iniciar las prácticas, te preguntes qué le pasa a tu cuerpo cuando empiezas a practicar yoga.

El cambio espiritual que genera practicar yoga se verá por la constante práctica. El estrés y ansiedad disminuirán porque tendrás control sobre la mente al estar conectado con el presente.

El yoga como terapia medicinal ha sido utilizado para mejorar la calidad de vida de las personas. Con esta disciplina se pueden solucionar problemas de salud como cardiopatías, circulación en la sangre, artritis, dolores en la espalda, entre otras patologías.

El yoga significa vitalidad, porque el cuerpo cambiará y te sentirás con fortaleza. Servirá de complemento a los tratamientos médicos y ayudará a mantener el equilibrio, porque las preocupaciones generadas por la enfermedad se reducirán al practicar yoga.

Los beneficios del yoga son milenarios. En los comienzos del hinduismo el hombre buscaba la conexión con los dioses con fines espirituales y terapéuticos. Las dolencias eran curadas con prácticas de yoga, porque el poder de la mente ayuda a controlar el cuerpo.

Al iniciar las prácticas de yoga tu cuerpo cambiará y te sentirás más saludable. Acá te explicaremos qué le pasa a tu cuerpo cuando empiezas a practicar yoga.

Aumenta la capacidad de los pulmones

La respiración es un elemento clave en la práctica de yoga porque te permitirá oxigenar el cerebro y realizar las posturas correctamente. En el yoga, la respiración abdominal ayudará a mantener el equilibrio y dará la fuerza para las posturas.

El respirar profundamente, inhalando y exhalando por la nariz, expande los pulmones. Las enfermedades respiratorias se reducen y el cerebro pensará más rápido gracias al oxígeno que entra a tu cuerpo. El oxígeno es el combustible del cuerpo, por lo que el yoga alimentará los pulmones de aire y sentirás los cambios en tu respiración. Limpiarás tus órganos y despejarás la mente. ¡Respira y disfruta del yoga!

Ver también: 5 claves para consolidar una práctica de yoga en casa

Practicar yoga aumenta tu capacidad pulmonar

Los músculos y articulaciones se fortalecen

Al practicar yoga los músculos se fortalecerán y tonificarás las piernas, glúteos, espalda y brazos. La fuerza aplicada en las posturas permite que los músculos trabajen y la masa muscular cambie. Tu cuerpo cambiará y estará tonificado, ¡aprovecha la práctica de yoga para hacer una actividad física!

Los problemas con las articulaciones disminuirán, porque el yoga las mantendrá fuertes y sanas. Las posturas de estiramiento y torsiones aumentarán tu flexibilidad mejorando la técnica durante la práctica de yoga.

Fortalecimiento del corazón y la circulación

Las posturas de yoga permiten que el flujo sanguíneo sea óptimo y el corazón reciba suficiente sangre para mantener al cuerpo. El motor del cuerpo, que es el corazón, marchará a toda máquina con la práctica de yoga.

Los ejercicios de respiración propios del yoga te ayudarán a mantener tu presión arterial en niveles normales. Por tanto, si sufres de hipertensión, esta actividad será una excelente terapia para mejorar tu salud.

Las técnicas del yoga han sido objeto de múltiples experimentos destinados a corroborar su incidencia sobre el sistema nervioso, la frecuencia cardíaca y su capacidad para generar un estado beneficioso en la curación de diversas dolencias. El riesgo de padecer cardiopatías se reducirá, ya que tendrás un corazón fuerte.

Desarrollo de resistencia física

La práctica de las posturas del yoga te ayudará a desarrollar la resistencia física. El cansancio y agotamiento disminuirán porque tu cuerpo se sentirá con vitalidad para realizar ejercicios.

Podrás caminar y hacer otras actividades físicas sin ningún inconveniente. La respiración yóguica te ayudará a tener mayor resistencia al realizar ejercicios cardiovasculares. No sentirás cansancio físico porque tu cuerpo estará lleno de energía.

Lee también: Saludos al sol: poderosa y completa rutina de yoga

Bajarás de peso

El yoga ayuda a bajar el peso corporal porque el cuerpo se mantiene en una actividad física constante que contribuye a la pérdida de calorías. Los cambios en tu cuerpo se notarán y reducirás tus medidas, y gracias al yoga gozarás de gran vitalidad.

Aunque el yoga contribuirá a tu pérdida de peso, recuerda acompañar la actividad física con una alimentación balanceada. En el yoga, el cuerpo es un templo que se debe mantener en equilibrio con la mente y debes cuidarlo diariamente.

Los beneficios de practicar yoga se notarán en el cuerpo a múltiples niveles. Enfoca tus energías en la práctica y notarás el progreso en cada clase. ¡Fortalece tu cuerpo y espíritu con el yoga!

Te puede gustar