¿Qué sabemos sobre las propiedades de las nueces?

21 junio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Además de ser muy beneficiosas para prevenir la osteoporosis, las nueces son ricas en antioxidantes y vitaminas que potencian nuestro desarrollo intelectual y nos ayudan a mantenernos alerta

Las nueces son uno de los frutos secos más conocidos actualmente. Los frutos secos en general son llamados así porque en su composición natural, es decir, sin manipulación humana tienen menos de un 50 % de agua.

Se trata de alimentos muy energéticos que son ricos en proteínas y también en oligoelementos. En concreto, las nueces también pueden aportan buenas cantidades de ácidos grasos omega 3.

Por otro lado, también contienen importantes cantidades de grasas, aunque solo el 9% es grasa saturada. El 14% es monoinsaturada y el 77% es poliinsaturada, de la cual, el 13% es de la familia omega 3. Es importante tener en cuenta que gracias a estas propiedades surge el estudiado efecto protector de las nueces frente a las enfermedades cardiovasculares.

A continuación desarrollamos esta característica, además de otras propiedades de las nueces y su incidencia en el organismo.

Nueces saludables

¿Las nueces tienen propiedades medicinales?

Se ha hablado sobre las propiedades medicinales de las nueces desde tiempos inmemorables. Antiguamente, de hecho se consideraba que comer nueces fomentaba la inteligencia por la similitud en la forma de su semilla con el cerebro humano. Por supuesto, se trataba de creencias populares sin ninguna evidencia científica que han ido pasando de generación en generación.

Sin embargo, en las últimas décadas se ha investigado sobre la verdadera incidencia de determinados alimentos en el organismo, incluyendo las nueces entre los mismos. Esto se debe a la creciente preocupación sobre mantener una buena alimentación para cuidar de la salud de las personas. Hay que recordar que la base para tener un cuerpo fuerte y enérgico se encuentra en mantener buenos hábitos de vida y alimenticios.

Las nueces, como mencionábamos anteriormente, son un producto que se caracteriza por sus buenas propiedades y que por lo tanto harán bien al organismo si se incluyen como ingrediente en una dieta saludable y equilibrada. Pero, ¿pueden incidir más directamente sobre la persona?

Principales beneficios de las nueces

Ser constante al mantener una dieta equilibrada, enriquecida además con 30 gramos de nueces y otros frutos secos, puede ayudar a reducir en un 30% el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Así es como lo demostraron en una investigación española que se publicó en The American Journal of Clinical Nutrition.

Tal como se explica en la investigación, las nueces son ricas en esteroles vegetales. Estos son compuestos naturales que pueden contribuir a reducir el colesterol al interferir con la absorción del colesterol. Del mismo modo, los experimentos de cultivo celular han demostrado que el enriquecimiento de LDL con ácido α-linolénico después de una dieta de nuez facilita la eliminación de LDL mediada por el receptor.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que en el estudio no se observó ningún efecto de las dietas enriquecidas con nueces en relación con el aumento de peso. Las estimaciones agrupadas del análisis confirman que los efectos beneficiosos sobre los lípidos en la sangre son independientes de los cambios en el peso corporal, y que las recomendaciones para incluir nueces en la dieta son factibles, y la persona no sufrirá aumentos de peso por ello.

En relación con la degeneración celular

Como se decía, las nueces aportan una gran cantidad de antioxidantes. Estos nutrientes ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas. Esto se debe al alto contenido en ácido alfa-linolénico (ALA) que presentan las nueves, un ácido graso omega-3 de origen vegetal.

De hecho, un estudio publicado en la revista Neurochemical Research explicaba que el extracto de nueces presenta efectos protectores contra el estrés oxidativo y la muerte celular que se producen en el cerebro de los pacientes de enfermedades neurodegenerativas.

Nueces

¿Cómo incluirlas en la dieta?

Es posible combinar las nueces con otros frutos secos, así como incluirlas en ensaladas, como aperitivo, o en diferentes postres. En todo caso, lo más recomendable es consumirlas sin sal y sin freír, naturales es como mejor inciden en el organismo.

En cuanto a la cantidad, es recomendable consumirlas con moderación. Habitualmente se recomienda comer cada día un pequeño puñado de nueces. Independientemente, lo mejor será siempre consultar con un especialista qué cantidad y cómo incluirla en una dieta personalizada. Cada persona tiene unas necesidades diferentes por lo que es mejor adaptarse a la situación de cada uno.

  • Ros, E. (2010). Health benefits of nut consumption. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu2070652
  • Gu, Y., & Scarmeas, N. (2011). Dietary Patterns in Alzheimers Disease and Cognitive Aging. Current Alzheimer Research. https://doi.org/10.2174/156720511796391836
  • Joseph, J., Cole, G., Head, E., & Ingram, D. (2009). Nutrition, Brain Aging, and Neurodegeneration. Journal of Neuroscience. https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.3520-09.2009
  • The American Journal of Clinical Nutrition, https://academic.oup.com/ajcn/article/108/1/174/5042152