Qué puede causar problemas sexuales

Laura Matos · 21 julio, 2018
Él no se mantiene erecto. Ella no consigue el orgasmo. Los problemas sexuales pueden afectar tanto a hombres como mujeres, pero, ¿cuáles son los causantes? Aprende a identificarlos, superarlos y disfrutar de una vida sexual sana.

El sexo es, sin duda, un aspecto importante en toda persona. En ocasiones, al igual que en cualquier otro ámbito de la vida y de las relaciones, en la sexualidad pueden encontrarse ciertas dificultades que impiden que la experiencia se viva de forma plena y positiva ¿Qué puede causar problemas sexuales?

La intimidad implica deseo, excitación, orgasmo y resolución. Cuando se altera alguna de estas fases de forma repetida estamos en presencia de una disfunción, la cual puede aparecer desde el comienzo del encuentro sexual de un individuo o en un determinado momento.

La insatisfacción que se derive del sexo viene determinada por un gran número de factores. Son ellos los que dan forma a las diferentes disfunciones conocidas que afectan la vida sexual de las personas.

La insatisfacción en las relaciones íntimas puede tener origen en aspectos psicológicos, físicos o ambos.

Problemas sexuales más frecuentes

problemas sexuales

Muchas personas sufren algún problema sexual que les impide disfrutar plenamente de la intimidad y existe un amplio bagaje de disfunciones, tanto en hombres como en mujeres. Entre los problemas sexuales masculinos más frecuentes se encuentran:

  • Disfunción eréctil: Imposibilidad para lograr o mantener la erección del pene hasta el final de la actividad sexual. Es también conocida como impotencia.
  • Eyaculación precoz: Incapacidad para controlar el reflejo eyaculatorio, produciéndose éste antes de lo que la persona desea.
  • Eyaculación tardía: Demora o ausencia de la expulsión del semen. O aparece retardada o es completamente inexistente.

Las mujeres también pueden presentar problemas para disfrutar de la sexualidad. Las causas más frecuentes de disfunción sexual en el caso femenino son:

  • Vaginismo: Dificultad para realizar el coito debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina.
  • Anorgasmia: Incapacidad para alcanzar el orgasmo aunque que exista deseo sexual y se reciba una estimulación y excitación adecuada.
  • Dispareunia o coitalgia: Es el coito doloroso o molesto antes, después o durante la unión sexual. Puede ir asociada a vaginismo.

Ambos géneros por igual pueden verse afectados también por la pérdida del deseo sexual. Su origen puede ser hormonal, nivel bajo de estrógenos, déficit de testosterona, estrés o problemas de pareja.

Puedes leer: ¿Mi pareja es eyaculador precoz?

Causas

problemas sexuales

Las dificultades en el ámbito sexual pueden ser consecuencia de aspectos de índole psicológico o físico. Estos pueden darse juntos o de forma independiente. Agrupamos algunas circunstancias que propician y predisponen al paciente a sufrir una disfunción:

  • Hormonas: El 50% de los problemas sexuales son producto de alteraciones hormonales, que pueden ser resueltos con tratamientos específicos. Tal es el caso de las enfermedades de la tiroides, de la hipófisis y la diabetes, entre otras.
  • Cultura: Algunas personas fueron educadas con esquemas y valores que califican a la sexualidad como degradante, enfermiza y perversa. En su etapa adulta no pueden deshacerse de esos conceptos y se ven imposibilitadas a disfrutar de los placeres del sexo.
  • Alteración sexual en la pareja: Si uno de los dos padece una alteración sexual, al cabo de un tiempo, el otro también experimentará problemas. La eyaculación precoz propicia que la mujer no encuentre deleite sexual y una ausencia de deseo sexual femenino afecta el apetito sexual del varón.
  • Drogadicción: Disminuye de manera categórica el rendimiento sexual. Las drogas mayores como la marihuana, la cocaína y el crack, alejan tanto de la realidad al individuo que su rendimiento sexual suele ser paupérrimo.
  • Medicamentos: Pueden provocar alteraciones en la erección, disminución en el apetito sexual y problemas eyaculatorios entre otros.
  • Problemas psicológicos: Cuadros depresivos, ansiedad, angustia, problemas de personalidad, reacciones de ajuste y neurosis tienden a acompañarse de importantes alteraciones en la esfera sexual.

ES muy importante: Higiene antes y después del sexo

¿Qué podemos hacer?

Los problemas sexuales interfieren en nuestra vida en general. Afectan a nuestra relación de pareja, autoestima, salud y calidad de vida. La buena noticia es que tienen solución.

La relajación es necesaria para el placer. Ante las disfunciones, debes observar cómo estás viviendo la experiencia sexual. Si anticipas que va a ser frustrante, te expondrás a activar tu mecanismo ansioso y puede que tus miedos sean confirmados. Reinterpreta la sexualidad de un modo positivo y sin exigencias.

Ahora que conoces qué puede causar problemas sexuales, en caso de sufrir alteraciones es necesario que acudas a un especialista y contemples un tratamiento que también integre los aspectos psicológicos y físicos.