¿Qué nos puede provocar hemorroides? ¿Cuál es su tratamiento?

Daniela Echeverri Castro·
09 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
20 Febrero, 2019
Una alimentación pobre puede ser el desencadenante de esta afección. Debemos optar por una dieta rica en fibra y alimentos que favorezcan el tránsito digestivo.
 

Las hemorroides, también conocidas como “almorranas”, son venas inflamadas que pueden localizarse en la zona baja del recto o el ano. Por ello mismo, pueden llegar a ser muy dolorosas y molestas.

De acuerdo con los expertos del Consenso de hemorroides (año 2010), “el cincuenta por ciento de las personas mayores de 40 años tienen algún grado de enfermedad hemorroidal”. Es decir, que este problema suele ser común en adultos mayores.

Las causas de este problema suelen girar en torno a que hay demasiada presión en las venas alrededor del ano. Por ejemplo, al hacer demasiado esfuerzo al ir al baño, mantener una dieta baja en fibra, o levantar con frecuencia objetos muy pesados.

Los expertos de Medline Plus indican que también pueden aparecer como consecuencia del “debilitamiento de los tejidos de soporte en el ano y recto: esto puede suceder con el envejecimiento y el embarazo“.

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides?

Los expertos también indican que según sea el tipo de hemorroides (internas o externas) los síntomas serán unos u otros. Veámoslos a continuación.

  • Hemorroides externas:
    • Picazón e irritación en el ano.
    • Aparición de uno o más bultos duros y sensibles en la zona anal.
 
  • Hemorroides internas:
    • Sangrado al defecar (viene del recto y es indoloro).
    • Prolapso: se trata de una hemorroide que sale de la zona anal y que parece una especie de bulto..

Es importante señalar que cuando las hemorroides son internas, generalmente no se experimenta dolor a menos que haya habido un prolapso.

Descubre: Enfermedades inflamatorias intestinales: cómo tratarlas

¿Cuál es el tratamiento para las hemorroides?

Generalmente, el tratamiento para las hemorroides es muy sencillo y puede llevarse a cabo en casa. Consiste en una serie de medidas muy prácticas, como podremos ver a continuación:

  • No hacer esfuerzos al ir al baño.
  • Beber abundante líquido (más de 8 vasos de agua al día).
  • Incluir en la dieta mayor cantidad de alimentos ricos en fibra (frutas, vegetales, hortalizas, cereales integrales, etc.). Asimismo, se puede considerar añadir algún suplemento de fibra.
  • No hacer esfuerzos ni cargar objetos pesados.
  • Evitar el sedentarismo y procurar hacer ejercicio.
  • Evitar permanecer demasiado tiempo sentado o en una misma postura.
  • No aguantar las ganas de ir al baño e ir tantas veces como se necesite.
  • Para aliviar el dolor se pueden tomar analgésicos de venta libre y tomar baños calientes.
  • En caso de tener hemorroides externas, se puede considerar el uso de medicamentos de uso tópico (cremas, ungüentos, supositorios) de venta libre.

Remedios para las hemorroides

Agua de linaza
Por su contenido de ácidos grasos omega 3, el agua de linaza tiene un ligero efecto antiinflamatorio que ayuda en caso de mastalgia.
 

A modo de tratamiento coadyuvante, la sabiduría popular propone los siguientes remedios para las hemorroides.

Semillas de linaza

Incluir en la dieta semillas de lino, se considera una medida ideal tanto para reducir el riesgo de sufrir de hemorroides y también es perfecto para tratarlas. Son ricas en fibra, absorben mucha agua y forman una masa gelatinosa, que favorece la buena digestión, ayuda a eliminar los desechos correctamente, previene el estreñimiento y actúa como un laxante natural.

Se pueden incluir de muchas maneras en la dieta, en batidos, postres e incluso en platos varios. ¡La clave está en dejar volar la imaginación!

Nota: si se incluye linaza en la dieta u otro suplemento de fibra, es importante asegurarse de beber abundante cantidad de agua para que puedan brindar beneficios.

Compresas frías

Para reducir la inflamación que se produce en el área del recto y el ano, se puede aplicar una compresa fría. Esta se puede hacer fácilmente en casa con una bolsa pequeña de hielo o con algo muy frío (una bolsa de vegetales congelados, por ejemplo), envuelto en un paño de tela limpio y seco.

Se coloca un rato en la zona y con ello se obtiene cierto alivio. Nunca se debe dejar más de 10-15 minutos.

Flebotónicos naturales

Cuchara de madera con flores de hammamelis
 

De acuerdo con Marián García, doctora en Farmacia, divulgadora científica y autora, “existen flebotónicos basados en la fitoterapia con bioflavonoides como el castaño de indias, vid roja, hamamelis o rusco. Más completos son los complementos nutricionales que incluyen varios de ellos como Martiderm Legvass o Venaliv Reforce”.

Después de haberte explicado algunas cosas que puede que no supieras sobre esta dolencia, y haberte dado unos consejos para tratarla, no esperes más para empezar a cuidarte y a tener en cuenta todo lo que te hemos expuesto en este artículo sobre las hemorroides. Esperamos que te sirvan de ayuda.

Recuerda que ante cualquier duda, lo mejor es que consultes con tu médico de confianza.

 
  • Bermejo San José, F., & Álvarez Sánchez, J. A. (2006). Hemorroides. Revista Espanola de Enfermedades Digestivas. https://doi.org/10.1024/0040-5930/a000620.
  • De Miguel, M., Oteiza, F., Ciga, M. Á., & Ortiz, H. (2005). Tratamiento quirúrgico de las hemorroides. Cirugia Espanola. https://doi.org/10.1016/S0009-739X(05)74639-X.
  • Amarillo, H. R., & Amarillo, H. A. (2009). Hemorroides y sus complicaciones. Cirugía Digestiva. https://doi.org/10.1016/S1479-8387(06)03006-2.