¿Qué saber sobre el Hibiscus?

Yamila Papa 1 septiembre, 2013
Entre los múltiples beneficios del hibisco encontramos que favorece la circulación sanguínea, dado que dilata las arterias. Podemos aprovechar sus propiedades consumiéndolo sus flores directamente en ensaladas o bien preparando una infusión

También conocido como Hibisco, es una planta que se desarrollan en climas tropicales y subtropicales. En realidad, es un género inmenso de herbáceas, todas con flores muy coloridas (rosa, amarillo, naranja, rojo, etc), cinco pétalos y una especie de “tubo” en el centro, donde se depositan las semillas. Se consume mayormente como infusión, recomendada para casos de hipertensión.

¿Qué saber sobre el Hibiscus? Usos

Puede ser cultivado por sus hermosas flores, para paisajismo o decoración de jardines y parques, además, una de las subespecies es utilizada para la elaboración de papel. La “rosa de Jamaica” es una verdura que también se emplea en té de hierbas y ensaladas. El “agua de Jamaica” es elaborada con los cálices de Hibiscus y en algunos países como Egipto se usan los pétalos para hacer las infusiones. Es conocida en la fitoterapia China como medicina ancestral.

¿Qué saber sobre el Hibiscus? Beneficios

Son varias las ventajas que ofrece el té de Hibisco en el organismo, ya que se trata de una fuente natural de nutrientes. Es especialmente recomendado para los que padecen problemas circulatorios o del corazón, porque casi no contiene sustancias excitantes, pudiendo ser bebido por cualquier persona. A diferencia de lo que se cree, el Hibiscus no genera adicción.

Reduce la hipertensión y la circulación sanguínea, gracias a sus componentes relajantes. Además, contiene grandes valores de ácidos ascórbicos y cítricos, ambos antioxidantes que protegen las células de los radicales libres y no permiten que se deterioren o envejezcan. Es interesante para los que practican deportes, porque sufren una mayor oxidación interna.

Por su parte, cuenta con flavonoides, regulando la presión y lo convierte a su vez en anticancerígeno y antimicrobiano, defendiendo al cuerpo de los ataques de bacterias y virus, elevando las defensas.

El hibiscus no es nocivo para la salud y no se han encontrado hasta el momento contraindicaciones por su consumo.

¿Cómo preparar té de hibiscus?

La infusión de hibisco se realiza con las flores de esta planta. Es muy refrescante y se le puede añadir miel, azúcar, canela o limón para un sabor único. Simplemente se deben colocar cuatro tazas de agua a calentar y apagar el fuego cuando rompe el hervor. Incorporar 8 flores frescas de Hibisco o bien dos cucharadas de pétalos secos. Añadir canela si se prefiere un té fuerte.

Dejar reposar por 20 minutos y colar. Colocar el zumo de un limón o miel para endulzar. Se puede beber tibio o bien añadir algunos hielos para una bebida ideal para el verano. Una de las infusiones más interesantes para nuestra salud.

Imagen cortesía de Marufish

Te puede gustar