¿Qué nos puede provocar hemorroides? ¿Cuál es su tratamiento?

Daniela Castro 26 julio, 2014
Una alimentación pobre puede ser el desencadenante de esta afección. Debemos optar por una dieta rica en fibra y alimentos que favorezcan el tránsito digestivo

Las hemorroides o también conocidas como almorranas, son unas inflamaciones que se producen en las venas de la zona baja del recto o el ano,  las cuales al dilatarse en exceso, pasan a ser una serie de venas varices.  Estas inflamaciones son bastante molestas e incluso llegan a ser dolorosas; se pueden dar a nivel interno, externo o en ambas partes el mismo tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides?

Cuando las hemorroides son leves no suele haber un síntoma que indique que se está sufriendo de esta afección. Sin embargo cuando su situación se agrava, se pueden presentar los siguientes síntomas.

  • Sangrado al defecar.
  • Prolapso: una especie de bulto que aparece con las hemorroides salen desde el interior del ano, pueden ser dolorosas y difíciles de introducir de nuevo.
  • Secreción: un moco que procede de la propia mucosa anal, la cual comúnmente es producida por las hemorroides internas.
  • Irritación: ocurren normalmente tras la secreción, suele causar picazón y sensación de quemazón.
  • Dolor: cuando la hemorroide es interna no suele presentar este síntoma. Sin embargo cuando es externa, la presión del anillo anal producirá molestias y dolor.

Alimentos que pueden influir en el desarrollo de hemorroides

La alimentación suele ser la causa principal de la aparición de hemorroides. Una mala alimentación puede producir estreñimiento, diarrea y otros problemas digestivos que afecta el área en que se produce este problema y como consecuencia se empieza a padecer esta molestia.

Hay ciertos alimentos que influyen más que otros en la aparición de hemorroides, al conocerlos es bueno empezar a reducir su consumo y optar por una dieta con alimentos más saludables. A continuación te mencionamos los alimentos que más pueden incluir en la aparición de este problema.

Alimentos azucarados

Evitar engordar si comemos dulces

Cuando incluimos en la dieta altas dosis de azúcar refinada,  somos más propensos a sufrir de estreñimiento, movimientos intestinales tensos y finalmente inflamación de las venas rectales y anales. Este tipo de alimentos suelen ser un causante común de las hemorroides y mientras se siga incluyendo en grandes cantidades, será muy difícil curarse de este malestar.

El consumo excesivo de  azúcar también puede influir en el desarrollo de otros problemas de salud como reflujo ácido, úlceras, síndrome de intestino irritable, diverticulitis, enfermedad celíaca, cáncer de colon, pancreatitis, cirrosis, hernias, entre otros.

Alimentos salados

Está claro que el consumo excesivo de sal es uno de los causantes de la hipertensión. Al elevarse la presión arterial, las venas del recto y el ano están más propensas a inflamarse y desarrollar las hemorroides.

Bebidas alcohólicas

Alcohol

Ser consumidor de bebidas alcohólicas es un riesgo para padecer de hemorroides. Este tipo de sustancias deshidratan el organismo y como consecuencia se produce la mala digestión y el estreñimiento.

Otras causas de las hemorroides

Además de una mala alimentación, las hemorroides también pueden ser producidas por otros factores comunes como por ejemplo el embarazo, El estar sentado en el inodoro durante mucho tiempo, el envejecimiento, la genética, la obesidad, la mala digestión, los movimientos intestinales bruscos,  el esfuerzo durante las deposiciones y algunas enfermedades como la cirrosis hepática.

Tratamiento para las hemorroides

Las hemorroides son un problema causado principalmente por una mala alimentación, es por eso que el primer paso para tratar este problema, es optar por una dieta saludable, rica en fibra y alimentos hidratantes que favorezcan el buen funcionamiento digestivo. También se debe consumir al menos 2 litros de agua diarios y tener hábitos saludables como el ejercicio.

Terapias frías

Para reducir la inflamación que se produce en el área del recto y el ano, uno de los remedios más afectivos es colocar una bolsa con hielo o algo muy frío en esta área.

Ajo

El ajo contiene entre sus ingredientes dos productos principales que se encargan de actuar en favor de la salud, se trata de la alicina y el sulfuro dialilo.
El ajo contiene entre sus ingredientes dos productos principales que se encargan de actuar en favor de la salud, se trata de la alicina y el sulfuro dialilo.

El ajo es un tratamiento fuerte contra las hemorroides pero muy efectivo. Reduce la inflamación y es ideal para aquellas hemorroides que vienen desde la parte interna del ano, ya que ayuda a encoger aquellos bultos que resultan molestos y dolorosos.

Aplica una pequeña cantidad de ajo directamente sobre el área afectada, de inmediato se sentirá una sensación de ardor, pero esto tendrá un efecto antiinflamatorio. Se debe dejar durante 2 minutos y luego  hacerse un baño para retirar el ajo.

Baño caliente

El agua caliente tiene un efecto relajante y antiinflamatorio. Para reducir las molestias, el dolor y la hinchazón de las hemorroides, se debe introducir agua caliente en la tina, sentarse por 15 minutos sobre ella y repetir el proceso todos los días.

Semillas de linaza

Linaza-molida-para-perder-peso

Incluir en la dieta semillas de linaza, es ideal para reducir el riesgo de sufrir de hemorroides y también es perfecto para tratarlas. Las semillas de linaza son ricas en fibra, absorben mucha agua y forman una masa gelatinosa, que favorece la buena digestión, ayuda a eliminar los desechos correctamente, previene el estreñimiento y actúa como un laxante natural.

Te puede gustar