¿Qué síntomas da la falta de magnesio?

Aunque la falta de magnesio no se revela por medio de analíticas, en caso de carencia de este nutriente podemos experimentar calambres frecuentes, dolores de cabeza o hipertensión.

El magnesio es un mineral indispensable para la nutrición y la salud del cuerpo humano. Cumple varias funciones muy importantes en nuestro organismo. La falta de magnesio no se suele diagnosticar, ya que no aparece en los análisis de sangre.

En este artículo explicamos cuáles son los síntomas de la falta de magnesio, así como sus funciones, alimentos que lo contienen y suplementos que podemos ingerir.

Síntomas de la falta de magnesio

falta de magnesio

La falta de magnesio trae consigo algunas consecuencias, tales como:

  • Degeneración de los cartílagos y aparición de enfermedades como la artrosis y dolores articulares.
  • Molestias musculares como rampas, contracturas, hormigueos, entumecimiento, temblores.
  • Taquicardias, ritmos anormales del corazón y espasmos coronarios.
  • Hipertensión arterial.
  • Dolores de cabeza y de mandíbula por tensiones.
  • Vértigos.
  • Espasmos en los párpados, en el esófago, en el estómago o el intestino.
  • Hormigueo alrededor de la boca.
  • Fotofobia, dificultad para adaptarse a la luz, visión de lucecitas con los ojos cerrados.
  • Cansancio por la mañana al despertar, fatiga, debilidad.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Opresión en el pecho y dificultad para respirar profundamente.
  • Estreñimiento.
  • Calambres menstruales.
  • Dificultad para tragar o sensación de nudo en la garganta.
  • Hipersensibilidad al ruido.
  • Deseos de consumir sal y chocolate.
  • Alteraciones del sistema nervioso: insomnio, ansiedad, hiperactividad, inquietud, ataques de pánico, fobias.
  • Osteoporosis.
  • Caries.

Si tenemos por lo menos dos de estos síntomas es necesario que tomemos algún suplemento de magnesio y notaremos la mejoría.

Leer también: Magnesio, regulación y funciones

Efectos positivos del magnesio

Su déficit es negativo, pero un balance normal de este mineral nos aporta muchos efectos positivos, tales como:

  • Relaja y flexibiliza la musculatura: el magnesio es imprescindible para los deportistas.
  • Refuerza el músculo cardíaco.
  • Equilibra el sistema nervioso: fundamental en casos de estrés, depresión y ansiedad.
  • Ayuda a tener un mejor descanso en las noches.
  • Contribuye a la creación de colágeno, fundamental para el esqueleto, los tendones y los cartílagos.
  • Frena la inflamación prostática.
  • Alivia los dolores.
  • Ayuda a absorber y fijar el calcio, por lo que en casos de osteoporosis y caries convendrá tomar magnesio, especialmente si ya estamos tomando suplementos de calcio, para que éstos estén equilibrados. Un exceso y abuso sólo de calcio puede ser nocivo para la salud.
  • Alcaliniza el organismo: un cuerpo desequilibrado está siempre ácido, debido a los malos hábitos, mala alimentación, contaminación, estrés, etc. El magnesio ayuda a reequilibrar el pH.
  • Aumenta la secreción de insulina, facilitando el metabolismo del azúcar.
  • Ayuda a controlar casos de asma y bronquitis.
  • Reduce los ataques epilépticos.

deportista ponte1112

Fuentes naturales de magnesio

Existe una gran variedad de alimentos que contienen este mineral y nos ayudarán a suplir su déficit. Tales como:

  • Cacao: El chocolate negro puro tiene casi 500 miligramos de magnesio en cien gramos.
  • Vegetales de hoja verde oscura: acelga, lechuga, espinaca, perejil.
  • Frutas: Plátano, albaricoque, aguacate, melocotón, ciruela, manzana.
  • Frutos secos: Almendras, anacardos, avellanas, nueces.
  • Legumbres: Guisantes, lentejas.
  • Semillas.
  • Cereal: Arroz integral, mijo, avena.
  • Patata.
  • Calabaza.
  • Pescado.
  • Alfalfa germinada.
  • Diente de león.
  • Germen de trigo.
  • Levadura de cerveza.

Podemos preparar licuados o batidos con hojas verdes; manzana, plátano y alfalfa germinada, y endulzarlos con un poco de miel. Si tomamos estas bebidas diariamente en poco tiempo notaremos un cambio general de bienestar.

Suplementos de magnesio

Debido a la mala calidad de la tierra, hoy en día los alimentos no contienen tantos minerales como en las épocas de antaño. Si tenemos síntomas que evidencien la falta de magnesio en nuestro organismo, lo que se recomienda es tomar también algún suplemento natural.

  • Cloruro de magnesio: evitar éste si se sufre acidez. Si te disgusta mucho su sabor amargo lo puedes tomar en cápsulas.
  • Citrato de magnesio: si se suelen tener molestias gastrointestinales o no se toleran bien los otros suplementos de magnesio, éste es el más adecuado. Tiene una gran biodisponibilidad, es decir, que el cuerpo lo absorbe correctamente.
  • Carbonato de magnesio: tiene un alto poder alcalinizante.

Te puede interesar: El magnesio, un mineral completo

Tomaremos 300 mg de magnesio cada día, vía oral, repartidos en tres tomas, para que el cuerpo las pueda absorber correctamente.

  • Si queremos conseguir efectos inmediatos de relajación y a la vez revitalizar nuestro cuerpo, podemos preparar baños con sulfato de magnesio, conocido también como Sal de Epsom. Estos baños pueden causar un gran alivio en casos de artrosis, osteoporosis, reuma y dolores articulares en general. Pondremos 100 gramos en el agua caliente de la bañera y haremos un baño de unos treinta minutos. Lo repetiremos durante nueve días seguidos y después los espaciaremos a un baño por semana.

Antes de tomar cualquier suplemento recomendamos consultar con su médico o naturópata, especialmente si sufre alguna enfermedad o está tomando medicación.

  • Lovessio, C. (2001). Metabolismo del magnesio.
  • Cakmak, I., & Yazici, A. (2010). Magnesio: El elemento olvidado en la producción de cultivos. Informaciones Agronómicas-IPNI.