Esto es lo que pasa si consumes vitamina D en exceso

Ivan Aranaga Amengual·
23 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Mario Benedetti Arzuza al
18 Enero, 2019
La intoxicación por vitamina D no suele presentar síntomas y, por suerte, puede revertirse fácilmente. Al no ser fácil de detectar es importante acudir al especialista si tenemos dudas.
 

Consumir vitaminas es esencial para mantenernos saludables, enérgicos, activos y llenos de vida. Sin embargo, no todos somos conscientes de que, incluso estos suplementos, deben consumirse en ciertas cantidades. Al momento de empezar a tomar vitaminas es necesario consultar qué cantidad necesitamos y cuál es el límite diario establecido que podemos ingerir.

No debemos conformarnos con ir a la farmacia, comprar medicamentos y tomarlos sin conocimiento o asesoría previa. Hay que considerar que muchos alimentos y bebidas contienen la cantidad de vitaminas que necesitamos durante el día, por lo que tomar un suplemento no tendría sentido y podría resultar perjudicial para la salud.

En el caso de la vitamina D, esta se obtiene de la transformación del colesterol a partir de la exposición a los rayos del sol. Algunas personas reciben suficiente luz solar y se alimentan de tal manera que les permite tener al día sus reservas. No obstante, a otros les hace falta un suplemento vitamínico para sopesar el bajo consumo de este nutriente. El error está en tomarlo sin prescripción médica y en las dosis que nos plazca.

Intoxicación por vitamina D

Intoxicación por vitamina D
 

La vitamina D no se disuelve con agua, por lo que es complicado para el cuerpo deshacerse de ella y, por lo tanto, la acumula. Este nutriente funciona como una hormona esteroide y se encuentra circulando dentro de las células. Sus funciones son múltiples dentro del cuerpo humano. Existen artículos que vinculan el mantenimiento de unos niveles adecuados de este nutriente con un menor riesgo de desarrollar enfermedades, por ejemplo.

Cuando hay un exceso en el cuerpo, los lugares en los que se puede alojar la vitamina como los receptores y las proteínas portadoras se saturan y no se puede llevar a cabo la unión.

A partir del momento en el que el compuesto queda libre en el cuerpo, empieza a aumentar la absorción del calcio en el intestino. Esto causa hipercalcemia. Otros lugares afectados son los órganos blandos como los pulmones, riñones y corazón.

Algunas afecciones menores que también se pueden presentar, según un estudio sobre la toxicidad de la vitamina publicado en la revista Frontiers in Endocrinology, son:

  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Cansancio muscular y dolor en los huesos.
  • Ansiedad y depresión.
  • Confusión.

La ingesta diaria recomendada de vitamina D debe ser de menos de 4000 UI. No obstante, la probabilidad de intoxicarse por ingerir el componente a través de alimentos o luz solar es mínima.

Para llegar a intoxicarse con este componente el paciente debe tener un nivel por encima de 150 ng/ml (375 nmol/l) presente en la sangre.

 

Por suerte, casi todos los casos de toxicidad son reversibles, y pocos llegan a causar calcificación de las arterias o insuficiencia renal.

¿Quieres conocer más?: 4 vitaminas para reforzar tu sistema inmunitario

Síntomas de la intoxicación

Síntomas de intoxicación

En ocasiones, la toxicidad por vitamina D no presenta síntomas. Sin embargo, en casos moderados se presentan algunos de los siguientes padecimientos:

  • Hipercalcemia.
  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Ansiedad.
  • Debilidad.
  • Alteración de la conciencia.
  • Presión arterial elevada.
  • Insuficiencia renal.
  • Pérdida de la audición.

Visita este artículo: Aportes de las vitaminas en las dietas

Método para eliminar la toxicidad por vitamina D

Método para eliminar la toxicidad por vitamina D

  • En primer lugar, deberemos asistir al centro de salud, donde nos receten los análisis necesarios para detectar los niveles del componente en la sangre.
 
  • Eliminaremos los suplementos de vitamina D en caso de tener niveles anormalmente altos. Aún consumiendo 10 000 UI al día, el riesgo de toxicidad es bajo. No obstante, es mejor mantener la ingesta por debajo de los 4000. En el caso de los niños y los adultos mayores 700 UI al día serán suficientes.
  • Generalmente esa medicina les es recetada a personas que en cuyos lugares de residencia hay poca luz solar.
  • Evalúa tu ingesta de alimentos: el pescado, legumbres y la leche vitaminada pueden aportar entre 600 y 1000 UI por ración. Esto, sumado a la exposición al sol lograría cumplir la cuota que el organismo requiere.
  • También será necesario que reduzcas el consumo de suplementos o alimentos ricos en calcio.
  • Incrementa la ingesta de productos que contengan sodio, así como los líquidos.

Vigila los niveles de vitamina D

Cabe destacar que el exceso de vitamina D puede tardar meses e incluso años en manifestarse, por lo que se vuelve una enfermedad difícil de detectar. Hay que aprender a diferenciar sus síntomas de otras enfermedades y estar alertas ante cualquier cambio.

De todos modos no olvides que lo más frecuente resulta presentar un déficit de este nutriente, no una sobredosis. Por ello es beneficioso que consultes al médico para valorar los niveles de esta vitamina, que se pueden relacionar con la aparición de patologías a medio y a largo plazo.

 
  • Mondul AM., Weinstein SJ., Layne TM., Albanes D., Vitamin D and cancer risk and mortality: state of the science, gaps and challenges. Epidemiol Rev, 2017. 39 (1): 28-48.
  • Marcinowska Suchowierska E., Kupisz Urbanska M., Lukaszkiewicz J., Pludowski P., Jones G., Vitamin D toxicity a clinical perspective. Front Endocrinol, 2018.