¿Qué significa que la piel me pica?

La comezón en la piel puede ser una respuesta del cuerpo ante el contacto con alérgenos. Sin embargo, a veces es la señal de alerta de algunas enfermedades e infecciones. Conoce sus causas.

No hay nada más desesperante que esa sensación de picazón en la piel. Aunque por lo general no alerta nada grave, su presencia es incómoda y puede conducir a irritaciones de mayor cuidado. ¿Qué significa que la piel me pica? hoy queremos repasar sus principales causas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que se requiere la revisión de un médico o dermatólogo, ya que son los únicos con las facultades para dar un diagnóstico preciso. El profesional puede evaluar cómo se da la comezón y, en base a esto, proporcionar un tratamiento.

La piel me pica: ¿a qué se debe?

En promedio, todas las personas tienen 2 metros cuadrados de piel, lo que la convierte en el órgano más extenso del cuerpo. Estas dimensiones hacen que esté expuesta de manera directa a muchos agentes del ambiente. Tal y como ocurre con otras partes del organismo, tiene sus mecanismos propios para defenderse de lo que considera una amenaza.

Entonces… ¿Por qué la piel me pica? Pues bien, esta manifestación, que se conoce en términos médicos como prurito, tiene causas subyacentes que pueden ser leves o de mayor cuidado. A menudo es el resultado de una alteración del pH natural; sin embargo, se puede dar por alergias, enfermedades e infecciones.

Descubre: Cómo proteger la piel en verano si tienes alergia al sol

la piel me pica

Causas principales del picor en la piel

Para ser más específicos y dar una respuesta de por qué la piel me pica, compartimos los principales factores asociados. En cada caso el picor puede venir acompañado con otros síntomas. Por eso, si el síntoma es persistente, se debe consultar a médico para determinar con precisión su causa.

  • Exceso se sequedad (deshidratación)
  • Dermatitis
  • Psoriasis
  • Rosácea
  • Sudoración excesiva
  • Falta de higiene
  • Reacciones alérgicas
  • Uso de productos químicos fuertes
  • Picaduras de insectos
  • Ácaros y otros microorganismos
  • Estrés, ansiedad y nervios
  • Efectos secundarios de medicamentos
  • Bajas temperaturas
  • Anemia por deficiencia de hierro
  • Problemas de tiroides
  • Intolerancias alimentarias
  • Trastornos nerviosos, como esclerosis múltiple, culebrilla y diabetes

Hay neuronas implicadas…

Varios estudios han indicado que existen neuronas en el cerebro con una tarea específica: indicar cuando algo está posado en nuestra piel y nos puede causar problemas. Un equipo de científicos de la Universidad de Washington (Estados Unidos) descubrió que hay células nerviosas dedicadas pura y exclusivamente a gestionar la sensación de picor.

La investigación desarrollada por un biólogo, un psiquiatra y un anestesiólogo fue publicada en la revista Science. Los estímulos que produce el picor son recogidos por las fibras nerviosas que se ubican en todo el cuerpo debajo de la piel. Estas envían una señal al cerebro a través de la médula espinal.

Allí es donde las neuronas nos hacen dar cuenta de que algo nos pica. Estas terminaciones también se encargan de avisarnos cuando sentimos dolor.

Quizá te interese: Sol y cáncer de piel, ¿qué relación hay?

¿Cuándo debo buscar ayuda médica?

Médico

Cuando la piel me pica no siempre es necesario solicitar ayuda médica. Si es por una reacción alérgica, en cuestión de horas se calmará, inclusive sin un tratamiento. Ahora bien, es mejor pedir una valoración profesional si:

  • Se desconoce la causa de la picazón.
  • El picor es severo y recurrente.
  • Junto a la comezón aparecen otros síntomas como irritación, sensación de calor, inflamaciones, etc.

Obtener un diagnóstico preciso puede ser clave para obtener un tratamiento exitoso. A veces, aunque la causa no es obvia, sus orígenes pueden ser afecciones graves y tratables.

Diagnosticando la causa del picor

Para hacer un diagnóstico de la causa del picor en la piel, el profesional encargado comienza por hacer una exploración física y una serie de preguntas sobre los síntomas. Luego, si lo considera necesario, puede sugerir pruebas complementarias como:

  • Análisis de sangre: puede indicar una condición subyacente.
  • Prueba de la función tiroidea: puede descartar problemas de tiroides.
  • Prueba cutánea: para determinar reacciones alérgicas.
  • Raspado o biopsia de la piel: puede determinar si hay una infección.

Una vez el médico determine la causa de la picazón, puede que recete algunos medicamentos. Si el origen es una enfermedad o infección, el tratamiento dependerá de la causa subyacente. La mayor parte de las veces se puede controlar con cremas y productos de uso tópico.