¿Qué son los cuidados paliativos y cuál es su importancia?

12 agosto, 2018
Muchas personas que reciben el diagnóstico de una enfermedad crónica necesitan cuidados paliativos. Hoy veremos en qué consisten y cómo pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los cuidados paliativos hacen referencia a una rama de la medicina que se encarga de prevenir y aliviar el sufrimiento de las personas que han sido diagnosticadas con una enfermedad grave. De esta manera, se les ayuda a tener una mejor calidad de vida.

Existen determinadas enfermedades que son crónicas. Esto quiere decir que la persona que recibe este tipo de diagnóstico va a tener que convivir con esa afección toda su vida. En algunos casos, incluso, la enfermedad puede ir empeorando pudiendo calificarse así como degenerativa.

Algunas enfermedades que necesitan siempre recurrir a los cuidados paliativos son algunos tipos de cáncer, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Hungtinton, entre muchas otras.

En los casos de cáncer, sobre todo si su estado es avanzado, los cuidados paliativos pueden ayudar a prolongar la vida del paciente aliviando los efectos secundarios que el tratamiento con quimioterapia pueda tener.

En otro tipo de enfermedades, como las crónicas, lo que se busca es mejorar la calidad de vida. Esto es necesario si un paciente ha sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer o con una insuficiencia renal crónica, por ejemplo.

¿Cómo mejoran la calidad de vida los cuidados paliativos?

Cuidados paliativos

Como bien hemos mencionado, los cuidados paliativos ayudan a mejorar la calidad de vida aliviando el sufrimiento que algunas enfermedades pueden provocar. A continuación, vamos a ver de qué manera los cuidados paliativos logran este objetivo:

  • Ayudan a lidiar con el dolor: el dolor a veces puede ser insoportable y puede generar impotencia el hecho de no poder hacer nada para eliminarlo. Los cuidados paliativos ayudan a los pacientes a hacerle frente a este dolor de una manera eficaz que evite que este repercuta negativamente en su vida diaria.
  • Tratan la depresión: el dolor sumado a la impotencia de no poder deshacerse de una enfermedad crónica puede hacer que una persona caiga en depresión. Esto puede provocar que algunos pacientes se aíslen o empiecen a tener ideas suicidas debido a la incapacidad para sobrellevar su enfermedad.
  • Permiten manejar la ansiedad con eficacia: junto con la depresión, la ansiedad afecta a muchas personas que tienen un diagnóstico grave o crónico. En ocasiones, incluso puede derivar en ataques de pánico generando somatización de emociones o trastornos del sueño.
  • Previenen el delirium: el delirium es un estado de confusión que provoca alteración de la conciencia, pensamiento desorganizado e incongruencia. Esto puede desorientar a al paciente y hacer que pierda la noción de realidad. Los cuidados paliativos lidian eficazmente con esto.
  • Solucionan problemas con la alimentación: los pacientes con enfermedades crónicas pueden presentar problemas con la alimentación, por ejemplo, anorexia y bulimia. Los cuidados paliativos ayudan a combatir este tipo de trastornos cuando surgen en estas situaciones en particular.
  • Mejoran las relaciones sociales: los pacientes con una enfermedad crónica pueden aislarse de los demás debido a que creen que son una carga. Esto puede afectar a su relaciones interpersonales. Los cuidados paliativos se centrarán en las relaciones con la familia y con las amistades próximas, pero intentarán también mejorar la relación con uno mismo.

Los cuidados paliativos los pueden brindar los médicos, psicólogos, nutricionistas o trabajadores sociales. En algunos casos, incluso personas que están involucradas en la religión como los sacerdotes.

Quizá te interese: Signos para detectar la anorexia y la bulimia

La importancia de la familia

Paciente en cuidados paliativos con su familia

Son varios los aspectos que abordan los cuidados paliativos para poder mejorar la calidad de vida de los pacientes. Pero, hay algo fundamental que este tipo de cuidados, por sí solos, son incapaces de lograr: el apoyo de la familia.

Las relaciones personales son un aspecto fundamental para los seres humanos. Cultivar relaciones sanas es indispensable para sentirnos bien. Sin embargo, la familia es nuestro gran pilar. Por eso, esta debe involucrarse cuando un paciente se encuentra en cuidados paliativos.

Además, todos los beneficios que ofrecen los cuidados paliativos también están destinados a las personas más cercanas al paciente. Así, en el caso de que este haya sido diagnosticado con un cáncer terminal y fallezca, la familia sabrá lidiar mejor con esa pérdida.

Descubre: ¿Cuáles son las fases del Alzheimer?

Tenemos que tener en cuenta que aunque la prioridad de los cuidados paliativos es aliviar el sufrimiento del paciente, las personas que están a su alrededor también sienten dolor y mucha impotencia por no poder hacer nada. Este tipo de cuidados tiene muy en cuenta esto.

De esta manera, en los casos en los que un paciente fallezca, la familia podrá iniciar un proceso de duelo de manera sana que les permitirá pasar por todas sus etapas hasta llegar a la aceptación y poder continuar con su vida.

Te puede gustar