¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando comes un chicle?

Descubre a continuación qué es lo que le pasa a tu cuerpo cuando te comes un chicle y cómo puedes actuar para evitar posibles daños a corto y mediano plazo.

Un chicle puede parecer algo inofensivo. No obstante esto no es del todo cierto. Por supuesto, al final todo depende de la frecuencia con que recurramos a esta golosina y a nuestros hábitos de higiene personal.

No se trata de crear alarmas sino de estar conscientes de qué es lo que le pasa al cuerpo cuando se come un chicle. Muchas veces recurrimos a este para aliviar el estrés, mitigar el hambre o sencillamente, por hábito.

A la hora de comer o, mejor dicho, masticar un chicle su sabor dulzón y consistencia flexible pueden generar cierta adicción. Por ello, te comentamos cuáles son las ventajas y las desventajas de incluirlo en tu rutina diaria.

Un chicle, ¿Beneficia o perjudica?

Un chicle no tiene por qué ser perjudicial si nos cepillamos los dientes después de haberlo masticado. Con una buena higiene bucal, no tiene por qué convertirse en un agravio.

Para muchas personas, un chicle las ayuda a relajarse, distraerse y combatir el estrés. También puede ser un método para reducir los antojos que se producen en horas de la tarde. Vamos a revisarlo con detalle:

Ventajas de comer chicle

1. Concentración óptima

Sabías cuáles son los ingredientes del chicle

Mascar un chicle actúa sobre los niveles de cortisol presentes en la saliva. Esta hormona es la encargada de producir el estrés, la cual se reduce, aproximadamente, un 16%. Y al disminuir el estrés, la mente se relaja y tiene mayor capacidad de concentración.

Visita este artículo: Remedios naturales contra el cortisol alto

2. Menos apetito

Se suele pensar que el chicle ayuda a engañar al estómago para evitar comer constantemente. Sobre todo alimentos poco nutritivos, como es el caso de los dulces, los refrescos, entre otros.

3. Adiós a la acidez estomacal

acidez estomacal

Masticar un chicle eleva la producción de saliva. De esta manera, tanto los alimentos sólidos como los líquidos pasan más fácilmente por el esófago. Esto ayuda a neutralizar los ácidos que por allí se desplazan.

Se recomiendan especialmente los que tienen sabor a menta, hierbabuena o eucalipto, ya que los sabores frutales pueden resultar desagradables y desencadenar dolor de estómago.

Desventajas de comer chicle

1. Exceso de azúcar supone más peso

Como cualquier otra golosina, un chicle está elaborado a base de azúcar refinada, aditivos y otros componentes químicos. Esto lo convierte en una golosina muy poco saludable que, al masticarse con frecuencia, puede aumentar los atracones de alimentos con bajo aporte nutricional y en cantidades exageradas.

2. ¡Cuidado con el aspartamo!

Conoce los ingredientes del chicle

El aspartamo es uno de los edulcorantes que usan en la elaboración de los chicles “sanos”, sin azúcar. Este ingrediente contiene una sustancia que se conoce como fenilalanina, que es dañina para todas aquellas personas que sufren de fenilcetonuria, una enfermedad hereditaria que afecta el cerebro.

3. Laxante peligroso

Un chicle sin azúcar contiene sorbitol, un laxante que, si se ingiere en exceso, provoca diarrea crónica y dolor en el estómago. Jurgen Bauditz, gastroenterólogo alemán, recomienda que al día hay que consumir solo cinco gramos de sorbitol a la semana, como máximo.

4. Causa dolor en la mandíbula

Mujer comiendo chicle

Se puede alterar la el cierre adecuado de la mandíbula si se mastica un chicle con mucha fuerza. Esto es posible porque puede provocar el degaste de los témporos-mandibulares (las articulaciones que trabajan cuando abres y cierras la boca).

Te recomendamos leer: Dolor en la boca del estómago: ¿A qué se debe?

5. Caries, sarro y otros

El azúcar que contiene un chicle se quedará impregnada en los dientes, lo cual contribuye a que se acumulen las bacterias en la boca y se produzcan caries, sarro, entre otras molestias bucales.

Por esta razón, los odontólogos no recomiendan masticarlos. Y en caso de que se haga, hay que cepillarse los dientes inmediatamente después de haberlo desechado.

6. Contiene subproductos derivados de la oveja

Contiene subproductos derivados de la oveja

Un chicle contiene lanolina, una sustancia que proviene de la lana de las ovejas. Es cerosa y se encarga de mantener suave la goma de mascar. Si bien no se ha considerado perjudicial para la salud, tampoco se ha comprobado lo contrario.

No olvides que masticar un chicle también tiene su lado positivo cuando sabemos aprovechar sus ventajas. Lo importante, como dicen todos los nutricionistas, es no masticarlo en exceso y estar conscientes de cómo pueden perjudicarnos sin tomamos las medidas necesarias.

Recuerda, al final, eres tú quien decide cómo proceder. Las golosinas están allí, pero somos nosotros quienes decidimos cómo hacer ”uso” de ellos. 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar