¿Qué sabemos sobre las propiedades de las nueces?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 15 noviembre, 2018
Además de ser muy beneficiosas para prevenir la osteoporosis, las nueces son ricas en antioxidantes y vitaminas que potencian nuestro desarrollo intelectual y nos ayudan a mantenernos alerta

Las nueces son un tesoro de la naturaleza. Es su pequeño tamaño esconden una gran cantidad de nutrientes muy beneficiosos para nuestra salud. Vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales y mucha fibra son el secreto de este superalimento.

Descubre en este artículo todo sobre las nueces. Qué nos aportan, quién debería consumirlas y cómo podemos sacarles el máximo provecho. ¡Sigue leyendo!

Las nueces

Las nueces deberían estar presentes más a menudo en nuestra dieta diaria. Su consumo aporta una cantidad enorme de beneficios para nuestra salud.

Estos frutos secos contienen una gran cantidad de minerales y vitaminas muy útiles para mantenernos saludables y activos. Encontramos que también nos aportan una cantidad importante de antioxidantes, los cuales benefician a las células de nuestro organismo.

También se sabe que contienen proteínas, vitaminas del grupo B, vitamina A, aminoácidos como la lecitina y ácidos grasos omega-3. Al consumir nueces, que además son deliciosas, le estamos aportando una cantidad de beneficios a nuestro cuerpo.

Principales beneficios

Para la salud cardiovascular

Los ácidos grasos de las nueces nos aportan muchos beneficios al consumirlos. Nos ayudan, por ejemplo, a reducir el colesterol ‘malo’ que podemos tener en nuestra sangre.

Gracias a su contenido en ácidos grasos, ácido fólico y magnesio, las nueces no solo bajan el colesterol alto. También tienen grandes propiedades que favorecen la buena circulación de la sangre. Al mismo tiempo, aumentan la producción de glóbulos rojos.

Las nueces son saludables para nuestro cuerpo

Para la degeneración celular

Las nueces nos aportan una cantidad poderosa de antioxidantes. Estos nutrientes nos ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como son por ejemplo el párkinson y el alzhéimer.

Las nueces podrían ayudar alas personas propensas a estas enfermedades o las que ya la padecen. El consumo diario de nueces retrasaría los síntomas de estas enfermedades.

Además, con el consumo de estos frutos secos ricos en antioxidantes se podría minimizar su sintomatología. Esto sucede porque los componentes de las nueces ralentizan el envejecimiento de las células. Además, no las deja oxidar y no permite que se inflamen.

Nueces

Otros beneficios

Además, las nueces aportan muchos otros beneficios para la salud:

  • Favorecen el tránsito intestinal gracias a su contenido en fibra.
  • Aportan energía y vitalidad, ya que son una excelente fuente de proteína vegetal.
  • Mejoran la actividad cerebral y previenen los problemas de memoria y concentración.
  • Son saciantes y ricas en fibra, por lo que nos ayudan en dietas de adelgazamiento. Además, contribuyen a reducir la grasa que se acumula en la barriga. No obstante, deberemos consumirlas con moderación.
  • Previenen el envejecimiento prematuro.
  • Mejoran la salud y el aspecto de la piel, el cabello y las uñas.
  • Regulan los niveles altos de azúcar en sangre.
  • Mejoran la potencia sexual en los hombres.
  • Promueven un buen estado de ánimo y reducen el estrés.
  • Calman los dolores y las inflamaciones.
  • Previenen los problemas de déficit de calcio, como la caries y la osteoporosis.
  • Este estudio demuestra que el consumo regular de nueces puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de colon.

¿Quiénes deben consumir nueces?

El consumo habitual de nueces es muy beneficioso para todo el mundo. No obstante, se recomienda en especial para los siguientes grupos:

  • Niños y adolescentes, ya que favorece un buen crecimiento.
  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, gracias a su gran poder nutritivo.
  • Deportistas y personas sometidas a altos esfuerzos.
  • Personas mayores y mujeres durante la menopausia para prevenir déficits de calcio.
nueces

¿Con qué frecuencia las debemos comer?

Por todos estos motivos que hemos enumerado, debemos incluir las nueces en nuestro menú diario. Podemos combinarlas con otros frutos secos, los cuales elegiremos, a poder ser, sin sal y sin freír.

En cuanto a la cantidad, debemos consumirlas con moderación. Lo ideal es comer cada día la cantidad que cabe en nuestro puño. En especial, deberemos evitar excedernos si tenemos sobrepeso.

Las nueces son excelentes a media mañana o media tarde, así como de postre. Nos hacen sentirnos saciados con facilidad. Además, nos evitar picar otros alimentos menos saludables.

  • Ros, E. (2010). Health benefits of nut consumption. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu2070652
  • Gu, Y., & Scarmeas, N. (2011). Dietary Patterns in Alzheimers Disease and Cognitive Aging. Current Alzheimer Research. https://doi.org/10.2174/156720511796391836
  • Joseph, J., Cole, G., Head, E., & Ingram, D. (2009). Nutrition, Brain Aging, and Neurodegeneration. Journal of Neuroscience. https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.3520-09.2009