¿Qué pasa en el cuerpo durante el sueño?

El cuerpo durante el sueño atraviesa distintos ciclos en los que se cumplen procesos determinantes para la salud física y mental. Por eso, es importante garantizar un sueño profundo y reparador.

Dormir es una de las necesidades biológicas de todos los seres humanos. Además de ser esencial para “renovar” las energías, desempeña un papel muy importante en el mantenimiento de la salud física y mental. ¿Te has preguntado qué pasa en el cuerpo durante el sueño?

A pesar de que a veces parece que no ocurre nada, durante este periodo el organismo atraviesa una serie de ciclos en los que cumple procesos esenciales que no puede hacer en otros momentos del día.  Asimismo, se deshace de la información “inútil” del cerebro y se recarga para una nueva jornada.

Si bien el periodo total es de más o menos 7 u 8 horas diarias, durante este lapso se cumplen cinco ciclos diferentes, con una duración de 90 minutos. Entonces, cada vez que se completa este tiempo se vuelven a repetir los ciclos una y otra vez hasta despertar.

¿Qué sucede durante el sueño?

Saber qué pasa en el cuerpo durante el sueño también es entender el ciclo del sueño y sus funciones sobre la salud. Básicamente se cumplen dos fases recurrentes: una llamada NREM, que se refiere al movimiento ocular lento o sueño tranquilo, y otra denominada REM que corresponde a la etapa final o movimiento ocular rápido.

En el sueño NREM o no REM, que corresponde al 75%, se cumplen los cuatro primeros ciclos. Luego, el cuerpo atraviesa por el ciclo REM, que corresponde al otro 25% del sueño. Cada uno de estos ciclos ayuda a garantizar un descanso reparador del cuerpo y la mente.

Por eso, cuando no se cumplen de forma óptima o se ven interrumpidos, se desencadenan una serie de síntomas tanto a corto como a largo plazo. Para entender mejor sus funciones, a continuación veremos lo que ocurre en cada fase.

Sueño NREM

El sueño NREM o no REM es aquel que inicia cuando la persona se empieza a quedar dormida. Este abarca las fases de la 1 a la 4 que, en total, tienen una durabilidad de 70 minutos aproximadamente. En cada fase se da un proceso distinto y va desde el sueño superficial hasta el profundo.

Fase 1

  • Es la etapa en que el cuerpo está entre despierto y quedándose dormido. Aquí entra en el sueño superficial.

Fase 2

  • El sueño es un poco más profundo, la temperatura corporal disminuye un poco y mente y cuerpo se desconectan del entorno.

Fases 3 y 4

  • Son las etapas en el que sueño es más profundo y reparador. En este punto, los músculos se relajan y reciben más suministro de sangre. También disminuye la presión arterial, se segregan hormonas importantes y el cuerpo repara y hace crecer los tejidos.

Sueño REM

El sueño REM representa el 25% del ciclo del sueño y ocurre entre los 70 y 90 minutos después de dormirse. Dado que las fases del sueño se repiten a lo largo de la noche, se entra en sueño REM varias veces. También se conoce como fase de movimiento ocular rápido, ya que durante éste los ojos se contraen y se mueven con rapidez bajo los párpados.

La mayor parte de los sueños ocurren en esta fase, justo cuando el cerebro está activo y el cuerpo tranquilo. De hecho, los músculos entran en un estado de parálisis y las extremidades inferiores y superiores no se mueven. ¿Qué más pasa en el cuerpo durante el sueño REM?

  • El cerebro y el organismo se llenan de energía.
  • Se cree que el sueño REM participa en el proceso de almacenamiento de recuerdos y aprendizaje, aunque aún faltan evidencias científicas.
  • El estado de ánimo se equilibra.
  • Los ojos se mueven de un lado a otro.
  • El cuerpo entra a un estado de máxima relajación.
  • La temperatura corporal no está tan regulada.

Cuando se produce una alteración en la parálisis del cuerpo durante el sueño REM, la persona que duerme se puede mover sin ser consciente de ello. Estos movimientos pueden, incluso, hacer caminar, hablar o actuar lo que sueña.

¿Qué más ocurre en el cuerpo durante el sueño?

Para tener más claro lo que pasa en el cuerpo durante el sueño, es bueno resumir esas funciones vitales que solo se cumplen en este lapso. Dado que en conjunto son claves para el bienestar, son el motivo para garantizar una buena calidad de sueño.

  • La hormona del crecimiento se produce más y participa en la regeneración de los huesos, tejidos y músculos.
  • El cuerpo se “sacude” o sufre un impulso hipnótico.
  • La garganta se estrecha por la relajación de los músculos. Debido a esto, algunas personas roncan aunque no tengan la nariz tapada.
  • El sistema inmunitario se refuerza al generar más anticuerpos.
  • Los ojos y párpados se regeneran. Si no hay un sueño adecuado, pueden sufrir alteraciones que afectan la salud visual.
  • La actividad en la corteza cerebral (donde se produce la percepción, la imaginación, el pensamiento, etc.) se reduce drásticamente.

Las interrupciones tanto en los ciclos NREM como en el REM, ya sea por roncar, tener dificultades para respirar o cualquier otra alteración, incide en varios problemas de salud. Dado que en ambas fases se cumplen procesos vitales, su reducción o interrupción afecta el funcionamiento normal del cuerpo.

  • Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI por sus siglas en inglés) (2009). At-a-glance: Healthy sleep. Obtenido de http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/sleep/healthy_sleep_atglance.pdf
  • Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2007). Sleep: A dynamic activity. In Brain basics: Understanding sleep. Obtenido de http://www.ninds.nih.gov/disorders/brain_basics/understanding_sleep.htm#dynamic_activity
  • Fundación Nacional del Sueño (NSF por sus siglas en inglés) (2010). REM sleep deprivation and migraines. Obtenido de http://www.sleepfoundation.org/alert/rem-sleep-deprivation-and-migraine