¿Qué sabes de la candidiasis vulvovaginal?

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
3 julio, 2019
Diferentes circunstancias pueden favorecer el crecimiento excesivo de colonias de Candida Albicans dando lugar a una candidiasis vulvovaginal si afecta a esa zona.

La candidiasis vulvovaginal es una infección causada por especies de hongos del género Cándida. Entre las cuales Cándida albicans es el más común.

Este hongo se encuentra habitualmente, aunque en pequeñas cantidades, en diferentes zonas del cuerpo como la piel, boca, aparato gastrointestinal y vagina. No produce enfermedad cuando se mantienen en su número habitual.

Sin embargo, diferentes circunstancias pueden favorecer el crecimiento excesivo de colonias de Candida albicans dando lugar a una candidiasis vulvovaginal si afecta a esa zona.

Prevalencia de la candidiasis vulvovaginal

Candidiasis vulvovaginal
Se estima que un 75% de las mujeres tendrán candidiasis vaginal al menos una vez en su vida. Su falta de control puede llegar a afectar la calidad de vida.

Entre un 20 y un 50% de las mujeres tienen su vagina colonizada por Candida albicans, aunque esto no supone que haya infección. En condiciones normales no hay síntomas porque el PH ácido de la vagina, el sistema inmunitario y la presencia de una flora vaginal equilibrada impiden que el hongo se reproduzca en exceso.

Sin embargo, si llega a producirse una colonización excesiva de este hongo, puede haber un desequilibrio en la flora vaginal dando lugar a una candidiasis vulvovaginal.

La candidiasis vulvovaginal puede afectar al 75% de las mujeres alguna vez en la vida. Además, en el 5% de los casos se produce recurrencia, manifestándose cuatro o más veces al año. Esto afecta a la calidad de vida de la mujer.

Factores de riesgo de candidiasis vulvovaginal

Algunos de los factores de riesgo de sufrir candidiasis vulvovaginal son:

  • Diabetes mellitus con glucemia mal controlada.
  • Tratamiento reciente con antibióticos: los antibióticos desequilibran la flora ya que matan las bacterias, pero no los hongos.
  • Cambios hormonales.
  • Inmunosupresión por enfermedad o tratamiento.

Por otro lado es aconsejable no utilizar ropa muy ajustada, ni ropa de baño húmeda. También debes mantener una higiene con productos adecuados y que respeten el pH de la vagina.

También te puede interesar: Candidiasis genital: ¿Puede afectar mi vida sexual?

Síntomas

La candidiasis se manifiesta con síntomas como alteraciones en el flujo vaginal, irritación, sensación de picor y escozor o ardor. Estos signos pueden afectar tanto al interior como al exterior de la vagina.

En muchos casos también hay dolor durante la micción y molestias o dolor cuando se mantienen relaciones sexuales. No obstante, pueden aparecer otros síntomas como hinchazón y enrojecimiento vulvar, lesiones de rascado y presencia de flujo blanquecino grumoso y prácticamente sin olor.

¿Cómo diferenciar una candidiasis vulvovaginal de otras infecciones?

Candidiasis vulvovaginal
Los síntomas de la candidiasis vaginal pueden ser similares a los de otras infecciones de la zona íntima. No obstante, se puede diferenciar por la textura y olor del flujo vaginal.

Existen otras infecciones vaginales que son relativamente frecuentes en edad fértil. Se pueden diferenciar por la consistencia del flujo vaginal y su olor. Algunas de estas infecciones son:

Vaginosis bacteriana

Esta infección se produce por una alteración de la microbiota vaginal por bacterias como Gardnerella vaginalis, Prevotella y especies de Bacteroides.

La vaginosis bacteriana es frecuente en el embarazo así como en mujeres que usan dispositivos intrauterinos, duchas vaginales, el estrés o los cambios hormonales. El flujo en la vaginosis bacteriana presenta un fuerte olor a pescado y su consistencia es viscosas de color blanco o grisáceo.

Tricomoniasis

Esta infección es producida por la Trichomonas vaginalis, es una enfermedad de transmisión sexual. El flujo vaginal cuando se presenta esta infección es de olor inusual. La consistencia es espumosa, transparente, blanca, amarillenta o verdosa.

Lee también: Tricomoniasis vaginal: a qué problemas nos puede llevar

Tratamiento de la candidiasis vulvovaginal

El tratamiento de esta afección se puede afrontar de forma local por vía vaginal y por vía oral. El tratamiento por vía vaginal puede ser con clotrimazol al 2% en crema vaginal o con óvulos de clotrimazol de 100 y de 500mg.

Como coadyuvantes del tratamiento o para prevenir la candidiasis vulvovaginal se pueden emplear combinaciones específicas de probióticos. Se pueden emplear tanto por vía vaginal como por vía oral.

El tratamiento por via oral es con antifúngicos. Los más empleados son fluconazol e itraconazol. Estos fármacos pueden presentar efectos secundarios como náuseas, vómitos o diarrea. Además, pueden afectar a la función hepática.

Medidas de higiene y prevención

Algunas de las principales medidas de higiene y prevención para evitar la candidiasis vulvovaginal son:

  • Tomar probióticos cuando se toman antibióticos.
  • Mantener una higiene íntima adecuada: evita la humedad y seca bien la zona.
  • Limpiar el área genital y anal, siempre de delante hacia atrás.
  • Cambiar con frecuencia compresas y tampones. Es aconsejable evitar el uso de tampones si hay infección.
  • Usar ropa interior de algodón.

En caso de tratamiento por candidiasis vulvovaginal tomar medidas de protección en relaciones sexuales. Asimismo es aconsejable que se traten los dos miembros de la pareja.

  • McCarty, T. P., & Pappas, P. G. (2016). Invasive Candidiasis. Infectious Disease Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.idc.2015.10.013
  • Maurissen, W., Van Meensel, B., Verguts, J., Donders, G., & Lagrou, K. (2009). Vulvovaginal candidiasis. Tijdschrift Voor Geneeskunde. https://doi.org/10.2143/TVG.65.23.2000660
  • Eggimann, P., Bille, J., & Marchetti, O. (2011). Diagnosis of invasive candidiasis in the ICU. Annals of Intensive Care. https://doi.org/10.1186/2110-5820-1-37
  • Aubyn GB, Tagoe DNA. Prevalence of vaginal infections and associated lifestyles of students in the university of Cape Coast, Ghana. Asian Pac J Trop Dis. 2013;3(4):267–270. doi:10.1016/S2222-1808(13)60068-7
  • Bilardi J, Walker S, McNair R, et al. Women's Management of Recurrent Bacterial Vaginosis and Experiences of Clinical Care: A Qualitative Study. PLoS One. 2016;11(3):e0151794. Published 2016 Mar 24. doi:10.1371/journal.pone.0151794