¿Qué se hace en un preoperatorio?

Un preoperatorio permite reunir toda la información necesaria del estado de salud de un paciente antes de una intervención quirúrgica. Esto permite estimar los riesgos y tomar las medidas de seguridad necesarias.

El término preoperatorio se utiliza en el campo de la medicina para nombrar aquellos procedimientos que se llevan a cabo en las etapas previas a una operación quirúrgica. Tiene como objetivo reunir todo lo necesario para asegurar al máximo la seguridad del paciente antes y durante el proceso.

Esta intervención es de carácter obligatorio en la mayoría de las cirugías, especialmente las que requieren estancia hospitalaria postoperatoria. Incluyen una etapa de exploración física, un interrogatorio y las pruebas complementarias que se consideren pertinentes.

Con todo esto, el equipo médico busca reunir toda la información acerca del paciente para evaluar su estado de salud actual y los posibles riesgos. Además, estos le permiten determinar cuáles son los requisitos que se deben respetar para que la operación tenga mayor probabilidad de éxito.

¿Qué debe incluir un preoperatorio? ¿Cuáles son sus pautas? Estas dudas son comunes de quienes tendrán una cirugía. Para resolverlas en detalle, a continuación compartimos sus características y aspectos más relevantes.

Preoperatorio: lo que todos deben saber

Un análisis preoperatorio es aquel que reúne un conjunto de pruebas y evaluaciones que le permiten al médico cirujano y anestesiólogo conocer el estado de salud del paciente que será sometido a un procedimiento quirúrgico. Comprende desde el examen físico hasta pruebas de sangre y radiografías.

Su intención es estimar cómo será la reacción del individuo a la anestesia y las diversas presiones a las que es sometido su cuerpo en la intervención. Además, permite saber si hay algún factor de riesgo que pueda causar complicaciones durante el proceso.

¿Cómo inicia un preoperatorio?

Ir al médico

Estos análisis comienzan con una evaluación física del paciente, repasando su historia clínica. A veces la persona ya está internada en el hospital desde antes de la cirugía, por lo que muchos de los exámenes requeridos ya se han realizado con anterioridad.

Con el fin de evaluar los riesgos, el examen físico viene acompañado con un interrogatorio que busca contemplar los aspectos básicos del paciente. Estas preguntas permiten conocer si hay patologías existentes, consumo de medicamentos o algún hábito que pueda interferir. Lo que necesita saber el cirujano y anestesiólogo incluye:

  • Posibles alergias a medicamentos.
  • Tratamientos farmacológicos actuales.
  • Si el paciente fuma o tiene los pulmones dañados por el tabaco.
  • Si hay problemas como hipertensión arterial o azúcar alto.
  • Antecedentes de enfermedades graves.
  • Procedimientos quirúrgicos antiguos.

¿Qué pruebas se realizan en un preoperatorio?

Después de llevar a cabo el interrogatorio y la evaluación física del paciente, el médico puede determinar cuáles son las pruebas más pertinentes. Estas suelen  ser necesarias cuando se requiere información adicional o quedan dudas sobre la salud de la persona. Las pruebas habituales incluyen:

  • Placa de tórax. Para conocer si hay indicios de infección y comprobar que la tráquea está bien alineada.
  • Análisis de sangre completo.Con esta se determina si hay signos de infección, pues esto puede provocar complicaciones importantes.
  • Electrocardiograma. Necesaria para evaluar el estado de la salud cardiovascular del paciente antes de la cirugía.

Además de las pruebas citadas, el profesional puede considerar necesarios otros exámenes en función del estado de salud de cada paciente y del tipo de intervención que va a realizar. En muchos casos es necesario contar con la opinión de diferentes especialistas para obtener conclusiones.

Pautas que se deben seguir en un preoperatorio

Antes de llevar a cabo la cirugía, el médico debe dar una serie de recomendaciones para que la persona esté preparada física y psicológicamente. Por ello, cada preoperatorio implica una serie de pautas después de evaluarse el estado de salud y los riesgos.

Ayuno preoperatorio

The empty plate

El médico debe determinar cuánto tiempo debe permanecer el paciente sin ingerir alimentos antes de la cirugía. Esta medida ayuda a minimizar el contenido gástrico para evitar que se presenten complicaciones en el organismo derivadas de la anestesia.

Preparación psicológica

En todo preoperatorio es primordial la atención psicológica de la persona. El médico debe proporcionar toda la información relacionada con la intervención con el fin de resolver las dudas que pueden causar temores. Esto, a su vez, disminuye el estrés y la tensión muscular del paciente.

Entre otras cosas, es fundamental crear un ambiente de confianza médico-paciente. Además, la clínica u hospital debe contar con un entorno apacible, libre de ruidos o elementos que puedan afectar la tranquilidad.

Firma de consentimiento

Antes de todo procedimiento quirúrgico, la persona que será intervenida debe firmar un documento de consentimiento. Al hacerlo está aceptando que recibió toda la información necesaria y que es consciente de los posibles riesgos. Este documento se conoce como consentimiento informado.

Otras recomendaciones generales

Cuando la persona está tomando algún tipo de medicamento, el profesional recomienda suspender su consumo con varios días de anticipación. El día de la cirugía es necesario seguir unas pautas sencillas de un preoperatorio inmediato que incluye:

  • Tener a la mano el historial clínico y los informes de las pruebas
  • Tener información de medicación actual
  • Preparar nombres, direcciones y números de teléfono de familiares próximos
  • Rasurar el vello si la zona que será intervenida lo requiere
  • Tomar una ducha antes del procedimiento

En el momento previo a la operación, el médico revisa las constantes vitales básicas, como frecuencia cardíaca, temperatura corporal y frecuencia respiratoria. Tan pronto como finalice el proceso, es primordial avisar al paciente y familiares que todo ha salido bien.

Categorías: SaludTratamientos Etiquetas:
Te puede gustar