¿Qué ocurre si estornudamos para adentro?

Yamila Papa Pintor·
09 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu al
22 Noviembre, 2018
El estornudo tiene como finalidad expulsar gérmenes o sustancias irritantes, por lo que, si lo reprimimos, podría llegar a causar infecciones e incluso lesiones internas por la fuerza del aire.

En ocasiones tenemos que pensar dos veces antes de estornudar porque nos da vergüenza que todo el mundo nos escuche. Entonces, ¿qué hacemos?… Presionar la nariz con los dedos o cerrar fuerte la boca para evitar que el sonido haga eco en cada rincón y ¡estornudar para adentro!

Sin embargo, ¿sabías que esto no es bueno para tu salud? En este artículo te contamos las razones y, además, cómo debería ser un buen estornudo para que cumpla su función y no tenga consecuencias negativas en el organismo.

¿Por qué y cómo estornudamos?

El estornudo es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo, en concreto, el aparato respiratorio, para expulsar aire de forma rápida desde los pulmones a través de la nariz o, a veces, desde la boca. Es un acto reflejo que se produce cuando hay irritación de las vías respiratorias.

Según un estudio de Medical Hypotheses, el aire de un estornudo sale disparado con mucha fuerza, llegando incluso a los 135 mm HG (milímetros de mercurio) en una fracción de segundo. Existen diferentes razones por las cuales estornudamos:

  • Catarros, resfriados y gripe.
  • Reacciones alérgicas (reacción a una sustancia).
  • Contacto con el sol.
¿Por qué y cómo estornudamos?
El estornudo es un acto de reflejo que se produce cuando algo irrita las vías respiratorias.

Lee también: ¿Por qué los virus son cada vez más fuertes?

Curiosidades de los estornudos

Uno de los datos interesantes sobre los estornudos es que casi nunca llegan solos. ¿Esto que quiere decir? Que, aunque puede variar en algunas personas, es probable que cuando aparece el primero, se repita varias veces.

Esto sucede cuando no todo el aire acumulado ha podido salir de los pulmones o cuando la sustancia que desencadenó el estornudo aún no se ha ido del todo.

Otra de las curiosidades del estornudo es que cuando el aire se expulsa no podemos mantener los ojos abiertos. Esto se debe a un impulso involuntario del cuerpo.

¿Es malo estornudar para adentro?

Reprimir el estornudo es muy frecuente debido a que nos puede dar un poco de vergüenza la posibilidad de esparcir gérmenes por todos lados, o, simplemente, no nos gusta la sensación que nos provoca estornudar en público.

Sin embargo, un estudio publicado en Computers in Biology and Medicine advierte que el aumento de la presión ejercida en el tracto respiratorio cuando se reprime un estornudo puede llegar a ser de 5 a 24 veces mayor que durante un estornudo normal.

Además, estornudar para adentro podría producir que las partículas irritantes no sea arrastradas hacia afuera sino hacia adentro, y que la fuerza del aire actúe en contra de los tejidos de la nariz, lo que podría provocar lesiones en los vasos y venas nasales.

Por su parte, los patógenos o sustancias irritantes pueden pasar a otras zonas más internas de la nariz, como el oído medio y senos paranasales, y ocasionar infecciones.

¿Es malo estornudar para adentro?
Aunque parece un acto inofensivo, “estornudar para adentro” acarrea ciertos riesgos para la salud. Incluso, podría derivar en ciertas infecciones.

Te podría interesar: ¿Sabes como prevenir los catarros o resfriados?

¿Cómo podemos evitar estornudar para adentro?

Una de las razones por las cuales evitamos el estornudo es debido a que no queremos molestar o incomodar a las personas que nos rodean.

Aunque no debemos llegar a los extremos y estornudar sin ninguna consideración ni precaución, hay un intermedio entre eso e impedir el estornudo. ¿Cómo? Tapando la boca y la nariz con un pañuelo descartable.

De esta manera, estarás permitiendo que el aire y los microorganismos salgan de tu cuerpo y, al mismo tiempo, evitarás que se contagien otras personas, al propagar infecciones o posibles enfermedades.

Una vez que deseches el pañuelo y el episodio de estornudos haya terminado, es fundamental que te laves las manos para poder eliminar cualquier resto de bacterias y virus.

Hazlo con agua y jabón durante 20 segundos, sobre todo antes de comer. Así, evitarás la propagación de varias enfermedades como por ejemplo:

  • Gripe.
  • Resfriado común.
  • Bronquiolitis.
  • Hepatitis A.
  • Diarrea infecciosa.

Otra opción muy utilizada, aunque no está comprobada su efectividad, es estornudar en la parte interior del codo para evitar la expulsión de saliva.

Finalmente, es importante que tomes en cuenta estas recomendaciones y lo pienses mejor antes de reprimir ese estornudo y ‘estornudar para adentro’.

  • Songu, M., & Cingi, C. (2009). Sneeze reflex: Facts and fiction. Therapeutic Advances in Respiratory Disease. https://doi.org/10.1177/1753465809340571
  • Keeton, T. K. (1995). Photic sneeze reflex. Neurology. https://doi.org/10.1212/WNL.45.7.1422
  • Baraniuk, J. N., & Kim, D. (2007). Nasonasal reflexes, the nasal cycle, and sneeze. Current Allergy and Asthma Reports. https://doi.org/10.1007/s11882-007-0007-1
  • Rahiminejad, M., Haghighi, A., Dastan, A., Abouali, O., Farid, M., & Ahmadi, G. (2016). Computer simulations of pressure and velocity fields in a human upper airway during sneezing. Computers in Biology and Medicine. https://doi.org/10.1016/j.compbiomed.2016.01.022